¿A qué edad los niños deben…? Las dudas de los padres

Expertos aconsejan cuándo es el momento de que los niños hagan nuevas cosas.

Carolina Canales
Do. 17 de febrero de 2013, 07:00
Más Ménos

A medida que los niños van creciendo, comienzan a adoptar conductas y a probar nuevas cosas, tanto por curiosidad como por necesidad. A veces los pequeños sienten que están en condiciones de, por ejemplo, usar pasta dental de adultos. En otros momentos necesitan el incentivo de alguien más que los oriente.

La parte complicada es tarea de los padres. ¿Cuándo es el momento? ¿Será muy chico para esto? ¿Estará preparado para aquello? Tienen que saber qué actividades fomentar y autorizar y cuáles frenar para impedir efectos negativos en los hijos. No es fácil determinar si están preparados para empezar a conocer productos y acciones.

Para ayudar a esclarecer las múltiples interrogantes de los padres, los especialistas entregan claves para acompañar de buena forma el crecimiento de los hijos.

¿Cuándo se necesita desodorante?: Los cambios hormonales en los niños, son un signo de que la pubertad está cerca. Y un signo concreto de la transformación es el olor que comienza a aparecer en las axilas a causa del sudor. La dermatóloga de la Clínica Las Condes, María Luisa Sáenz de Santa María, explica que “ocurre primero en las niñitas, entre los 8 y los 13 años y en los hombre entre los 9 y los 15”. Es el minuto de comprar un desodorante. “Se recomienda pH neutro, hipoalergénico y ojalá no sea spray”, agrega, porque pueden provocar dermatitis. En ese sentido, los gel y en barra son inofensivos. Aplicarlos en niños menores no es necesario y tampoco ocasiona daños.

Dejar atrás la pasta dental de niños: Las cremas dentales infantiles tienen sabores y los envases son muy coloridos. Pero llega el momento en que deben dar el paso a la pasta para adultos y esto ocurre alrededor de los seis años. La odontopediatra de la Clínica Sanatorio Alemán, Sandra Mercado, aconseja que el cambio sea “cuando uno esté seguro de que no van a tragar pasta de dientes”. A algunos niños les pica, pero es sólo el sabor de la menta que puede ser un poco molesta. Si los pequeños cepillan sus dientes con crema dental de adultos antes de los seis años, sólo corren el riesgo de ingerirla, pero no representa daños en la dentadura ni en la higiene de los dientes.

Quieren usar tacos: Tanto para jugar como por vanidad, a las niñas les llama la atención los zapatos con taco. Más grandes los quieren para lucir más altas y estilizadas. Sin embargo, pueden dañar severamente si se usan a una edad inadecuada. El traumatólogo de la Clínica Alemana, Eugenio Valdecantos, explica que “es siempre un zapato poco anatómico e inconveniente porque cambia el apoyo del pie y la distribución del peso del cuerpo”. Pero comprendiendo que su uso es muy popular, sostiene que no debieran ser usados “antes de la maduración de esqueleto, es decir, no antes de los 14 ó 16 años”, cuenta.

¿Teñirse el pelo? Cuando las niñas quieren hacer un cambio en su look, piensan en cambiar el color de su pelo con tintura. Sin embargo, los componentes tienden a ser agresivos con el cabello y lo arruinan. La dermatóloga Saenz de Santa María señala que las tinturas pueden generar dermatitis de contacto. “Eso se utiliza después en las mujeres para teñirse las canas, pero en otros casos no se justifica teñirse el pelo”, comenta. En cambio, el uso de colorantes de juguete, que no dañan el pelo y se salen fácilmente, es completamente inofensivo. Si el cambio de color es por moda, “deben ser tinturas sin amoníaco”, dice.

¿Anticonceptivos?: Las pastillas anticonceptivas se usan también como métodos para regular los desórdenes hormonales que se producen en muchas mujeres. Aunque hay que tener precaución para que no conlleve consecuencias negativas. La ginecóloga de la adolescencia de Clínica Las Condes, Carolina Conejeros, explica que para el uso de estas pastillas "no deben ser usadas antes de los 14 años. Si se requieren un tiempo antes de eso tiene que haber un permiso de los padres". Su consumo previo afecta la estabilidad hormonal.

Es el momento de depilarse: Acá son las niñas las que tienen el poder de decisión sobre cuándo depilarse por primera vez las piernas o la cara, aunque, por lo general, se comienza a realizar no antes de los diez años. La razón, puede ser simple vanidad o por evitar burlas de otros niños. La variedad de herramientas para eliminar los vellos es amplia y, en general, segura. “Generalmente se aconseja la cera tibia. Las ceras frías pueden irritar. También se recomienda la depilación láser que si bien no es definitiva, ayuda a disminuir el grosor del pelo y retarda el crecimiento”, sostiene la especialista de Clínica Las Condes, María Luisa Sáenz de Santa María.

¿Ir al gimnasio?: Practicar deporte y ejercitarse está aconsejado a partir de muy temprana edad. Con esto se beneficia la salud y el estado físico. Sin embargo, escoger el momento de inscribir a los hijos en un gimnasio es una duda frecuente entre los padres. Eugenio Valdecantos, traumatólogo de la Clínica Alemana, afirma que si se cuenta con un profesor de niños, no es perjudicial que los pequeños asistan a un gimnasio. Aunque advierte que “lo que no se aconseja hasta la maduración sexual es hacer “pesas” con hipertrofia muscular porque acelera el desarrollo y el término del crecimiento”.

¿En qué minuto aplicar cremas en el rostro?: La mayoría de las personas se preocupan por los cuidados de la piel y del rostro. Existen diversos tipos de cremas con efectos diferentes, pero hay que saber cuáles se permiten en niños. Al comienzo de la pubertad, la grasitud de la piel se desarrolla y es adecuado el uso de “cremas fluidas y en gel, más que muy grasosas, porque desfavorece y aparecen las espinillas”, afirma la dermatóloga Saénz de Santa María. Sin embargo, tampoco es peligroso aplicar cremas de uso diario en niños.