Feminista Amina seguirá en prisión por su desnudo en Facebook

Se inició juicio en su contra donde enfrenta pena de muerte. Ahora se le hicieron cargos por profanación de cementerio.

EFE
Ju. 30 de mayo de 2013, 15:10
Más Ménos

Mujeres de Femen han realizado protestas en embajadas de Túnez en diversos países del mundo.

Mujeres de Femen han realizado protestas en embajadas de Túnez en diversos países del mundo.


TUNEZ.- La joven activista tunecina, Amina Tyler que saltó a la fama por mostrar su busto desnudo para denunciar la moral conservadora de su país, continuará encarcelada en la ciudad de Qairauán tras ser acusada hoy por la Fiscalía de "profanación del espacio sagrado de un cementerio y atentado contra las buenas costumbres", informó a Efe su abogada Boshra Bel Hach Hamida.

Amina, detenida desde el pasado día 19, compareció hoy ante un tribunal de Qairauán, a 160 kilómetros al sur de Túnez capital, por posesión de un aerosol defensivo.

Su abogada explicó a Efe que aunque el juez ordene su liberación sin cargos por posesión del aerosol, algo que la abogada cree muy probable, Amina continuará en prisión provisional hasta, al menos, el comienzo del nuevo proceso, previsto para el próximo 5 de junio.


Seguidoras de Femen han realizado durante los últimos meses protestas en diferentes capitales del mundo frente a las embajadas de Túnez pidiendo su liberación.

La representante del grupo radical feminista Femen en Túnez fue detenida el 19 de mayo en Qairauán, adonde se había trasladado coincidiendo con unos enfrentamientos entre la Policía y simpatizantes de la corriente radical islámica que se produjeron después de que las autoridades prohibieran la celebración del congreso anual del grupo salafí "Ansar al Sharia" (Los partidarios de la Ley Islámica).

Durante su estancia en la localidad, considerada la cuarta ciudad más sagrada del islám, Amina, de 19 años, dibujó en un pequeño muro de un cementerio el nombre de la organización feminista Femen.

Tras la apertura del juicio esta mañana, seguidores de la corriente salafí y de "Ansar al Sharia" se concentraron ante los juzgados para mostrar su radical condena a Amina, que cuenta con la simpatía de numerosas personalidades de la sociedad civil, y para pedir que se le aplique la ley islámica.

En unas declaraciones difundidas hoy en la prensa nacional el presidente de la organización civil de corte salafí "Asociación Moderada para la Concienciación y la Reforma", Adel Almi, instó a que Amina sea "castigada".

Almi, que ya sugirió el pasado marzo que la activista tunecina debería ser azotada y lapidada, atacó a la supuesta "élite" que apoya a Amina y amenazó con organizar una sentada de protesta ante el Ministerio de Interior.

"Esa joven, según la ley islámica, merece recibir entre 80 y 100 latigazos, pero lo que hizo supera eso por mucho, por lo que merece ser lapidada hasta la muerte", dijo este religioso el pasado marzo después de que se difundiera de manera masiva el semidesnudo de protesta protagonizado por Amina en internet.

En la concentración, que estuvo rodeada de un importante despliegue policial, participó el portavoz de "Ansar al Sharia", Saifedín Rais, detenido el pasado 18 y liberado sin cargos el 22 de mayo.

Rais condenó a las tres jóvenes europeas (dos de nacionalidad francesa y una tercera alemana) que ayer fueron detenidas tras enseñar sus pechos frente al Palacio de Justicia de Túnez en solidaridad con Amina.

"Si dos egipcios o tres libios hubieran protestado frente al tribunal para pedir mi liberación (...) Estados Unidos hubiera intervenido militarmente y con el Ejército", dijo Rais en unas declaraciones recogidas por una página web salafí.

Asimismo amenazó con echar de la ciudad a cualquier integrante de Femen que se desplace a Qirauán, considerada la cuarta ciudad más sagrada del islám. "Rechazamos en Qairauán a corruptas como esas y si vienen, pedimos a todos los jóvenes y a los hombres de Qairauán que expulsen a esa basura", subrayó Rais ante un grupo de gente.

La abogada de Amina confesó a Efe que el equipo de la defensa se planteó boicotear la sesión "por los insultos que recibieron por parte de algunos abogados salafíes presentes en la sala". Según la versión online del periódico privado "As Sabah", las tres jóvenes de Femen detenidas ayer, que el diario identificó como Josephine, Pauline y Marguerite, comparecerán mañana ante justicia.

El ministerio de Asuntos Religiosos tampoco se ha mantenido ajeno a la polémica y mostró su condena ante lo que calificó como "actos provocadores contrarios a las buenas costumbres morales y a los valores del pueblo musulmán".

"El pueblo tunecino preservará su identidad y valores a pesar de las tentativas de imponer un modelo de comportamiento contrario a sus costumbres", afirmó el ministerio en un comunicado difundido ayer, en el que reclamó que se traten "este tipo de comportamientos irresponsables e imprudentes con firmeza".