Díaz y Mannara jugaron al servicio del equipo y se transformaron en figuras. La maquinita de Figueroa funcionó como nunca.
Foto: Photosport.
 
Viernes 18 de Septiembre de 2009  20:01
La UC no tuvo piedad ante Curicó y lo aplastó con un 7- 0
El conjunto cruzado quedó, de momento, en la cima del Clausura. Damián Díaz marcó tres golazos, uno de ellos, olímpico.
El Mercurio Online
Ficha del partido
 
SANTIAGO.- Universidad Católica salió a buscar el partido, como siempre, la diferencia es que hoy, viernes, les resultó todo. El conjunto de Marco Antonio Figueroa arrasó con un opaco Curicó Unido y le metió siete.
La UC mostró un fútbol fluido y muy coordinado. Rodrigo Toloza, Damián Díaz, Rodrigo Valenzuela y Rodrigo Mannara se juntaron como nunca. También Mirosevic, jugando más apagado que de costumbre, aportó lo suyo.
En la zaga, nadie sufrió. El cuadro de Luis Marcoleta fue una sombra sobre el pasto de San Carlos de Apoquindo y jamás inquietó con peligro al solvente Paulo Garcés. La única vez que el arco local pasó susto fue promediando el segundo tiempo, cuando a Garcés se le soltó un balón que parecía traspasar la línea de gol, pero el meta reaccionó de manera felina y recuperó la pelota.
Sin embargo, Católica se demoró en comenzar a festejar. Recién a los 40 minutos Mannara abrió la cuenta. Damián Díaz tocó con Valenzuela que corría por la banda derecha, ganó línea de fondo y sacó un centro atrás que el ariete definió al segundo palo. Sí, casi igual al histórico gol de Fabián Orellana ante Argentina por las Clasificatorias.
Y el dos cero fue muy parecido. Mannara abre con Valenzuela que gana raya de fondo y toca largo hacia atrás.  A la entrada del área grande apareció Toloza, quien de primera mandó la pelota al fondo de la red.
La segunda fracción fue un monólogo cruzado. A los 66', Toloza saca un centro al segundo palo, Mirosevic pivotea para Díaz, el argentino se gira y remata. Golazo. Otra vez.
Dos más tarde, Roberto Gutiérrez marcó el cuarto y a los 70' Mannara ganó línea de fondo, por la cara izquierda del ataque, sacó un centro atrás, a media altura, y apreció Damián Díaz para volear el balón y meterla en el ángulo superior izquierdo del meta Vásquez. Golazo desde 20 metros.
Pero había más. Y fue otra vez Damián Díaz. El argentino fue a servir un tiro de esquina desde la derecha de la ofensiva. Le dio con toda la confianza recibida por sus dos conquistas, le pegó a tres dedos, Vásquez esperaba el centro y la pelota se coló en su portería. Olímpico y tripleta. Díaz reconoció que nunca había maracado un tanto así.
El séptimo, llegó a un minuto del final. Matías Rubio -que reemplazó a Mirosevic promediando la seguna fracción- se despachó un tiro cruzado y rasante para dejar a todos atónitos en San Carlos de Apoquindo.
Con este triunfo, la UC trepa a la cima de la tabla con 22 puntos, a la espera de que jugeue Audax Italiano (20). En la próxima fecha, se enfrentarán universitarios e itálicos.
Por su parte, Curicó buscará recuperar la sonrisa ante Santiago Morning en La Granja.