EE.UU. investiga posible falla en 500 mil autos Tesla por aceleración repentina no intencionada

Más de 100 consumidores han denunciado que la falla ha generado choques y lesiones, de ahí que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras indagará el hecho.

17 de Enero de 2020 | 15:22 | Reuters
Shutterstock
La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de Estados Unidos anunció que iniciará una investigación formal de 500.000 vehículos de la empresa Tesla por denuncias de aceleración repentina no intencionada.

La petición afecta al Tesla Model S en sus versiones de 2012 a 2019, al Tesla Model X de 2016 a 2019, y al Tesla Model 3 de 2018 y 2019, dijo la agencia.

La petición menciona "127 denuncias de consumidores a la NHTSA que implican a 123 vehículos distintos. Los informes incluyen 110 choques y 52 lesiones".

Muchas de las denuncias hablan de incidentes de aceleración repentina a la hora de estacionar en garajes o aceras. Otras señalaron que la aceleración repentina se produjo en movimiento entre el tráfico o mientras se usaban sistemas de asistencia, y esta situación provocó choques.

En una de las denuncias, un conductor dijo que un Tesla Modelo S 85D de 2015 estaba cerrado con llave en California cuando "momentos después el vehículo comenzó a acelerar hacia la calle y se estrelló contra un coche estacionado".

El conductor de otro Tesla en Avondale, Pensilvania, estaba entrando en el estacionamiento de un colegio cuando el vehículo aceleró por sí solo, según la denuncia, que también indicaba lo siguiente: "pasó por encima del bordillo y se estrelló contra una valla de malla metálica".

Según otra denuncia, un conductor de un Tesla en Andover, Massachusetts, se acercaba a la puerta de su garaje "cuando el coche de repente dio una sacudida hacia adelante" y "atravesó la puerta del garaje destruyendo dos portones". El Tesla se detuvo tras chocar contra la pared de hormigón del garaje.

En octubre, la agencia dijo que estaba investigando si Tesla debería haber retirado 2.000 de sus coches eléctricos en mayo en lugar de lanzar una actualización de software para arreglar un posible defecto que podría haber dado lugar a incendios de la batería en los vehículos de los modelos S y X de los años 2012 a 2019.

Los 2.000 vehículos implicados en la petición de septiembre a la NHTSA recibieron una actualización del software para la gestión de la batería el pasado mayo en respuesta a un posible defecto que podría provocar incendios no relacionados con accidentes.
Vehículos destacados
    ¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

    Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

    ¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
    Ver condiciones

    Ordenar por:
    Este debate ha finalizado.
    Cargando Comentarios...
    Ediciones especiales
    Encuentra
    tu próximo vehículo

    Palabras clave

    Región

    Categoría

    Marca

    2000Rango de años 2020

    Precio

    Fecha de publicación

    Buscar
    Limpiar
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    PUBLICACIONES DESTACADAS
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores