Conoce cómo proteger tu cabello del sol durante el verano

Los rayos UV maltratan el pelo durante la temporada estival, y aquí te mostramos cómo puedes evitarlo y solucionarlo. Además, aprende a reconocer las señales de daño.

Por M. Francisca Prieto, Emol
Ma. 15 de enero de 2013, 08:00
Más Ménos


Cuando la radiación ultravioleta comienza a aumentar, la recomendación más común es empezar a aplicarse bloqueador para evitar daños en la piel. Sin embargo, por lo general el cabello queda en el olvido, a pesar de que los rayos solares también lo afectan enormemente durante la temporada estival.

¿Qué le ocurre exactamente? Helena Sliachticas, gerenta de educación de Wella Professionals, explica que internamente el pelo está compuesto por una proteína denominada queratina, la cual es la que resulta dañada cuando hay demasiada exposición a los rayos UV.

"La queratina es la que le da la resistencia y la fuerza al cabello, y si ella llega a dañarse, el cabello podría verse sensibilizado", sostiene.

Helena Sliachticas aclara, eso sí, que el maltrato que sufre el pelo durante el verano no sólo se debe al sol, sino que también hay que tomar en cuenta la sal del mar y el cloro de las piscinas. "Todos esos factores juntos hacen que el cabello se vaya desgastando", afirma.

Para saber si estás en ese caso, hay algunas señales a las que debes prestar atención. "El daño empieza en las cutículas, que es la parte externa del cabello. Ellas se van abriendo y el pelo se ve con falta de brillo, se siente más áspero porque está poroso y esto puede hacer que se dañe aún más", dice la especialista.

Otro signo de maltrato es que el cabello, sobre todo el largo, tiende a enredarse más y en los intentos por deshacer los nudos, es posible que se provoque más daño, porque el pelo se vuelve quebradizo y se corta con mayor facilidad.

Sin embargo, debes saber que es posible evitar que el cabello llegue a este estado. Lo más sencillo es protegerlo del sol y preferir los lugares a la sombra. Pero, claro, en pleno verano esto puede resultar difícil, por lo que otra alternativa es optar por los sombreros para resguardarlo en los momentos en que los rayos solares son más intensos, como recomienda Vanessa Souza, make up artist de Oriflame.

Otros consejos son:

- Enjuagarse el pelo con abundante agua fría tras bañarse en el mar o en la piscina, para eliminar los restos de arena, sal o cloro que tanto lo afectan.

- Evitar realizarse tratamientos de tintura justo antes de las vacaciones, para no “estresar” demasiado las cutículas. Además, producto del sol, los colores pueden cambiar, sobre todo en los cabellos rubios y rojos, que pueden decolorarse y quedar con toques amarillentos o verdosos.

- No amarrarse el pelo ni peinarlo con trenzas o moños, utilizando elásticos o pinzas que lo mantengan demasiado apretado cuando está mojado o húmedo, ya que esto le causa más daño.

Productos con filtro UV

Además de aplicar todas las medidas anteriores, también puedes considerar recurrir a productos específicos para el cabello que contienen filtro UV. La marca Sebastian, por ejemplo, dispone de Potion 9 Lite, un spray portable que además de ayudar a desenredar el pelo, lo protege de los rayos solares.

"Se puede llevar en la cartera, aplicarlo en la playa y volver a usarlo después de bañarse. Es de textura muy ligera, acondicionante y además ayuda a estilizar el cabello", explica Helena Sliachticas.

Kérastase, en tanto, cuenta con Huile Lactée, un spray de textura bi-fásica, ideal para el pelo poroso y con frizz, expuesto al sol. Este producto hidrata y hace al cabello más manejable, además de reducir el impacto de las agresiones solares.


La oferta de Redken se denomina "Color Extend Sun Solar Screen", un producto también en formato spray que protege el pelo y el cuero cabelludo de los rayos UVA y UVB. Puede ser utilizado en cabellos naturales o tratados.

Si prefieres las alternativas más naturales, Naturaleza y Vida cuenta con un acondicionador hidratante sin enjuague de aloe vera, que viene en formato spray. Este producto es parte de la línea Sensitive y, como explica Maricel Ferrer, gerente comercial de la marca en Chile, sus ingredientes provienen de cultivos orgánicos, es hipoalergénico, y no contiene siliconas, colorantes, parabenos ni aceites minerales.

"Tú te lo pones después de que sales de la ducha (…) Ayuda a desenredar, hidrata porque tiene aloe vera, y tiene filtro UVA y UVB", explica Ferrer, quien agrega que para el uso diario lo ideal es aplicarlo de medios a largos, pero en caso de que se vaya a estar mucho tiempo al sol, no hay problema en echarlo en todo el cabello.

Este acondicionador sin enjuague está indicado para todo tipo de pelo, pero Maricel Ferrer destaca que como contiene aloe vera que funciona como hidratante, puede dejar un poco "pesados" los cabellos más grasos.

Y en caso de que el daño ya haya comenzado a notarse, lo ideal es que recurras a shampoo y mascarillas que revitalicen el pelo. En este sentido, Vanessa Souza recomienda la línea Nature Secrets de Oriflame, la cual está elaborada con trigo y coco que hidratan el pelo desde la raíz hasta la punta.

Por su parte, Lush dispone de Rehab, un shampoo que ayuda a rehabilitar, fortalecer y desintoxicar el cabello maltratado. Su fórmula contiene aceite de oliva y de jojoba, y almendras, que devuelven al pelo la vitalidad y flexibilidad que ha perdido.

La otra alternativa que tiene esta marca es  H'Suan Wen Hua, una mascarilla de masaje compuesta por berros, huevos de campo frescos, y pasta de bananas y palta. La recomendación es aplicarla sobre el cabello, dejarla actuar por 20 minutos y luego enjuagarla. Con esto el pelo quedará totalmente humectado.

Y si estás más apurada o no tienes la paciencia para esperar tanto tiempo, puedes probar con la máscara hidratante intensa de Moroccanoil. Este tratamiento revitalizante tiene una fórmula rica en aceite de argán, el cual hidrata y acondiciona profundamente, a la vez que mejora la textura, elasticidad, brillo y docilidad del cabello. Debes aplicarlo después de lavarte le pelo y cuando éste todavía está húmedo, y esparcirlo de manera uniforme con la ayuda de una peineta. Lo dejas actuar por entre cinco y siete minutos, y luego lo enjuagas.