Términos y condiciones de la información © El Mercurio S.A.P.

General (r) Manuel Contreras Sepúlveda

El ex jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia, DINA, es uno de los oficiales retirados del Ejército que se ha visto enfrentado a más juicios por violaciones a los derechos humanos tras el régimen militar.

Una de las causas en las que figura como responsable es la que encabeza en Chile el ministro de fuero Alejandro Solís, por el asesinato del general (r) Carlos Prats y su esposa, Sofía Cuthbert, ocurrido en Argentina en septiembre de 1974.

Su participación tuvo lugar luego que en 1974, según la declaración de Michael Townley, el general Augusto Pinochet le encomendara a él, y al brigadier Pedro Espinoza que se preocuparan del general Prats, a quien consideraba un hombre peligroso. Su temor era que, de alguna manera, comenzara a minar desde Buenos Aires el apoyo al régimen militar.

Townley detalló a la jueza Argentina María Servini de Cubría que el jefe de la DINA encargó la misión de resolver la situación a Espinoza. Inicialmente la idea fue eliminar a Prats por mano de un comando argentino, pero la operación fracasó antes de iniciarse, y Contreras ordenó a Espinoza encargársela a Michael Townley, en quien Espinoza confiaba plenamente. El “gringo” admiraba a Pinochet y a los jefes de la DINA, que le habían prometido otorgarle el grado de mayor de Ejército.

Por dicho caso, en diciembre de 1999 Contreras debió prestar declaración indagatoria ante la jueza argentina María Servini de Cubría, encargada de investigar el doble homicidio en su país.

A fines de junio del 2001, Servini de Cubría lo encausó por su responsabilidad en el crimen. El 6 de agosto de ese año Sala Penal de la Corte Suprema resolvió no cursar la extradición de Contreras ni de otros ex militares acusados a Argentina, como lo había solicitado la magistrada.

No obstante, el 8 de octubre del 2001, el ministro Jorge Rodríguez Ariztía decretó el arresto preventivo de Contreras y los demás procesados. En febrero del 2002, se le concedió la libertad provisional, pero siguió detenido en su hogar por otros casos.

El 2 de diciembre del 2002, la Sala Penal de la Corte Suprema resolvió, en fallo dividido, no entregar a la justicia argentina a los ex máximos jefes de la DINA, entre ellos el general en retiro, y abrir un juicio en Chile por el caso. La causa quedó entonces en manos del ministro Alejandro Solís.

Este último lo sometió a proceso, junto a otros cuatro ex miembros de la DINA, el 25 de febrero del 2003, como autor de homicidio calificado y como jefe de una asociación ilícita.

El 4 de mayo último consiguió la libertad bajo fianza luego de tres años de arresto domiciliario.

El beneficio fue condedido por dos votos contra uno por la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, en el marco del proceso que condenó al retirado militar en el marco de los hechos ocurridos en el centro de detención y tortura de Villa Grimaldi.

Tras cumplir condena de siete años en el penal de Punta Peuco por el homicidio de Orlando Letelier, Contreras permaneció en detención preventiva, tanto en el Comando de Telecomunicaciones del Ejército como en su domicilio, a raíz de los más de 15 procesos que se siguen en su contra, entre los que se encuentran Operación Cóndor, Cuatro Álamos y Calle Conferencia.

Actualmente concurrre a firmar con frecuencia ante los magistrados que investigan las causas en las que está involucrado.

De la escuela a la DINA

Sus estudios primarios los realizó en el Instituto Inglés de Macul, en Santiago. Después su padre se trasladó a Osorno, por lo que ingresó al Liceo de esa ciudad.

Llegó a la Escuela Militar en 1944. Muy pronto destacó por sus buenas calificaciones y sus dotes de líder, aunque también resaltó por su fuerte carácter, ya que no le gustaba que lo contradijeran. Egresó el 23 de diciembre de 1947.

