|EMOL|El Mercurio|Las Últimas Noticias|La Segunda|Diarios Regionales|Avisos Económicos|

Testimonios

J. Novoa | J. Coloma | P. Longueira | R. Núñez J. Viera Gallo

 

Ricardo Núñez: “Guzmán fue un buen ideólogo más que un buen político”

Para el timonel del PS el peor daño que el fallecido parlamentario le hizo a la UDI fue vincularla tan estrechamente con el gobierno militar.

 

El actual senador y presidente del Partido Socialista (PS), Ricardo Núñez, aún recuerda los abucheos y pifias que recibió, junto a otros personeros de la Concertación, durante el funeral de Jaime Guzmán.


Núñez y el fallecido parlamentario fueron ambos elegidos senadores en 1989, y aunque no compartían la misma ideología, ni tampoco eran amigos, el timonel del PS lo recuerda como un hombre cordial y asequible, que sintió un “alivio personal” cuando el “No” ganó el plebiscito.

 

- ¿Cuál es su percepción de Jaime Guzmán como político?

- Diría que con Jaime Guzmán se produjo, en el momento de la transición, una situación un tanto contradictoria. Por un lado él era claramente uno de los ideólogos más notables que tuvo el régimen militar, muy comprometido en consecuencia con los hechos políticos institucionales que marcaron la dictadura. Pero por otro lado, dada las conversaciones que sostuviéramos antes que asumiera el nuevo Parlamento, habiendo sido él elegido senador, tuvimos la oportunidad de conversar más estrechamente varios temas que decían relación con la historia de nuestro país, con como él veía la transición y muy particularmente, el tema de los derechos humanos. En esta última materia, tal vez la más sensible de todas, supimos de los esfuerzos, a esta altura no puedo si no que creerlos sinceros, que él hizo para que la DINA en particular, y la CNI, no cometieran las tropelías de las cuales él mismo estaba consciente que se estaban cometiendo en nuestro país. Es más, supimos por su propia boca lo que se conocía como un rumor, pero que él nos ratificó: su enorme lejanía con Manuel Contreras y las dificultades que había tenido con él e incluso de las amenazas que éste le había propinado.

 

Creo que era un hombre extremadamente conservador, diría que a esta altura él sería una muy rara excepción, creo que el mundo ha cambiado lo suficiente, no me imagino a él con una visión tan conservadora que hubiese cambiado de la manera que lo han hecho sus propios compañeros. Sin embargo, creo que en la retina de todos nosotros quedó un hombre que se dispuso a ayudar a la transición, a tener unan actitud positiva para generar consenso suficiente para hacer más sólida la transición política, y en ese sentido no es casual que él haya sido un firme partidario de que el Senado de la República lo presidiera un hombre de la Concertación como Gabriel Valdés, y él fue, por cierto, una de las personas que más abogó porque así ocurriera.

 

Para Núñez, Jaime Guzmán “tenía plena conciencia de que había que superar la tragedia de la dictadura”, y argumenta que debido a que el líder gremialista conocía “íntimamente las redes en torno a las cuales se manejaba el poder de Pinochet”, tenía conciencia de que la mantención del gobierno militar “podía costarle aún mucho más caro a nuestro país”.



 

2 1

 

 

 

imprimir enviar

Términos y condiciones de la información © El Mercurio S.A.P.