Primeros amores l Amores secretos l Amor maduro l Amor maternal

Amor maternal

Pocos días después del matrimonio, Menem fue detenido por la justicia argentina y queda recluido en la Hacienda Don Torcuato por el caso de venta de armas. Estuvieron "presos" por más de cinco meses en su casa, en el exclusivo barrio de Martínez, en Buenos Aires, viviendo una particular luna de miel.

Ella, rápidamente tuvo que asumir un nuevo rol: proteger a su marido de los constantes acosos y ataques de los medios.
Una de las críticas más recurrentes de los detractores del ex mandatario de 72 años es que esta unión ayudaría a rejuvenecer su imagen y, de paso, conseguirle votos para las elecciones.

Y no se equivocaron. Menem es puesto en libertad tras 10 meses preso y se pone de inmediato en doble campaña: postula a las elecciones presidenciales de Argentina el 2002 y se embarca junto a su esposa en un largo y a veces fallido proceso de fertilización para poder ser padres.

El trabajo político de Carlos y el esperado embarazo de Cecilia, tensionan el matrimonio a comienzo de 2003. Ella debe cuidarse los primeros meses y permanece recluida durante casi toda la campaña.

Sin embargo, esta soledad es recompensada. El primer alivio viene con la decisión de su marido de no presentarse a la segunda vuelta presidencial que le auguraba una contundente derrota.

Lo segundo es que viaja a Chile y se rodea de sus amigos y familiares en espera del nacimiento de su hijo. El 19 de noviembre del año 2003, en la clínica Las Condes y bajo estrictas medidas de seguridad, nace Máximo Saúl Menem Bolocco. Su padre está ausente y escucha su primer llanto, en Buenos Aires, a través del teléfono.

El nacimiento de Máximo hace sentir a la diva que la vida la ha premiado. La pareja se instala en Santiago durante el 2004, pero ya el 2005, Menem regresa a su patria para reintentar un relanzamiento de su vida política.

El matrimonio comienza a pasar, nuevamente, varias semanas separado, pero Cecilia Bolocco parece no inmutarse. Al fin ha llegado a su vida una persona, su hijo, que le dará amor incondicional, gratuito y para siempre, algo que buscó desde los 16 años.

Sin embargo, 2005 es un año clave. A fines de ese año la diva declara en un programa de televisión que sé ha dado cuenta de que no ocupa uno de los primeros lugares dentro de las prioridades de su marido. Y utilizando su programa "La noche de Cecilia" en Mega, invita al ex Presidente a hablar de su relación y le saca en cara su descariño. Menem asegura que no hay nada de que reconciliarse.

Durante el 2006 mantienen una relación a distancia, queda claro que Menem está interesado en su carrera y Cecilia en reposicionarse en la tv local. Así llegan al 2007, con visitas espóradicas de Carlos a ver a su hijo que ya va al jardín infantil.

Pero mayo es el mes del terremoto. Cecilia es sorprendida, en su casa en Miami, haciendo topless junto a un amigo italiano, Luciano Marocchino. Las fotos causan revuelo y cruzan la cordillera porque ella lo abraza y besa en clara actitud de romance. Recién entonces se confirma lo que era un secreto a voces: Menem anuncia desde Buenos Aires que están separados, que no lo han legalizado sólo por Máximo y que la convivencia se hacía insostenible debido a los distintos proyectos que los motivan. Agrega que nadie ha sido infiel a nadie, mientras ella guarda silencio.

Al tiempo, Bolocco se limita a decir que no quiere saber nada de ese seņor, el italiano, y se concentra en su hijo que ya con 4 aņos se prepara para entrar al colegio. De Menem no hay noticias.


<< Volver