DETALLES DE LA OBRA

Partido

De un naturalismo irritante

Por Pedro Labra (crítica publicada el 10 de mayo de 2008)

Tras un largo receso, el joven director Cristián Plana -que antes cultivó una veta más tradicional ("Werther") en un tono ampuloso y exaltado- reaparece virando hacia la escena contemporánea con notable acierto. En "Partido" adapta una pieza breve del muy valorado -y desconocido aquí- dramaturgo austríaco Thomas Bernhard (1931-1989), y la lleva a escena en un montaje hiperrealista, de un minimalismo al borde de lo exasperante, que traspone adecuadamente al medio local su dura y cínica crítica a la vida privada con implacables alcances políticos.

En una escenograf√≠a que reproduce fielmente un dormitorio de estrechez claustrof√≥bica, como hay miles, un hombre sentado en la cama matrimonial mira un partido de f√ļtbol en la TV a todo volumen. La esposa entra y le habla, pero el tipo la ignora de modo humillante. La situaci√≥n, habitual en muchos hogares, tiene un vuelco: pronto sabremos que √©l es un polic√≠a que viene de reprimir una protesta estudiantil y, a fin de cuentas, la mujer revela su otra cara, muy distinta y peor a√ļn que la de penosa v√≠ctima de maltrato intrafamiliar.

Con recursos tan simples y precisos como crudos, sin elaborar, la puesta busca darnos la impresión de una réplica exacta de la realidad. Su naturalismo resulta al mismo tiempo grotesco, y conduce a una conclusión inequívoca y demoledora: la mentalidad fascista persiste enquistada en los rasgos más cotidianos de la vida corriente. En el potente resultado sólo parece deseable que Marcelo Alonso y la deshumanizada, amenazante violencia quieta que expresa casi sin hablar, hubiera tenido una contraparte femenina de carga interior y oficio equiparables.

Elenco:  

Priscila Guerra, Marcelo Alonso.

 

Direcci√≥n y Dramaturgia:   Cristi√°n Plana.

Duraci√≥n:   50 minutos.

Lugar:   Teatro Lastarria 90, sala 1 (Jos√© Victorino Lastarria 90, Santiago).

Funciones:   Del 16 al 25 de enero, a las 20:00 horas.

Precios:   $3.000 general.

Terminos y condiciones