Así se vive una práctica de Argentina en Chile: Locura, "espías" y extrema seguridad

Son muchos los hechos que suceden durante un entrenamiento de Lionel Messi y compañía en La Serena. Acá te contamos los detalles de lo que pasa en una jornada.

12 de Junio de 2015 | 08:47 | Por Claudio Ortega, enviado especial a La Serena
LA SERENA.- No hay dudas de que la presencia de Argentina en Chile en una de las principales atracciones de esta Copa América. Claro, si entre sus filas tiene a grandes jugadores como Lionel Messi, Sergio Agüero y Carlos Tévez, sólo por decir algunos nombres.

Y quienes tienen el placer de disfrutar de estos jugadores en suelo nacional son los habitantes de la ciudad de La Serena, lugar escogido por la "Albiceleste" como su centro de operaciones durante la fase grupal.

Entonces, ¿Cómo saber lo que pasa con el seleccionado trasandino para aquellos que no están en la Cuarta región? Acá le contamos cómo es un entrenamiento de Messi y compañía en Chile.

Son exactamente las 15:40 horas del jueves 11 de junio y la "Albiceleste" llega al Complejo La Alpina para una nueva práctica. Esta vez, a diferencia de otros días, el trabajo será a puertas cerradas. Gerardo Martino quiere absoluta privacidad con miras al debut de este sábado ante Paraguay.

Los jugadores trasandinos arriban al recinto con 10 minutos de atraso, por lo que rápidamente desciende del bus e ingresan a la cancha número dos. Después de una breve charla con el cuerpo técnico arranca la sesión.

Trote y suaves movimientos marcan el inicio, mientras en las afueras de La Alpina se vive una locura por tratar de ver a Messi y compañía. Periodistas e hinchas se las arreglan para tratar de captar imágenes, ver tácticas o sacarle una foto a algún futbolista. Todo desde muy lejos, pues lo más cerca que se puede estar es en unas lomas ubicadas al frente de La Alpina. 

Siguen los trabajos de Argentina. Ahora con ensayo de jugadas con balón detenido. Messi es el encargado de los centros y cada vez que toca la pelota, los más de 100 hinchas que están afuera gritan y gritan tratando de conseguir, muy a lo lejos, un saludo del astro del Barcelona. Mientras, Carabineros y guardias de seguridad recorren los alrededores para saber que nadie está espiando.

Media hora de actividad y llega otra breve charla del cuerpo técnico. Ahora todos los jugadores se van a un rincón de la cancha para sesionar en duplas y con el balón. ¿Qué pasa afuera? Los fanáticos siguen soñando con una saludo y los gritos son cada vez más fuerte: "Messi levanta la mano, Martino queremos entrar", se escucha una y otra vez.

Pero la "Albiceleste" continúa en lo suyo. Es el turno de un fútbol reducido, para más tarde jugar algo así como el rugby. Ya son las 17:00 horas y mientras la extrema seguridad sigue en las afueras de La Alpina, los hinchas poco a poco se resignan a conseguir un saludo. "Agüero, Agüero acá estamos", es otro de los gritos.

Todo en marcha en orden adentro y afuera. En el complejo Argentina entrena con normalidad y en las afueras la locura por ver a los jugadores no cesa. Eso hasta que sorpresivamente llega Carabineros a las lomas del frente del recinto. "Deben abandonar este lugar o serán detenidos", es la orden de uno de los funcionarios policiales.

Al menos es ese sector la efervescencia llega a su final. Pero los hinchas no están dispuestos a rendirse, Cruzan la Ruta 5 Norte y ahora esperan en la entrada del recinto deportivo, a ver si en la salida de los jugadores consiguen un saludo.

Ya son las 17:30 y el sol comienza a bajar. Se siente el frío y algunos fanáticos comienzan a dejar el lugar, Sin embargo, hay un grupo que quiere sí o sí ver a Messi y compañía. El entrenamiento de la "Albiceleste" llega a su fin.

El bus oficial de la Copa América se apresta para dejar La Alpina. La locura otra vez se desata y el resguardo policía, extremo en todo momento, se duplica. Poco se ve por las ventanas, un tibio saludo de uno que otro jugador, pero nada de lo que esperaban los hinchas. 17:45 y la jornada acaba. Se fue Argentina y rápidamente ese sector de la Cuarta región, que tanta efervescencia tuvo en el día, queda prácticamente en solitario.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores