Tratamientos de baja complejidad frente a la infertilidad

Por Ricardo Pommer
Lu. 28 de enero de 2013, 12:05
Más Ménos

En promedio el 80% de las parejas que tienen algún problema de fertilidad, logra embarazarse con un tratamiento de baja complejidad, como la estimulación de la ovulación y la Inseminación Intra uterina (IIU), asi como la corrección de adherencias pélvicas o fulguración de Endometriosis mediante una Laparoscopía. La gran ventaja de estos procedimientos es que son menos invasivos, requieren menos apoyo tecnológico y son más fáciles de realizar.

Son técnicas para fertilidad que se aplican en casos de parejas con problemas corregibles - leves, en las que con una intervención mínimamente invasiva, se logra restablecer los procesos reproductivos normales o aumentar las probabilidades de lograr un embarazo.

La etimulación ovárica se utilizan en mujeres que no ovulan espontáneamente, en hombres con alteraciones espermáticas leves y en casos de infertilidad de causa desconocida. También en casos de parejas, en las que se usa semen de donante por esterilidad masculina.

El objetivo, es lograr que se produzca la ovulación, ya que sin ésta, no es posible que exista fecundación. Una vez que se ha logrado inducir la ovulación por medio de fármacos específicos , se coordina el momento de máxima fertilidad para realizar una IIU y/o programar la vida sexual, así se utiliza la ventana fértil permitiendo la opción de embarazo.

Lograr un embarazo requiere de mucha fuerza emocional, ya que se requieren entre 1 a 6 intentos en general cuando hay un buen diagnóstico de la pareja, la que previamente tiene un estudio que comprende exámenes hormonales en el día 3 de ciclo en la mujer, junto a una ecografía transvaginal más una histerosalpingografía (radiografía que evalua permeabilidad de las trompas), y en el hombre, un espermiograma con morfología estricta de los espermatozoides.

De requerir una Inseminación, por factor masculino o por edad da la paciente o por anovulación crónica, ésta se realiza dentro de la ventana fértil mediante un fino catéter fino de plástico, que permite dejar el semen previamente procesado lo más próximo a la desembocadura de las Trompas de Falopio.

En casos de esterilidad masculina se induce ovulación y se efectúa una IIU con semen donado en el momento adecuado.

Generalmente los resultados positivos se obtienen dentro de los 6 primeros meses de tratamiento para este tipo de diagnóstico. Si no es así, se deben buscar otras alternativas, conversadas con el médico especialista en infertilidad como la Fertilización In Vitro.

Dr. Ricardo Pommer, miembro de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología (SOCHOG).