Como alférez llegó a Quillota, su primera destinación, en 1948. Poco tiempo después conoció en la plaza de la ciudad a María Teresa Valdebenito Stevenson, hija de un almirante y estudiante de las Monjas Inglesas de Valparaíso. Con ella se casó en 1953.

En 1952 fue enviado a la Escuela Militar, como instructor en la rama de Ingenieros. Allí conoció a Orlando Letelier, quien fue uno de los tantos cadetes que tuvo a su cargo. Dos años después se instaló en la Escuela de Ingenieros Militares.

En 1960, siendo Teniente, entró a la Academia de Guerra, donde hizo buenas migas con Augusto Pinochet, quien en ese entonces detentaba el grado de Capitán.

De la Academia egresó como Oficial de Estado Mayor, resaltando como el primero de su promoción, y obtuvo el título de profesor de academia en las asignaturas de Inteligencia y Logística.

En 1967 partió a la escuela para oficiales de ejército en Fort Benning, Virginia, Estados Unidos. Eran los tiempos de la fase crítica de la guerra en Vietnam y de la guerrilla en América Latina. En el lugar, Contreras se interiorizó de los métodos de represión utilizados contra los grupos subversivos.

Al regresar al país, en 1969, lo hizo como secretario de estudios de la Escuela de Ingenieros de Tejas Verdes, de San Antonio.

En 1970 fue designado secretario de Estado Mayor del Ejército y, tres años después, director de la Escuela de Ingenieros de Tejas Verdes.

Contreras pudo hacer uso de todos sus conocimientos en la víspera del 11 de septiembre de 1973. En aquella oportunidad, tenía todo preparado para el control de San Antonio, el que se concretó en pocas horas. A los pocos días ya tenía habilitados siete centros de detención repletos de prisioneros.
En forma paralela, como director de la Academia de Guerra, inició la organización de su más ambicioso proyecto: la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA. El 12 de noviembre de 1973 la Junta de Gobierno lo designaría oficialmente a cargo de este departamento.

Por esos años intensificaría su relación con Nélida Gutiérrez, quien se convertiría en su pareja luego de su separación de María Teresa Valdevenito:
.
Contreras se instaló en el cuartel general de la DINA, ubicado en la calle Belgrado, en Santiago.
Desde su escritorio, se preocupó de controlar todo lo que sucedía en el país, ejerciendo una fuerte represión contra los opositores al régimen. Más de mil quinientas muertes se endosan a la DINA bajo la dirección de Contreras, según el informe de la Comisión Verdad y Reconciliación.

Alejado definitivamente del Ejército, en abril de 1980 instaló una empresa de seguridad -Alfa Omega- en calle Santa Lucía 270. Seis años después compraría el fundo Viejo Roble, en Fresia.

El 28 de septiembre del 2000 salió a la venta su libro "Verdad Histórica: El Ejército Guerrillero", en el que entrega su visión de los hechos previos y posteriores al 11 de septiembre de 1973. El texto de 600 páginas abarca lo que Contreras llama "primer período de la guerra subversiva", abril de 1967 al 10 de septiembre de 1973.

El 31 de enero del 2003 fue trasladado al Hospital Militar debido a una trombosis en una pierna.

Otros procesos en los que está involucrado

- CASO LETELIER: El año 1976 fue el de mayor apogeo de la DINA, aunque el asesinato de Orlando Letelier, a fines de ese año, marcaría el inicio de su fin.

En 1977 Estados Unidos comenzó a presionar al gobierno de Chile para eliminar a la DINA y alejar del poder a Contreras, quien debió dejar el mando el 12 de agosto de ese año, cuando el organismo ya había sido reemplazado por la CNI. De todos modos, en noviembre fue ascendido a general.

Pero los problemas derivados del Caso Letelier hicieron crisis cuando, en 1978, Estados Unidos entregó pruebas fehacientes de que Michael Townley, funcionario de la DINA, estuvo involucrado en el crimen. Finalmente, el 21 de marzo de ese año, Contreras fue llamado a retiro.

