Manpoval: “No escuchamos las pifias”

 

El trío de humoristas dijo sentirse conforme con su show a pesar de no llevarse ningún premio.

 

Leonardo Núñez, enviado especial a Viña del MarViernes 27 de Febrero de 2009 08:29

Manpoval decidió quedarse con los mejores momentos sobre el escenario y no con las pifias.

Foto: Tomás Fernández

VIÑA DEL MAR.- Menos del tiempo que estuvieron sobre el escenario de la Quinta Vergara duró la conferencia de prensa que dio Manpoval tras su show de anoche.

El trío enfrentó las preguntas con relajo, sin evidenciar demasiado el peligroso momento que pasaron con el “monstruo”. Al final de su rutina, fueron despedidos con más pifias que aplausos. No hubo bis ni antorcha.

Pero los humoristas prefirieron quedarse con los mejores momentos de sus chistes, cuando hicieron cantar al público viñamarino, aún molesto por la partida de Simply Red.

Sobre los abucheos, dijeron no haberse dado por entendidos. “No escuché las pifias. Vamos a revisar la rutina”, dijo Eric Valdebenito, quien agregó: “Fue una experiencia increíble subirse al escenario siendo los pollitos. La gente cantó cuando tenía que cantar, la gente se río cuando prendíamos que se riera. Nada, nos vamos super contentos. Felices con la experiencia”.

Cuando un periodista les preguntó si hacían un mea culpa por perder en los últimos 5 minutos la sintonía lograda con el público, Rodrigo Manríquez sacó un chiste con mucha verdad: “¡Guateamos al final...!”.

Mas abierto, Valdebenito señaló: “Sipos, nosotros somos pollitos. Hace tres años que reformulamos al ‘Manpo’. Fue una experiencia que uno va teniendo en la vida. Pero bueno, el resumen general que hacemos nosotros es que la gente lo pasó muy bien”.

Respecto de si su expectativa antes de subirse a la Quinta era convertirse en la revelación del certamen, Valdebenito aseguró que no era así.

“Yo creo que del cien por ciento de la rutina, esos minutos 5 finales pueden haber sido una lectura clara de que fue mal escogido el momento (para el chiste es lo mismo pero no es igual). Pero superamos la barrera del ochenta por ciento de hacer reír y eso lo que nos mantiene contento”.

Terminos