Expertos recomiendan respetar elección de las mujeres de parir en casa

Pero con condiciones: médico presente, enfermera y acuerdo con hospital cercano.

Por Genevra y Pittman, Reuters
Lu. 06 de mayo de 2013, 08:39
Más Ménos

NUEVA YORK . - Aunque los hospitales y las clínicas son los sitios más seguros para tener un bebé, los pediatras aseguran que hay que respetar la decisión de las mujeres de tener el parto en casa pero que el ambiente debería ser lo más seguro posible.

Es más, los especialistas agregan que el parto domiciliario planificado debería ser una opción para las embarazadas sanas que esperan un solo bebé a término.

Esa planificación debería incluir una enfermera entrenada, una partera o un médico durante el parto y un acuerdo con un hospital cercano para realizar un traslado inmediato si es necesario, según informó la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por su nombre en inglés) a través de una declaración.

Su Comisión de Fetos y Recién Nacidos publica que menos del uno por ciento de los partos de Estados Unidos son domiciliarios y que esa cantidad aumentó en las mujeres blancas en los últimos años.

"La experiencia de tener un bebé en casa es muy distinta a tenerlo en una clínica o un hospital", dijo la doctora Kristi Watterberg, autora principal de la declaración y pediatra y neonatóloga de University of New Mexico, Albuquerque.

El parto domiciliario genera mucho debate, pero la evidencia sugiere que la mayoría de los partos no tienen complicaciones. Está asociado con una muerte infantil más por cada 1.000 nacidos vivos, según publica Pediatrics.

La autora recordó que estudios previos habían sugerido que entre el 10 y 40 por ciento de las mujeres tienen que ser trasladadas a un hospital antes del parto porque aparecen complicaciones inesperadas, pero que la mayoría de esas situaciones no son de emergencia.

Se desconoce la causa de ese pequeño aumento de la mortalidad neonatal en los partos domiciliarios, según aclaró el neonatólogo Michael Malloy, del Centro Médico de University of Texas en Galveston.

Un estudio de Malloy había sugerido que casi la mitad de los bebés que no sobreviven al parto domiciliario tenía una malformación congénita, pero algunos también morirían por asfixia y podrían salvarse si reciben asistencia más rápidamente.

La nueva declaración coincide con la opinión que en el 2011 difundió una comisión del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por su nombre en inglés), en la que los expertos instaban a "respetar el derecho de una mujer de tomar una decisión informada sobre el parto".

Es que, como explicó Watterberg, existen algunas circunstancias en las que el parto domiciliario no sería la mejor idea, como cuando las mujeres no viven cerca de un hospital o se aproxima una tormenta.

Riesgos hospitalarios

La partera Mairi Rothman señaló que uno de los problemas del debate sobre el parto domiciliario es que no se habla de los riesgos del parto hospitalario. "Por ejemplo, aumenta el riesgo de tener una cesárea y, por lo tanto, el riesgo de recibir anestesia", dijo Rothman, que integra el directorio del Colegio Estadounidense de Enfermeras-Parteras.

En el hogar, "no existen las infecciones hospitalarias, ni el riesgo de que el bebé se confunda con otro, además de que se estimula mucho más la lactancia materna", agregó.

Rothman dijo que los datos que sugieren que con los partos domiciliarios aumenta la mortalidad infantil están sesgados porque incluyen a los bebés que nacen en el hogar accidentalmente, como cuando las mujeres comienzan de parto prematuramente o ignoran que estaban embarazadas. Malloy, que no participa de la comisión de la AAP, dijo que coincide con el enfoque de la declaración.

"Permite que la mujer decida y que lo haga de manera informada", sostuvo el especialista.