Domingo 23 de Agosto de 2009  18:56
Gran Díaz de la Católica en Calama
Con dos goles del volante argentino, Damián Díaz, la UC superó a Cobreloa y llegó a la cima del Clausura. El partido se suspendió a los 90' por agresión al juez asistente Juan Carlos Fernández.
El Mercurio Online
Ficha del partido
 
SANTIAGO.- El abrupto término que tuvo el juego entre Cobreloa-Universidad Católica, es el fiel reflejo del momento que vive la institución naranja: hinchas impotentes -frustrados ante la quinta derrota en serie- que no encuentran otra manera de liberar su rabia que agrediendo al juez asistente Juan Carlos Fernández y obligando a la suspensión de un partido que, de todos modos, se les había ido de las manos.

Ajeno a este presente confuso de su rival, la UC vive una realidad opuesta. El equipo que dirige Marco Antonio Figueroa ganó por 2 a 0 (anotaciones del argentino Damián Díaz) y trepó a la cima del certamen de Clausura.

Independiente de la superioridad que exhibió en Calama, la Católica hace rato que está haciendo las cosas bien. Porque después de la última derrota (10 de mayo ante Universidad de Chile), el equipo estudiantil ha edificado un derrotero sorprendente: 12 partidos jugados, 7 victorias y 5 empates; 20 goles a favor y sólo 3 en contra.
Esta tarde, la UC tuvo pocos momentos de incertidumbre, todos conjurados por el meta Paulo Garcés, de gran momento bajo los tres tubos.

Figueroa, el estratega estudiantil, realizó varias modificaciones tácticas para buscar el triunfo. Sacó al delantero Rodrigo Mannara y metió al volante Francisco Silva, en un cambio, a primera vista, temeroso. Pero el ingreso de Silva permitió que Milovan Mirosevic subiera unos metros para ayudar a Díaz y juntos comenzaron a inquietar a Fernando Hurtado.

Al rato llegaron los festejos del trasandino Díaz, un nuevo triunfo y, como consecuencia, posicionarse en lo más alto del Clausura.
Tras el pitazo final, el DT naranja, Rubén Vallejos anunció su dimisión a la banca, en su lugar, asumirá en forma interina Germán Cornejo, hasta hoy a cargo de las divisiones inferiores del cuadro loíno.