Sin embargo, Estados Unidos solicitó su extradición el 20 de septiembre de 1978. El gobierno chileno intentó detenerlo, pero Contreras se opuso y se atrincheró en su casa de Príncipe de Gales. Sólo después de un largo tira y afloja, aceptó ser detenido.

El 2 de octubre de 1979, luego de 14 meses de reclusión, el pedido norteamericano fue rechazado por la Corte Suprema y quedó en libertad.

El 12 de Noviembre de 1993 fue condenado por el Ministro Adolfo Bañados a siete años de cárcel por ser el autor intelectual del homicidio del ex canciller Orlando Letelier. Anteriormente, en 1991, ya había sido procesado por el mismo juez por este caso.
Contreras se resistió a ser arrestado, pero finalmente el 21 de Octubre de 1995 fue ingresado a la Cárcel de Punta Peuco para comenzar a cumplir su condena.

El 10 de abril del 2000 se reunió en Punta Peuco con los fiscales norteamericanos que investigaban el homicidio de Orlando Letelier y Ronni Moffit. En la ocasión, analizaron información sobre ese caso y los atentados contra el general Carlos Prats y Bernardo Leighton. Esa vez se firmó un acta donde se explicaba que los datos recopilados podían ser usados en un futuro juicio en los Estados Unidos.

A las 1.30 de la madrugada de enero del 2001 abandonó el penal de Punta Peuco, con destino a su residencia en una villa militar en Peñalolén, tras completar su condena por el asesinato del ex Canciller.

De esta forma, Contreras purgó cinco años y tres meses de cárcel, de los siete años de sanción ratificados por la Corte Suprema en mayo de 1995, ya que se le computaron los meses que estuvo detenido en proceso vinculado al caso Letelier, que fue expresamente excluido del decreto-ley de amnistía de 1978 y que determinó la disolución de la DINA para crear la Central Nacional de Informaciones en 1977. Pesa a salir de la cárcel, quedó en arresto domiciliario por su responsabilidad en el secuestro de David Silberman.

- CASO SILBERMAN: En diciembre de 1999 fue procesado por el juez Juan Guzmán Tapia por la desaparición en 1973 del ex gerente comunista del Cobre Chuqui, David Silberman.

- CASO LEIGTHON: El 23 de junio de 1995, fue condenado en rebeldía por la justicia italiana a 14 años de presidio como autor inductor de homicidio frustrado contra el ex Vicepresidente de la República, Bernardo Leighton, y su esposa, Anita Fresno.

El 30 de mayo del 2000 el Estado de Italia, a través de Máximo Pacheco, pidió a la Corte Suprema de Chile la extradición de Contreras por el Caso Leighton. El 1 de septiembre de ese año, el fiscal de la Corte Suprema, Enrique Paillás recomendó procesar en Chile a Contreras por esta causa.

En enero del 2001, la justicia chilena rechazó extraditar a Italia al general en retiro por el caso Leighton.

- OPERACIÓN CONDOR: El 11 de abril del 2000, el juez argentino Rodolfo Canicoba Corral envió a Chile de la petición de "detención preventiva, con miras a la extradición" de Contreras por su participación en la llamada Operación Cóndor. Luego, el 4 de julio del 2001, se concretó en Santiago la detención preventiva del ex director de la DINA.

El 22 de diciembre del 2003, el ministro Juan Guzmán lo procesó por los secuestros calificados de chilenos en tres países de América en la llamada Operación Cóndor.

- CASO CALLE CONFERENCIA: También en 2000 fue sometido a proceso por el ministro Juan Guzmán por el secuestro calificado de siete personas en el llamado Caso Calle Conferencia.

El 9 de febrero del 2001, la Primera Sala de verano de la Corte de Apelaciones de Santiago revocó el procesamiento de Contreras por el caso. La Primera Sala se basó en una resolución de la Corte Suprema, de diciembre de 1994, que confirmó el sobreseimiento por aplicación del decreto-ley de amnistía de una causa por la desaparición de 78 militantes del Partido Comunista y del MIR, rechazando un recurso de queja contra los integrantes de la Corte Marcial que emitieron ese dictamen.

