¿Agua, té o jugo? Aprende qué beber según tu necesidad

Leche de chocolate después del ejercicio o yogurt para calmar el picor de algunas comidas y té verde para adelgazar… Mira lo que puedes tomar en diferentes situaciones para sentirte mejor o lograr objetivos.

Emol
Do. 07 de octubre de 2012, 07:00
Más Ménos
El Mercurio.

El Mercurio.


Desde la más tierna infancia recibimos información sobre ciertos tecitos, agüitas o simples brebajes que se han traspasado de generación a generación, para combatir dolores estomacales, insomnio y otros malestares.


Pero, ¿sabías, por ejemplo, que para atacar el mal aliento -si no tienes cepillo de dientes a mano- como forma de emergencia puedes tomar mucha agua; o que si tienes aftas o quemaduras en la boca, puedes hacer gárgaras o tomar un poquito de leche de coco?


La nutricionista Nicole McDermott decidió hacer una lista de las bebidas que hay, útiles para diferentes situaciones y la publicó en el sitio especializado en salud, fitness y bienestar, Greatist.com.


Aquí te presentamos algunos de sus datos que pueden ser de gran utilidad:

-Para el dolor de estómago: Nada mejor que la ginger ale, que, como indica McDermott, disminuye las náuseas.

-Para resfríos: La mezcla de té de limón, miel y whisky parece ser la ideal para descongestionar. Al contrario, la nutricionista recomienda no tomar líquidos lácteos durante el resfrío, ya que en algunas personas empeora la congestión.

-Para la tos: No hay nada mejor que la miel, según McDermott. No solo es rica, sino que recubre la garganta, ayudando a aliviar el malestar del carraspeo que produce la tos. Asimismo, la experta recomienda beber mucho líquido para ayudar a despejar la garganta y facilitar la salida de las flemas.

-Para el estreñimiento: El aloe es la solución. Actualmente no es difícil conseguir bebidas con aloe o este mismo producto en polvo, que luego se diluye en agua. Los beneficios de esta planta es que produce un efecto laxante y además, hidrata.

-Para dormir: Ya es un clásico para el insomnio el clásico tazón de leche caliente, que por su parte, la nutricionista también aconseja, pero además agrega la manzanilla y el jugo de guinda como ayudantes para alcanzar a Morfeo.


En el último caso, el jugo de guinda aumenta los niveles de melatonina, que mejora y alarga la calidad del sueño.

-Para la buena digestión: Simplemente, toma agua o té de hierbas. Al contrario de lo que mucha gente cree, beber agua mientras y después de que se come ayuda a la digestión, según McDermott. De igual forma, el té de hierbas, sobre todo de menta, es un aliado después de la comida. Y si le agregas canela, mucho mejor.

-Para la comida picante: Leche o yogurt. Como explica la nutricionista, la grasa y las proteínas de estos productos ayudan a aliviar el ardor en la boca de la comida picante. Aquellos productos lácteos que no contengan grasa, como los descremados, no tienen el mismo efecto.

-Para la caña
: Agua, jugo de naranja o un batido de plátano y espinaca. El agua es básica en casi todos los casos, sobre todo en éste. Pero además, McDermott recomienda tomar un batido de plátano y espinaca para recuperar potasio y elevar los electrolitos perdidos en la juerga.


Si esto te parece algo asqueroso, prueba con un jugo de naranja que, al menos, te devolverá algo del azúcar que necesita tu cuerpo para sentirse mejor.

-Para los problemas de gases: La nutricionista aconseja beber agua con una pizca de bicarbonato de sodio, junto con evitar tomar cualquier líquido con bombilla.

-Para trabajar los músculos: Leche. Ésta contiene las proteínas y caseína, con los aminoácidos esenciales para trabajar la musculatura, explica.

-Para perder peso: Té verde o jugo de pomelo. McDermott dice que con cuatro tazas al día del primero, se pueden bajar kilos, ya que ayuda a mejorar el metabolismo. En el caso del jugo de pomelo, si bien tiene beneficios al beberlo, si además usas la fruta para acompañar tus comidas -ingiriendo la mitad como postre, por ejemplo-, incrementa su ayuda.

-Para recuperarse tras el ejercicio:
Agua, bebidas deportivas y… ¡leche de chocolate! Tal como lo indica la experta, es importantísimo beber líquidos después de ejercitarse, para así recuperar la pérdida de agua al momento de ejercitarnos. Pero además, recomienda la leche de chocolate como bebida que nos ayudará a sentirnos mejor.


De hecho, antiguos estudios ya han señalado que esta rica bebida es útil después de un esfuerzo físico, ya que contiene calcio, hidratos de carbono, proteínas y energía para reponer el cuerpo.