Dion Valle
"Sin ir a Chile, nunca hubiese vivido eso"

¿Cómo te cambió la vida?

Fue un sueño realmente. Llegué a Chile en 1991 para que mi hermano jugara. Yo tenía trece años y la suerte me cayó a mí. De Colo-Colo pasé a la Sub-17, donde habían jugadores muy buenos. Tengo recuerdos muy lindos y, sin ir a Chile nunca hubiese tenido eso.

¿Crees que respondieron a las expectativas que se crearon sobre ustedes?
Yo tenía quince años no más. Poner expectativas encima de uno a esa edad es muy complicado. En ese momento, el fútbol para mí era un hobby. Después me di cuenta que me gustaba mucho más y que lo podrían tener como profesión. Pero cuando yo fui a Chile, fue por un año. Conocimos todo el mundo con los juveniles de Colo-Colo y la selección. Después de la Sub-17 hay como un choque de decisiones. Cuando cumplí 20 años y tuve la opción de irme a Estados Unidos, yo no quería quedarme en Chile cuatro años más, porque los contratos eran de esa extensión. Yo todavía podría estar allá. No sería en mala situación, pero en ese momento tuve que decidir si quedarme en Chile por el resto de mi carrera, o tratar de llegar a Europa a través de Estados Unidos. Por eso me fui a los 20 años.

Cuando estaban en En Japón, ¿eran concientes de la responsabilidad que el país había puesto en ustedes?
No es que no fuéramos responsables por representar a Chile. Sabíamos que teníamos un buen equipo y que nos iba a ir bastante bien. Pero no sabíamos que tanto miraba la gente los partidos. El "Pollo" decía que "no saben cuánta gente los está viendo". Nos llegaban fax, pero la presión no era tanto y como éramos jóvenes, era todo nuevo para nosotros.

¿Y cuando llegaron, cómo tomaron la fama?
El problema es que como el fútbol es una salida de la mala educación y la población, para la mayoría de los futbolistas, cuando viene la fama o uno se encuentra con mucha plata de repente, es muy difícil esperar que la persona responda correctamente en todos los sentidos. Pero yo creo que la mayoría hizo las cosas bien y a algunos se les subió la fama a la cabeza. En esos caso la culpa fue de la gente que no estaba dirigiendo. A los 16 años no se puede esperar que tengamos respuestas para todo. Cuando algunos se salieron del camino correcto fue culpa de quienes dijeron tenían que decir sí o no... los padres hacen todo lo posible, pero la responsabilidad era de los clubes, porque tomaban la decisión para el grupo. El "Pollo" o Jorge Vergara tenían que decidir si Frank Lobos podía ir a la teleserie o al Festival de Viña.

¿Quién pensabas que sería el más exitoso?

Yo pensaba que (Manuel) Neira iba a dar mucho más. Como tiene de padrino a (Iván) Zamorano, se le abrirían muchas puertas, aparte de ser un gran goleador. Sebastián Rozental llegó a Glasgow Rangers y yo pensé que su futuro estaría listo, pero como se lesionó. En el caso de Frank (Lobos) también hay un gran talento, pero si no adoptaba cuerpo de hombre, le iba a costar mucho llegar a Europa. Bueno, llegó a Japón y ahí pagan muy bien... El Pato Galaz podría haber sido un jugadorazo, pero también alguien común, aunque en estos momentos le está yendo mejor.

¿Dante Poli?
Yo pensé que sería un muy buen jugador en Chile. O en Sudamérica. En la posición de él es muy difícil llegar a Europa, no sirve el talento de la zurda que tiene, sólo te piden rapidez y fuerza. Mirando para atrás, había jugadores como el "Perrito", que a lo más llegaban a Colo-Colo. Europa es complicado. Tu viste a (Javier) Margas que fue a Inglaterra y jugó un partido no más. Ahí hay once Margas.

¿Cómo veías tu comparación con Margas?

No, él es mejor. Un poco tronco no más. El problema de Chile es que el estilo de jugar con la pelota en los pies y ser pichanguero no gana mundiales. En Francia, Margas y Pedro Reyes estuvieron muy bien... hicieron su trabajo y no se puede esperar que den un pase de 60 metros y dejen a un jugador solo, o que hagan un gol de chilena, no es su juego. Es como pedirle defender a Marcelo Vega.

¿Cómo ves a Chile ahora?

En los Juegos Olímpicos me impresionó la existencia de muchos jugadores que destacan cuando son jóvenes, mucho más que antes. Nombres que nunca he escuchado. El problema es que le ganamos a Brasil y después perdemos con Perú. Sube el nivel cuando juegan con un equipo espectacular y cuando es uno más o menos, bajan a ese nivel. Sé que Colo-Colo tuvo muchos problemas, pero en general no cambian mucho las cosas".

¿Y cómo has seguido en el fútbol?

Bueno, yo estuve jugando en Perth Glory los últimos tres años, fui campeón nacional en Australia. Pero Perth queda en el otro lado del país, a siete horas en avión, lejos de mi familia. El problema es que no hay plata y gano más trabajando y jugando con mis amigos en la liga de acá, que en un equipo nacional. Además saqué una carrera de Construcción en Sidney.