Reúnen desnudos “honestos” de mujeres pro la belleza natural

“The Nu Project” ha trabajado con cuerpos de Norte y Sudamérica, buscando mujeres valientes que estén dispuestas a quitarse la ropa y mostrarse sin maquillaje y sin el glamour de las revistas de moda. Otra iniciativa, trabaja solo con madres durante y después del embarazo.

Por Ángela Tapia. F., Emol
Do. 07 de julio de 2013, 07:00
Más Ménos
Abeautifulbodyproject.com

Abeautifulbodyproject.com

Como fotógrafo, Matt Blum siempre vio cómo el tema del desnudo se trabajaba en su rubro a través de modelos, con típicos cuerpos esbeltos o a lo más, la producción de personas comunes para que se vieran realmente espectaculares frente a la cámara.

“Pensé que debía haber una manera de tratar a las mujeres (de cualquier tamaño y forma) como modelos y fotografiarlas de forma hermosa, respetuosa y sin tantas insinuaciones sexuales”, cometa el hombre de Minneapolis, cuyo proyecto está a punto de ver la publicación de un libro que coronará años de trabajo.

“The Nu Project” se llama la cruzada de este fotógrafo, que comenzó el año 2005 y que despegó con más fuerza, una vez que su esposa, Katy Kessler, se hizo editora de las imágenes.

“El foco del proyecto ha sido y sigue siendo las personas y sus personalidades, los espacios, las inseguridades y peculiaridades”, comenta Blum en su sitio web, el que cuenta con más de cien fotos de mujeres de Norte y Sudamérica.

Participar es gratis. Según los requisitos publicados por el fotógrafo, solo se debe tener más de 21 años, no ser modelo profesional y enviar una solicitud con una foto de un desnudo. Entonces, y según el itinerario de Blum, hay que esperar que él se dirija a los países en cuestión (está por comenzar una gira por España y Portugal), para retratar a las mujeres en sus casas.

Las imágenes finales se hacen con poco o nada de maquillaje y, ojalá, cero glamour. Se trata de una “serie de desnudos de mujeres honestas de todo el mundo”, confiesa Blum, entusiasmado de que pronto publicará un libro con las mejores fotos de su proyecto.

"Queremos rendir homenaje a las mujeres que han abierto sus puertas y compartido sus historias. Nuestro objetivo es publicar una colección de libros impresos, porque creemos que el arte vive en los hogares y no en los discos duros", comentó.

“Yo también soy hermosa” es una frase que se ajusta a las varias participantes del proyecto de Blum, y que no dudaron en mostrarse tal cual son. “La desnudez siempre fue algo normal para mí”, cuenta una de ellas. “Nací en una familia que siempre estaba desnuda, personas que se desnudaban sin vergüenza ni problemas”.

“Pero la gente crece y el mundo dice que eso no está bien. Que la desnudez está mal; (que) sentirte bien con tu cuerpo –perfecto o no- es malo. Amarte a ti mismo, con tus defectos y virtudes es ofensivo”, continuó diciendo la mujer cuyo cuerpo es posible ver en la página de Blum.

“Me inscribí (en el proyecto) sabiendo que sería fácil para mí sacarme la ropa, pero difícil escuchar los comentarios que vendrían a continuación. La gente es mala”, relató, agregando que luego se sorprendió de que, en realidad, las opiniones del resto fueron positivas.

“Tal vez (se debió) al trabajo de Matt o al poder de ver a cada una de estas mujeres que se quitaron sus ropas para estar en él (…) Lo que importa, lo que realmente sensibiliza a cada una de las que participan y ven el proyecto, es la belleza más allá de la flacidez, las estrías, los tatuajes o la delgadez extrema”.

Movimiento anti photoshop

Otro proyecto que verá en unos cuantos meses la publicación de una recopilación de imágenes, es “A beauty body project”, una colección de retratos de mujeres desnudas y que en la mayoría de las veces están embarazadas o muestran las marcas que dejaron los meses de gestación de sus hijos en sus vientres.

"La vergüenza al no recuperarse después del parto puede causar sentimientos de fracaso cuando ser madre es lo suficientemente difícil", explicó a la prensa estadounidense la gestora de esta idea, la fotógrafa Jade Beall.

Todo nació cuando Beall comenzó a autorretratarse luego del embarazo de su hija, a lo que le siguió varias fotografías a otras mujeres que estaban por ser madres o que ya lo habían sido.

Según Beall, sus imágenes son una especie de medicina para la percepción de belleza que hoy en día se tiene del cuerpo humano, y que necesita con urgencia una cura.

Como ella, ya han aparecido otros grupos de madres que han decidido mostrar las marcas que el embarazo dejó en sus cuerpos, para ayudar a las mujeres “deprimidas” con su figura a aceptarse como son.