|EMOL|El Mercurio|Las Últimas Noticias|La Segunda|Diarios Regionales|Avisos Económicos|
Un año después Ir al inicio

 

Gladys Marín

Liderazgo en el PC

Inmediatamente después, en el denominado XV° Congreso del Partido Comunista, Gladys Marín se alzó como figura líder de la colectividad y muchos militantes la veían como la candidata ideal para ocupar el cargo de secretaria general. Sin embargo, la dirigenta se opuso ya que estaba fuertemente convencida de que la persona idónea para asumir esa tarea era Volodia Teitelboim.

Convencidos de que el “leninismo y la revolución” eran cosas del pasado, en 1991 un grupo de militantes comunistas encabezado por Fanny Pollarolo se escinde de la colectividad y forma el Partido Democrático de Izquierda (PDI), entre cuyos dirigentes figuraron Luis Guastavino, Antonio Leal y Alejandro Toro.

En abierta oposición con la línea del PC, la nueva agrupación política propugnó la idea de que ningún partido de izquierda que profesara transformaciones democráticas y que quisiera contribuir a la generación de una nueva idea de socialismo, podía inspirarse en el marxismo.

Cuatro años más tarde, el 15 de agosto de 1994, Gladys Marín fue elegida por unanimidad secretaria general del Partido Comunista, convirtiéndose así en la primera mujer en desempeñar ese cargo político en la colectividad de izquierda.

La elección de la dirigenta fue lamentada por el entonces secretario general del PDI, Antonio Leal, para quien la designación de Gladys Marín significó el triunfo de los sectores ideológicos más ortodoxos del PC y de quienes mantenían abiertas las puertas del militarismo en la política de la colectividad.

En su nuevo cargo, Gladys Marín criticó duramente al gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, acusándolo de no cumplir los compromisos asumidos con el país a través de su programa e intentar imponer una ley de punto final en materia de derechos humanos.

En agosto de 1995, la dirigenta presentó una denuncia contra el entonces comandante en jefe del Ejército, Augusto Pinochet, luego de que éste afirmara poseer archivos secretos sobre opositores políticos al régimen militar. Sin embargo, la acción legal fue finalmente archivada por considerar que el general no había cometido ningún delito.

Dos meses después, el dirigente comunista Jorge Pavez logró la primera mayoría individual en la elección del Colegio de Profesores, triunfo que para Gladys Marín significó una demostración del descontento popular frente a la política que desarrollaba el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

También en 1995, la dirigenta presentó ante el Servicio Electoral una solicitud del Partido Comunista para ser inscrito en sus registros como tal. La petición fue respaldada por 16 mil 623 fichas de afiliación.

Al año siguiente, en octubre de 1996, Gladys Marín fue sometida a proceso como autora del delito de injurias en contra del comandante en jefe del Ejército, Augusto Pinochet, proferidas en un discurso que pronunció en el Memorial al Detenido Desaparecido y al Ejecutado Político del Cementerio General el 11 de septiembre de ese año.

En la oportunidad la dirigenta señaló que “el responsable principal del terrorismo de Estado, de los crímenes contra la humanidad, Pinochet, sigue haciendo política y dando órdenes. Y eso lo hace porque el Gobierno se lo permite”

Pese a que sus abogados presentaron un recurso de amparo en su favor, la secretaria general del PC fue detenida y trasladada al Centro de Orientación Femenina, donde permaneció durante dos días. Posteriormente obtuvo su libertad bajo fianza minutos antes de que el propio Pinochet, a petición del entonces ministro de Defensa, Edmundo Pérez Yoma, se desistiera de la acción legal presentada en su contra, argumentando “razones humanitarias y de Estado”.

En enero de 1997, Gladys Marín manifestó su satisfacción por la fuga en helicóptero de cuatro extremistas desde la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) ocurrida el 30 de diciembre del año anterior. “Los que se han fugado son gente que luchó consecuentemente contra la dictadura, y arriesgaron en ello su vida”, declaró la dirigenta en la oportunidad.

 

Imprimir Enviar
Términos y condiciones de la información © El Mercurio S.A.P.