Los Grateful Dead se despiden después de 50 años de actividad

El grupo se presentó ante 71 mil personas en un espectáculo ejecutado el domingo en la noche en Chicago.

06 de Julio de 2015 | 17:30 | AFP

CHICAGO.-  Por décadas, los fans de Grateful Dead han grabado, debatido y guardado metódicamente los "jams", o sesiones de improvisación, de la legendaria banda durante sus más de 2.300 conciertos.


El domingo por la noche, cuando el grupo dio un espectáculo en Chicago que anunció sería su gran final, muchos "deadheads" -los apasionados fans que seguían a la banda de espectáculo en espectáculo- ya habían comenzado a apostar cuál sería la última canción.


Mientras los "deadheads" con sus camisetas desteñidas bailaban en éxtasis, la banda que definió a la generación hippie cerró las compuertas tras varias horas de concierto con un "jam" acústico del tema "Attics of My Life".


Grateful Dead, que tuvieron algunos éxitos comerciales en el sentido tradicional del término, apenas tocaron esta canción hasta los últimos años de su carrera, pero la letra esta vez parecía apropiada: "He pasado mi vida buscando todo lo que queda por cantar".


La canción le dio un cierre tranquilo y emocionalmente resonante a la serie de cinco conciertos -tres en Chicago y dos en San Francisco- que, según algunos fans, eran una despedida demasiado grandilocuente para una banda que se enorgullecía de su ecuanimidad.


No obstante, los "Deads" celebraron con fuegos artificiales y, durante el espectáculo del sábado, el edificio Empire Estate de Nueva York emitió un show de luces coordinado con el Soldier Field de Chicago que fue transmitido a la audiencia en el estadio durante el tema "U.S. Blues".


Pero, al parecer, los miembros de la banda impusieron un límite cuando se negaron a llevar al escenario en forma de holograma a Jerry García, el miembro más identificable de los Grateful Dead que falleció tras un show en ese mismo lugar en 1995.


Las entradas para los conciertos estuvieron entre las más buscadas de los últimos años y los precios de reventa alcanzaban los miles de dólares.


Un total de 71 mil personas compraron entradas para el espectáculo del domingo y rompieron el récord de ventas del Soldier Field, casa de los Chicago Bears y el estadio de fútbol americano profesional más antiguo.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores