|EMOL|El Mercurio|Las Últimas Noticias|La Segunda|Diarios Regionales|Avisos Económicos|

¿Quién es el
principal protagonista ?

 

El caballo chileno es parte fundamental del rodeo, deporte netamente criollo que se desarrolla bajo la tutela de la Federación del Rodeo Chileno, fundada en mayo de 1961 y que cuenta con cerca de 8.500 socios activos, agrupados en 33 asociaciones y 273 clubes desde Atacama a Magallanes.

A diferencia de otras razas criollas, la genealogía del caballo chileno se origina en el Virreinato de Nueva Castilla (Perú). En aquella época, la mayoría de los ejemplares provenían de los valles de Charcas (Bolivia), pero algunos de los potros más finos escogidos para la remonta del segundo gobernador de Chile, García Hurtado de Mendoza, se seleccionaron a través del Virreinato.El Caballo Chileno

En 1543 Alonso de Monroy trajo 70 productos que se unieron a los 70 que había traído Pedro de Valdivia tres años antes, los que se incrementaron con 4 remesas que llegaron desde el Cuzco, Perú, que en menos de 7 años conformaron una masa caballar de alrededor de 500 equinos, población que fue reforzada y mejorada con la inclusión de 42 reproductores escogidos de propiedad del Gobernador García Hurtado de Mendoza, siendo estos quinientos ejemplares los que le dan forma al caballo chileno de hoy.

Y dentro de eso, el caballo que ingresó a territorio nacional era de batalla, de guerra, valiente y encarador, a diferencia de lo que ocurrió en otras latitudes, donde penetró un ejemplar más bien protocolar, de desfiles y más bonito a primera vista. El criollo chileno era rústico, funcional para las tareas del campo.

Lo que más distingue al caballo chileno es su capacidad atlética, su facilidad para el entrenamiento, su valentía y su instinto "vaquero", y además de sus grandes cualidades de "corralero" no hay una raza de más segura pisada para el viajero de las montañas. A pesar de su baja estatura ha demostrado que puede llevar cualquier jinete adulto por las gradientes más exigentes.

 

Términos y Condiciones