Ahora, descubre la mujer que te encanta según tu carta astral

Ahora les toca a ellos conocer lo que el planeta Venus marca en su estudio.

Por Francisca Vargas V.
Do. 10 de febrero de 2013, 08:02
Más Ménos

Así como hace un tiempo vimos que la ubicación de Marte en la carta de una mujer determina el tipo de hombre que a ella le atrae, ocurre algo parecido con Venus en la carta de un hombre.

"Este planeta describe el cómo podría ser la mujer de sus sueños eróticos y de sus deseos, aquella que le hará sentir que vale la pena vivir, pero ocurre que los deseos de los hombres no siempre coinciden con sus necesidades de seguridad emocional”, explica la astróloga Marcela Vadell (estudioastroyoga@gmail.com).

Es que para ellos -continúa- el asunto requiere de otra interpretación, ya que su "ideal" está relacionado también con la ubicación de su Luna en su carta natal, que en caso de estar en conflicto con su particular diosa del amor, marcará una fuerte tendencia a generar los clásicos triángulos amorosos. Esos que motivan gran cantidad de melodramas de la pantalla chica.

Es que cuando ellos eligen a una esposa más parecida a su mamá, que les da seguridad, -advierte Vadell- dejan de lado a su Venus y por tanto, su pasión tenderá a disminuir con el tiempo y de ahí que al ver a una chica sexy que coincida con su ideal en Venus, se emboben.

"Venus es un planeta de singular relevancia en el tema de la pareja, ya que influye tanto para la conquista y la seducción, como para mantener viva la llama del amor, que desgraciadamente tiende a extinguirse con el paso del tiempo", sostiene.

Por eso, es necesario conocer la posición de la Luna, porque es factible que en la carta natal ésta vaya ganando protagonismo a medida que la relación se vuelva cotidiana, y así, poco a poco, se comienza a sentir que "algo le falta" a la relación. Ese "algo" sería la energía de Venus.

"La Luna y Venus están en conflicto cuando forman aspectos duros entre sí, cuadraturas, o sea ángulos de 90º, oposiciones o ángulos de 180º, o en signos de la misma cualidad aunque no formen aspectos, para saberlo en forma exacta hay que hacerse la carta natal", aconseja.

Sin duda, el poder y la influencia que irradia Venus es indispensable y esto para ambos sexos. Para entenderlo mejor, ejemplifica contando que las mujeres van en su búsqueda al salón de belleza, al spa, a su clase de danza árabe. "Pero los hombres, por educación, cultura o porque simplemente son hombres, la buscan generalmente en una mujer que represente la energía de su Venus, que estaría revelada por el signo que ocupa este romántico planeta en su carta natal", revela.

Pero, ¡atención! Así como las mujeres se dejan seducir por hombres con su Marte en el signo contrario al de su Marte natal, los hombres hacen lo propio y se dejan seducir por mujeres que representan a la Venus del signo opuesto al de su Venus natal, cosa que agrega un alto grado de dificultad a su búsqueda de pareja. Para conocer cada caso, es mejor simplemente visualizar la carta y hacer el trazo. La web grupovenus.com entrega ese servicio gratuito.

"Esto explica el por qué algunos hombres suelen tardar a veces años en sentar cabeza y encontrar a la mujer que los hará feliz de una vez y para siempre, aquella que arrancará de sus labios un sí inapelable", opina la astróloga.

Venus en los 12 signos

En Aries: Venus está en destierro, es un Venus demasiado estimulado que le costará sentarse tranquilamente a disfrutar de la vida, sintiendo atracción por los desafíos, los riesgos, las aventuras y todo lo que salga de la rutina y de la paz del día a día, aunque todos queden extenuados.

En Tauro: Esta regencia se vuelve sensorial, la puedes percibir con los cinco sentidos, especialmente con el tacto, el gusto y el olfato; se llena de rasgos femeninos, formas curvas, muy sensuales, de gustos concretos y generalmente caros. La diosa del amor en esa posición no se conforma con poco y no escatima en gastos.

En Géminis: Venus también se encuentra muy cómoda, ya que ahí tendrá por misión llevarnos a nuestra alma gemela, ese otro que es la parte que nos falta para sentirnos completos y que de encontrarlo se quedará con nosotros para toda la vida, aunque sólo sea en forma espiritual.

En Cáncer: Venus se topa con el ámbito de la Luna, aquella que le quita la ilusión y le muestra el día a día con todas sus rutinas, el trabajo, la maternidad, el supermercado y un prolongado etcétera. Encontrará grandes desafíos cotidianos que de sobrepasarlos exitosamente, harán de su hogar un paraíso, y del amor una experiencia duradera y placenteramente predecible.

En Leo: La energía del fuego será menos estimulante pero sí más constante, volviendo a la diosa del amor incombustible, en extremo exigente de atención, mimos y de toda manifestación que confirme su reinado inapelable.

En Virgo: Aquí Venus está en caída, una posición no muy cómoda ya que el signo de la Virgen no es afín al amor carnal, le gusta el recato, es pulcro y perfeccionista, gustos contrarios a la pasión que se aviva con sudor, lágrimas y otros fluidos corporales.

En Libra: Venus en el signo de la balanza suele ponerse tempranamente en la vida manos a la obra, y sigue hasta que el cuerpo aguante, porque el amor y la pareja son para Libra un artículo de primera necesidad. Algo en lo que trabajará incesantemente sin necesidad de que nadie se lo recuerde.

En Escorpión: Está en una difícil posición, ya que el veneno del alacrán emponzoña a esta romántica diosa, que en él se vuelve difícil de complacer, que pareciera que sólo encuentra descanso a través de la confrontación y el conflicto, en un signo que se siente conminado constantemente a comprobar la veracidad del amor que le profesan, aunque para ello haya que llegar al mismísimo infierno.

En Sagitario: Venus se topa con la mente intuitiva, se vuelve filosófica, ama los viajes y todo lo que expanda su consciencia es bienvenido, incluso en el amor, por lo que suele dejar a su paso al menos un par de corazones rotos.

En Capricornio: Venus Afrodita es muy, pero muy apasionada, pero siendo éste un signo muy planificado, sólo dará rienda suelta a sus deseos si estos no interfieren con sus planes, o mejor aún, si sus deseos se suman a sus proyectos, una Venus que puede dar muchas sorpresas.

En Acuario: Venus se topa con el amor universal y entra en el ámbito de las relaciones altruistas. Le cuesta entender que el amor es un asunto estrictamente personal y podría sentirse incomprendido si su pareja lo desecha por haberle hecho un bien a la humanidad.

En Piscis: Está en exaltación y es en este signo donde puede manifestar su parte espiritual, encontrando el amor cuando el alma del uno está sumergida en el alma del otro y ambas sumergidas en el amor a Dios. Toda una experiencia digna de pasar a la historia de los grandes amores románticos de la humanidad.