Alterar el ritmo de vida diario puede predisponer al sobrepeso

Esto se debe a que el efecto de la hormona de la insulina cambia a lo largo del día.

DPA
Ma. 26 de febrero de 2013, 10:05
Más Ménos

LONDRES.- La alteración del ritmo diario puede provocar una resistencia a la insulina y generar propensión al sobrepeso, según informó un equipo de científicos estadounidenses en la publicación especializada "Current Biology".

Según demostraron los investigadores en las pruebas realizadas con ratones, el efecto de la hormona de la insulina cambia a lo largo del día. Cuando esta hormona se vio alterada por el ritmo diario, los roedores desarrollaron una resistencia a la insulina, siendo más propensos al sobrepeso.

En investigaciones anteriores en humanos ya se había demostrado que alteraciones del sueño relacionadas con trabajos nocturnos o jetlag, influyen en el metabolismo y el peso. También habían demostrado que determinadas variantes de los llamados genes reloj están relacionadas con el sobrepeso, la diabetes o la hipertensión arterial.

Sin embargo, no se había estudiado en profundidad en qué medida se modificaba la acción de la hormona de la insulina, apuntan los investigadores del equipo de Shu-qun Shi, de la Universidad Vanderbilt de Nashville.

Según su estudio, los ratones activos durante la noche muestran una fuerte resistencia a la insulina durante el día, su fase de descanso. Como consecuencia, durante ese período se registra su mayor nivel de azúcar en sangre, pues es el momento en que menos azúcar transporta el sistema circulatorio. Durante la noche, cuando su metabolismo se encuentra activo, se elevan los efectos de la insulina y baja su nivel de azúcar en sangre.

Según los científicos, los ratones modificados genéticamente a los que se les alteró su reloj interno permanecen continuamente en una fase de resistencia a la insulina. También los roedores que fueron sometidos constantemente a la luz perdieron el ritmo biológico y los cambios de efecto de la insulina, reteniendo más grasas.

Según uno de los investigadores, Carl Johnson, las dietas en las que se regulan las horas de las comidas pueden ayudar en la lucha contra el sobrepeso.