Tony Martin gana en Cambrai y se coloca como nuevo líder del Tour de Francia

El alemán liquidó en los últimos kilómetros una etapa qaue se caracterizó por los tramos de adoquines, los que fueron salvados sin contratiempos por los favoritos Froome, Quintana, Contador y Nibali.

07 de Julio de 2015 | 13:05 | EFE
CAMBRAI, Francia.- El alemán Tony Martin (Etixx Quick Step) sorprendió con un ataque a dos kilómetros de la meta de Cambrai para vencer en la cuarta etapa del Tour de Francia y arrebatar el maillot amarillo al británico Chris Froome (Sky).

El ciclista del Etixx estaba a un segundo de Froome en la general, en la que no hubo diferencias entre los favoritos. Ahora la lidera con 12 segundos de ventaja sobre el británico del Sky y 25 frente al estadounidense Tejay van Garderen (BMC).

En la etapa más larga de la edición, el germano logró su segunda victoria en línea, tras la del año pasado en Mulhouse, a las que suma tres triunfos en contrarreloj, su especialidad, en la que es campeón del mundo.

Una lucha contra el crono tuvo que hacer para escaparse en dos kilómetros del grupo que había sobrevivido al paso por los siete sectores adoquinados que marcaban la etapa de hoy, en los que intentó ganar tiempo el italiano Vincenzo Nibali, pero no logró ventaja con los otros favoritos para el triunfo final. Froome, Nairo Quintana y Alberto Contador resistieron de buena forma el paso por el pavé, dejando la carrera abierta con la montaña por delante y la contrarreloj por equipos.

Del pelotón de los supervivientes de esa criba surgió Martin, que en las tres etapas anteriores se había quedado con la miel en los labios en su búsqueda del maillot amarillo.

En la meta de Huy de la víspera se lo había arrebatado por 6 décimas Froome y este martes el ciclista alemán se lanzó en su búsqueda. Y encontró doble premio.

Un ataque que sorprendió al grupo perseguidor, donde ningún equipo tomó la responsabilidad de la caza, lo que sumado a sus dotes de rodador le permitieron entrar en Cambrai con 3 segundos de renta y, más tarde, vestirse de amarillo.

Una llegada al esprint si el viento lo permite

El viento se presenta como el principal enemigo de una llegada agrupada en la quinta etapa del Tour de Francia, que unirá Arras con Amiens en un terreno totalmente plano tras el movimiento constante de las primeras etapas.

Aunque los organizadores aseguran que el recorrido ofrece muchas posibles trampas, todo apunta a que sin la complicidad del viento será difícil que el pelotón no llegue compacto a la meta.

Pero en el caso de que sople, la etapa puede ser escenario de una dura batalla, memoria de las que tuvieron lugar en esos mismos escenarios durante la Gran Guerra.

Porque el pelotón atravesará con motivo de la jornada de mañana numerosos de los lugares míticos del conflicto que asoló Europa entre 1914 y 1919, en la senda de las conmemoraciones del siglo del inicio de la I Guerra Mundial que fueron protagonistas de la ronda gala el año pasado.
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores