¡Disfruta el verano! Tips para evitar el sudor

Evita situaciones incómodas y detén esa molesta transpiración.

Carolina Canales
Vi. 15 de febrero de 2013, 07:00
Más Ménos

La temporada estival no sólo tiene descanso y panoramas sino que para muchas personas acarrea una gran preocupación: el exceso de sudor. La constante sensación de humedad en el cuerpo, malos olores, manchas en la ropa y la intranquilidad por evitar que las demás personas noten el problema, son sólo algunos de los inconvenientes que tienen que enfrentar.

Las altas temporadas del verano no facilitan en nada la superación de éste y podrían ocasionar situaciones bochornosas. Recetas que ofrecen milagros hay muchas y productos en el mercado también, pero ¡ojo! no hay que perder el norte. Ponerle un freno al exceso de sudor requiere un riguroso cuidado tanto en la ropa como en la alimentación y no es una tarea imposible.

Aunque en circunstancias más extremas hay que acudir a técnicas quirúrgicas para curar la hiperhidrosis, en otras es más simple y basta con realizar sencillas acciones que harán más manejables los efectos del calor y el sol.

Si sufres cada estación veraniega por la posible aparición de “evidencias” del sudor, acá te entregamos las mejores formas para ganarle la batalla a la transpiración.

1- Ducharse diariamente: Para impedir que queden residuos de sudor en la piel, por lo que tomar una ducha todos los días mantendrá las axilas frescas. Es importante no usar jabón en ellas a menos que sea antibacterial, porque precisamente, muchas veces es la causa de la transpiración. Al salir del agua hay que secar muy bien con una toalla y quitar todo rastro de humedad.

2- Usar antitranspirantes: En la mañana y en la noche, en especial después de la ducha, se debe aplicar en toda la zona axilar, un producto antitranspirante en una cantidad que la cubra por completo para garantizar los resultados. Existen formatos en barra, gel y spray, lo importante es que cumpla su función protectora y que no dejen manchas en la vestimenta.

3- Vestir la ropa adecuada: Por lo general, las prendas de tela sintética tienden a impedir el paso del aire hacia el área axilar y el sudor se acumula. Es mucho más recomendable usar ropa de algodón o fibras naturales para que el cuerpo pueda ventilarse y la transpiración se evapore. Para saber la composición de la prenda, basta con revisar la etiqueta. De esta manera, tus axilas y el cuerpo en general se apartarán del calor.

4- Depilarse: Es muy importante evitar que se formen interferencias entre la piel y la ropa, ya que podría acumularse el sudor y complicar aún más el exceso de transpiración. Por eso, estar depilada es fundamental. Los vellos aumentan el calor y por ende la humedad de las axilas. En el caso de los hombres también es recomendable que los mantengan lo más cortos posibles con tal de no dejar aparecer el indeseado sudor.

5- No usar protectores: En los casos de personas que tienen un problema más complejo con la sudoración, el uso de absorbentes aparece como una manera de disimularlo. Sin embargo, esta opción de colocar toallas de papel o algodón bajo el axila, no entrega soluciones y acumularía más humedad en el cuerpo abriendo el camino a la aparición de bacterias.

6- Abrigarse en la justa medida: Como lo importante es dejar que el cuerpo se ventile y le llegue aire, es perjudicial ponerse más ropa de la necesaria, aún cuando sea para que las demás personas no vean las manchas de sudor. Hacerlo hará que el cuerpo en general aumente la temperatura y la transpiración excesiva. Además, el sudor no se evaporará dada la falta de aire y se quedará en la piel. Mientras más frescas estén las axilas, menos humedad se impregnará y la piel estará seca y saludable.

7.- Beber mucha agua: Si el cuerpo se mantiene permanentemente hidratado la temperatura corporal se equilibra y se impide que el organismo libere el calor en forma de transpiración. Con la ingesta de agua siempre se sentirá frescura y desaparecerá el molesto sudor. Además, tomar dos litros diarios ayuda al correcto funcionamiento del organismo y a la apariencia de tu piel.

8- Evitar comidas que activan la sudoración: En esta temporada hay que descartar los alimentos muy condimentados, cítricos y bebidas calientes. Se trata de que las altas temperaturas corporales se alejen lo más posible para que el cuerpo no sufra las consecuencias.