2007

07 de mayo:
Fabián Flores Silva, un ex empleado de la discoteque "La Cucaracha", reconoce ante la jueza (s) del Segundo Juzgado del Crimen de Valdivia, Marcela Robles, haber participado en forma directa en la muerte de Jorge Matute Johns. El joven, quien trabajaba como vedetto, dice además que otras personas ligadas al recinto -entre ellas el dueño, Bruno Betanzo- también son responsables de la muerte del universitario.