Primeros amores l Amores secretos l Amor maduro l Amor maternal

Amor maduro

No se le conocen romances por un tiempo, hasta que el 12 de septiembre de 1999 viaja a Anillaco, Argentina, a entrevistar al entonces Presidente trasandino Carlos Menem, para su programa “La noche de Cecilia”.

Separado y reconocido mujeriego, quedó encantado con la belleza y el desplante de la animadora. Luego de mostrarle el lugar le pidió que se quedara unos días; ella aceptó.

Durante la estadía en Anillaco la pareja se dedicó a conversar y dar largos paseos tomados de la mano por los jardines de la mansión.

Al poco tiempo, Menem la llamó diciéndole que la extrañaba y, según cuentan artículos de prensa, el argentino despertó algo en ella.

Cecilia dudaba, tenía miedo de lo que debería enfrentar si asumía esta relación. Pero el temor no los detuvo: el romance se comprobó por unas fotos de la pareja en Miami, del paparazzi Ángel Mora, publicadas en la revista Caras.

Los encuentros se repitieron una y otra vez. Los aviones que cruzaban la cordillera iban y venían. Justo cuando entraba el nuevo milenio, sus corazones latían cada vez más cerca.

En menos de diez meses estalló una pasión que los alejó de medir las consecuencias de este romance. Los 34 años que los separan en números, parecían unirlos a fuego en todo lo demás, ante la mirada atónita de millones de chilenos y argentinos.

En Argentina, veían esta relación como un aprovechamiento político de Menem. La propia hija del ex mandatario trasandino, Zulemita, estaba absolutamente en contra de esta relación y no escondía su furia incontenible.

Tanto así, que la presentadora argentina Susana Jiménez invitó a su programa a la novia del ex mandatario, en donde Cecilia habló abiertamente de su amor por Menem. Incluso lloró al enfrentar el tema de las rabietas de Zulemita.


Cecilia fue presentada en sociedad el 17 de octubre del 2000, fecha en que se celebraba el día en que Perón salió de la cárcel a tomar el poder. Su peinado, un rebuscado moño al estilo Evita generó revuelo.

La primera vez que Cecilia participó oficialmente en un acto con Menem en la Casa de Gobierno de La Rioja, recibió el aplauso de 5.000 personas que esa noche se concentraron en la plaza central de la ciudad.

Pese a los obstáculos y críticas, finalmente, se salieron con la suya. El 26 de mayo del 2001 se celebró el matrimonio en Anillaco, La Rioja. Tras una breve ceremonia, la pareja se desplazó a un gimnasio de la localidad y celebró junto al pueblo. Después viajaron a la hostería "Los Amigos", donde realizaron una fiesta privada.

Aunque alguna vez Cecilia dijo que si se volvía a casar lo haría en privado, más de cien medios, de diversas partes del mundo, cubrieron el matrimonio Menem-Bolocco, muestra de una de las tantas contradicciones de la diva.

El enlace religioso deberá esperar porque si bien Menem nunca se casó por la religión católica con Zulema Yoma, Cecilia no había iniciado sus trámites de nulidad eclesiástica. Nuevamente, la supuesta homosexualidad de Young se arguye como la causal para pedirlo.

<< Volver Continuación >>