web
Buscar...

Laurence Maxwell acusa amenazas, torturas e irregularidades en su detención en México

El estudiante chileno aseguró que "lo que nos pasó a los once fue una situación muy irregular desde el principio".

Aton Chile
Compartir |
Viernes 5 de Diciembre de 2014  12:38

SANTIAGO.- De regreso en Chile, el estudiante chileno Laurence Maxwell, detenido el pasado 20 de noviembre en México por participar en una marcha en apoyo de las familias de los 43 estudiantes desaparecidos, acusó amenazas de muerte, apremios ilegítimos, golpes e irregularidades de parte de la policía de ese país.
"Lo que nos pasó a los once fue una situación muy irregular desde el principio, ya ustedes saben en qué circunstancias caí detenido. Se estaban manifestando 300 mil personas, yo llegué tarde pero quise ir igual y responder a la convocatoria que hizo la asamblea de postgrado del que soy parte. Fui a buscar a ese grupo de gente, no lo encontré y en un lapso breve empieza la arremetida y me toman detenidos", sostuvo.
En esa línea, Maxwell comentó además que "desde que somos detenidos hasta que somos liberados, fue un proceso absolutamente irregular, todo fue irregular. La manera en que nos tomaron detenidos, la violencia con que nos trataron. Nos golpearon, pero fuimos los menos golpeados de todos los que estaban ahí. En total éramos 25, algunos con la cabeza rota, desmayados, sin camisa, sin zapatos".
El estudiante  aseguró que fue víctima de un proceso irregular, recordando que "nos ponen cinco cargos que son cargos que nos podrían haber dejado muchos años en la cárcel. Nos ponen el cargo de terrorismo, asociación para el terrorismo, intento de homicidio, motín y asociación delictuosa. Como eran delitos de características graves, no podíamos salir bajo fianza".
Finalmente, el ex dirigente estudiantil acusó que "hubo apremios ilegítimos, poca claridad sobre el proceso judicial (...) Todo el traslado que duró 3 horas y medias fueron de apremios, amenazas y golpes. Viajamos esposados, con la cabeza entre las piernas y nos decían que nos iban a trozar en pedacitos, que nos iban a quemar, que nos iban a meter en fosas comunes, que no teníamos derechos humanos. Es decir, terrible. Nos llevaban en una camioneta sin logo y los tipos iban de civil, pero vimos que eran de la PGR (policía)".

Contenido: emol
Publicado: 16/02/2011
Más Multimedia y Especiales
Términos y condiciones de los servicios I © 2002 El Mercurio Online