Primer juicio por prótesis mamarias defectuosas PIP en Alemania

Se pide que el cirujano, el Estado alemán y otras entidades responsables paguen hasta $24 millones. Se estima que unas 500 mil mujeres en el mundo han utilizado esta marca al operarse.

AFP
Mi. 14 de noviembre de 2012, 09:06
Más Ménos
AFP

AFP

KARLSRUHE. - El primer juicio por prótesis mamarias defectuosas PIP en Alemania se inició este martes en Karlsruhe (suroeste).

Un conocido cirujano de la ciudad había asegurado en 2007 a la denunciante, una alemana de 40 años, que se trataba de las mejores prótesis de ese tipo del mercado.

La mujer, que pagó unos 5.800 euros ($3 millones 500 mil) por la operación, se querella contra el cirujano, el asegurador del grupo PIP, el organismo de certificación alemán que había autorizado estas prótesis y el Estado alemán, por considerar que no cumplió adecuadamente con su misión de protección de la salud pública.

La denunciante reclama hasta 30.000 euros ($18 millones 400 mil) de daños y perjuicios, así como que se hagan cargo de sus gastos médicos para sustituirle las prótesis defectuosas (unos 6.000 euros -$3 millones 600 mil-) y de las posibles secuelas. El fallo se dará a conocer el 30 de noviembre.

Alemania había recomendado en enero pasado la retirada de las prótesis mamarias defectuosas de la empresa francesa PIP, que portarían entre 400.000 y 500.000 mujeres en todo el mundo.

Según el Instituto Federal de Productos Médicos (BfArM) de Alemania , 5.224 mujeres se pusieron en Alemania un implante de Poly Implant Prothèse (PIP), empresa que en 2010 quebró ante reiteradas denuncias de rupturas de sus prótesis.

Las prótesis eran fabricadas en Francia, pero 84% de ellas eran exportadas, muchas de ellas a América Latina. Por ejemplo, según datos oficiales, unas 33.000 mujeres son portadoras de los implantes en Venezuela, donde se realizan unas 40.000 mamoplastias de aumento al año.

En Brasil, se estima que cerca de 20.000 mujeres usan esos dos implantes. En Argentina, varios abogados consultados por la AFP en enero pasado, estimaron que son entre 13.000 y 15.000, teniendo en cuenta el total de prótesis importadas que registra la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).