Conoce la “joyería verde” que acerca la naturaleza a las personas

Se trata de anillos y colgantes que fueron creados por un diseñador islandés para que los usen especialmente quienes viven en zonas urbanas.

Emol
Do. 14 de octubre de 2012, 07:00
Más Ménos

Lo ecológico está de moda, de eso no hay duda. Continuamente están saliendo al mercado nuevos productos amigables con la naturaleza como pañales, aparatos que ahorran energía, las conocidas bolsas reutilizables y hasta artículos de belleza. Sin embargo, un diseñador islandés fue más allá y creó una línea de joyas ecológicas.

Seguramente te imaginarás que los accesorios de Hafsteinn Juliusson son elaborados con materiales reciclados, pero no es así. Las piezas están hechas a mano y son de plata, pero lo que las hace estar en la categoría de "verde" es que en lugar de estar adornados con una piedra preciosa o al menos de fantasía, están cubiertas con una capa de musgo de Islandia.

"Growing jewerly es una redefinición de los valores modernos. Es un choque entre la joyería y la jardinería, la alta costura y el organismo. La colección está diseñada para personas que viven en ciudades y es un experimento para atraer la naturaleza hacia el hombre", describe Juliusson en su página web.

La línea está compuesta por anillos y colgantes que tienen la forma de pequeños maceteros, dentro de los cuales crece el musgo que, como es natural, es necesario cuidarlo. Se recomienda regarlo con agua en spray sólo una vez cada cinco semanas, teniendo precaución de no mojarlo demasiado. Asimismo, es importante podarlo y guardar la joya en el refrigerador cuando no se utilice.

"El musgo puede permanecer verde por entre ocho y 12 meses", dice Juliusson, pero advierte que su duración no está garantizada.

Las joyas se venden en empaques de cartón y madera, también amigables con el medio ambiente. Eso sí, no son precisamente baratas: el valor de los anillos es de 150 euros (unos 92 mil pesos) y el de los colgantes alcanza los 180 euros (alrededor de 110 mil pesos).

También es posible adquirir anillos para más de un dedo a la vez (hay uno para dos y otro para cuatro dedos), pero esos modelos deben solicitarse de forma especial. Todas las ventas se hacen por internet.

Diseños poco convencionales

Hafsteinn Juliusson fundó su compañía HAF en 2011, en Reykjavík (Islandia). El diseñador industrial y de interiores la ideó como una empresa que fabrica y distribuye productos de diseño alternativos, que agraden a un amplio espectro de personas.

En ellos le gusta involucrar a la sociedad, a la ecología -como la "joyería verde"- y tratar de evitar la producción masiva.

Además de los anillos y colgantes con musgo, Juliusson también ha creado otros productos que para muchos pueden parecer un tanto insólitos. Están, por ejemplo, las "Slim Chips", un snack que no hace engordar. Lo inusual de ellas es que el ingrediente principal con el que están elaboradas es papel comestible. "Es como comer aire con sabor", dice el diseñador en su sitio web. Están disponibles en menta, arándano, queso cheddar y wasabi.

Otro de los productos creados por el islandés es el "Napbook", que básicamente es un bolso que sirve para transportar un computador portátil, pero con el valor agregado de que además es un cómodo cojín. "Ya sea en una aburrida reunión de negocios o en una clase interminable, el Napbook es muy útil para descansar", lo promociona Juliusson.

Por último, el diseñador también ofrece en su página la "Wheel of nutrition" o "Rueda de la nutrición", un proyecto cuyo objetivo es promover hábitos de alimentación saludables y nutritivos. En términos prácticos se trata de un plato hecho de cerámica y pintado en forma de gráfico circular (también conocido como "torta"), con cinco colores: verde, que representa los vegetales; naranja, los granos; rojo, las carnes, amarillo, la leche y los productos lácteos, y azul, el azúcar y las grasas.

El producto está disponible en tres versiones: la "diet", en el cual el espacio verde ocupa más de la mitad del plato; la "extra ordinary", en el que los vegetales y granos son los alimentos predominantes; y la "supersize", en el cual la mitad del espacio lo ocupan las carnes, ¼ el azúcar y las grasas, y el resto se divide entre los otros tipos de alimentos.