Infancia l Las coronas l Nace la diva l El retiro l Premios y programas


La vida de la reina de Chile está marcada por abandonos, fracasos, aplausos, premios y críticas. Multifacética, ha pasado de reina del colegio a Miss Universo, de animadora a periodista y actriz e incluso ha comenzado a dar pasos en la política. Esta es la historia de la niña bonita que se convirtió en la única diva chilena.

Infancia

Cecilia Carolina Bolocco Fonck nació el 19 de mayo de 1965, en la Clínica Santa María de Santiago. Para sus padres, el empresario Enzo Bolocco y Rose Mary Fonck, la llegada de la primera niñita a la familia fue una verdadera bendición, luego de dos hijos hombres, Rodrigo y Juan Pablo. Después de Cecilia, vinieron dos mujeres más, Verónica y Diana.

De pequeña sufrió una grave enfermedad intestinal, por lo que una niñera la cuidó día y noche hasta los seis años. Se llamaba Rebeca y la mimaba hasta el extremo, haciéndola sentir especial. Cuando sus padres la despidieron, fue muy duro para ella, sintió que se había quedado sola en el mundo, fue su primer abandono traumático.

Este hecho comenzó a templar el fuerte carácter de Cecilia, quien además heredó de su padre la ambición y el exitismo. (Enzo Bolocco, tenía una empresa de televisores “Bolocco” en el país. A principios de los 80 fue arrestado por la quiebra de ésta, por lo que la familia sufrió un revés económico).

A partir de los cuatro años asistió a clases de ballet, fue allí que descubrió su amor por el escenario. Era muy histriónica, le encantaba disfrazarse y mirarse al espejo.

Estuvo toda su etapa escolar en el Santiago College. No le gustaba estudiar por lo que era una alumna regular, aunque las matemáticas y el arte siempre fueron su fuerte.

Junto a sus dos mejores amigas formaban el denominado “Trío Narciso” ya que eran muy vanidosas y se pintaban a escondidas en el baño del colegio.

De adolescente, llamaba la atención por su linda figura y porque siempre era la protagonista de todas las actividades. A los 16 años, cuando cursaba segundo medio, la coronaron reina de su alianza y del colegio. Era coqueta y de personalidad fuerte, se hacía notar y siempre destacaba. De la familia de su padre aprendió a ser disciplinada, a terminar bien todo lo que emprende.

Si bien siempre se inclinó por lo artístico, se decidió a estudiar ingeniería civil en la Universidad de Santiago de Chile (USACH), pero duró sólo un año y se dio cuenta que no era lo suyo; se cambió a diseño de vestuario en el Incacea, dejando entrever su creciente pasión por el espectáculo.

Uno de los momentos más duros de la vida de Cecilia fue en 1986, cuando, en un trágico accidente automovilístico, murió su hermano Rodrigo, a los 24 años.

  Continuación >>