Dicho proceso se inició en 1978 con una querella en el Décimo Juzgado del Crimen de Santiago, que luego fue traspasado a la justicia militar, que 12 años más tarde lo sobreseyó por amnistía. En abril, la Sala Penal de la Corte Suprema ratificó la nulidad del proceso a Contreras.

El 21 de junio del 2002, el ministro de fuero Juan Guzmán aplicó el sobreseimiento definitivo por cosa juzgada en favor del general en retiro en la causa por la desaparición de la dirección del Partido Comunista, caso conocido como Calle Conferencia.

- VILLA GRIMALDI: El 9 de julio del 2001, fueron procesados, por el magistrado Juan Guzmán, cinco ex integrantes de la DINA, entre ellos el general (r) Contreras, acusados del secuestro calificado de 12 opositores al régimen militar, desaparecidos desde el centro de detención Villa Grimaldi, y por el delito de asociación ilícita.

El 26 de abril del 2002, la titular del Octavo Juzgado del Crimen de Santiago y jueza con dedicación exclusiva, María Inés Collin, lo procesó por la desaparición de la militante del MIR Diana Arón Svisky en 1974, recluida en Villa Grimaldi.

El 23 de julio, el ministro Juan Guzmán Tapia lo procesó por la desaparición de 23 personas en Villa Grimaldi.

El 15 de abril del 2003 fue condenado a 15 años de presidio por el secuestro del mirista Miguel Ángel Sandoval Rodríguez, detenido el 7 de enero de 1975 y desaparecido tras su paso por Villa Grimaldi. El 5 de enero del 2004, la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó el procesamiento de Contreras, pero redujo su pena de 15 a 12 años.

Actualmente la Segunda Sala de la Corte Suprema analiza si procede o no la aplicación de la ley de Amnistía en el caso.

- OPERACIÓN COLOMBO: El 2 de septiembre de 2004 el ministro de fuero Juan Guzmán Tapia procesó a Contreras y a otros 15 ex miembros de la DINA por la desaparición de 37 efectivos militantes del MIR, en el marco de la Operación Colombo.

Operación Colombo se le denomina al montaje efectuado por la Dirección de Inteligencia Nacional para justificar la desaparición de miembros del MIR en el país.

- JUSTICIA FRANCESA: El 25 de octubre del 2001, el juez galo Roger Le Loire dictó 15 órdenes de arresto internacionales por el caso de cinco franceses desaparecidos entre 1973 y 1977. Entre los afectados por la resolución figuraba el ex director de la DINA.

- OTROS PROCESOS: El 28 de abril del 2003, el juez especial Daniel Calvo ordenó el término del arresto domiciliario del ex jefe de la DINA y decidió su reclusión en una unidad penal militar. Calvo lo había procesado por el secuestro y homicidio de cinco militantes comunistas que fueron detenidos el 20 de diciembre de 1973. Al día siguiente, fue trasladado al Comando de Telecomunicaciones del Ejército.

El 9 de septiembre del 2003, el ministro Calvo lo procesó, junto al coronel (r) Marcelo Moren y a los ex agentes de la DINA Osvaldo Romo y Manuel Rivas, por el secuestro calificado del ex campeón nacional de ciclismo y militante del MIR Sergio Tormen y del mirista Luis Guajardo, ocurrido en 1974.

-El 12 de noviembre del 2003, la jueza Raquel Lermanda procesó al ex director de la DINA por la desaparición de los miristas Luis Mahuida y Luis González, en 1977.

-El 14 de noviembre del 2003, el juez Juan Guzmán lo procesó, junto a seis oficiales retirados, por el crimen de la dirigenta del Partido Comunista Marta Ugarte, cuyo cuerpo apareció en la playa de Los Molles, 260 kilómetros al norte de Santiago, después de haber sido lanzado al mar desde un helicóptero Puma a fines de 1976.

Actualmente Contreras se encuentra en libertad provisional y debe concurrir a firmar con frecuencia ante los ministros que instruyen causas en las que está involucrado.

volver