La historia del kinesiólogo chileno que se codea con la élite del tenis y trabajó en el Real Madrid

Andrés Vial cuenta detalles de cómo llegó a unirse al staff técnico del canadiense Vasek Pospisil, quien dio una de las sorpresas en Wimbledon. "Quiero tener a Chile en lo más alto del ATP", asegura.

12 de Julio de 2015 | 10:25 | Por Martín Gutiérrez, Emol
SANTIAGO.- Esta semana se disputó una nueva edición de Wimbledon, uno de los torneos más tradicionales en el mundo del tenis y en el que este año hubo presencia chilena.

No es un tenista, pero si tuvo injerencia para que uno de ellos brillara sobre la hierba de Londres.

Andrés Vial es un kinesiólogo que trabaja desde marzo de 2014 con la segunda raqueta canadiense, Vasek Pospisil, quien fue una de las sorpresas en Wimbledon alcanzando los cuartos de final, cayendo en un cerrado duelo con el local Andy Murray.

Pese a la eliminación, la raqueta de 25 años llegó más lejos que su compatriota Milos Raonic (8°del mundo) y avanzó 27 casilleros en el ranking ATP. Este lunes aparecerá como el 29° del mundo.

En conversación con Emol, Vial revela detalles del camino que lo catapultó a trabajar en el circuito ATP.

"Todo comenzó en 2012 cuando decidí ir a estudiar y trabajar a Madrid. Estaba convencido que si lo que quería era desarrollarme en el mundo del deporte debía dar el siguiente paso, junté plata y partí. Comencé estudiando un master en Fisioterapia-Kinesiología y comencé a generar redes de contacto", revela el profesional de 31 años.

Y es que durante sus años de formación en la Universidad Andrés Bello, Vial se ilusionaba con dos metas: trabajar en el Real Madrid y en el ATP Tour. Y cumplió con ambas.

"Siempre tuve esos dos grandes sueños. El primero no fue tan complicado realizarlo ya que el Master que realicé estaba en alianza con el club, así que las prácticas las pude hacer durante un año junto a ellos", cuenta sobre su paso por el equipo merengue.

En esa misma línea, agrega que "fue una experiencia inolvidable, pero por sobre todo alentadora. Colaboré en el equipo B y en la cantera. Me di cuenta que no estaba lejos del nivel que necesitaba para lograr llegar donde quería".

El salto a la élite del ATP

Después de esa vivencia, el santiaguino decidió tomar un curso sobre fisioterapia de élite, dictado por Michal Novotny, uno de los fisioterapeutas de más renombre en el mundo del deporte. Lo terminó con éxito.

"Ahí conocí al italiano Stefano de Pirro, quien ya trabajaba junto a la tenista rusa Dominika Cibulkova", explica.

Con de Pirro, hizo una buena amistad y así empezó a fraguarse su paso al mundo del tenis, no sin antes con una desilusión.

"Stefano siempre me decía que yo tenía las cualidades para entrar. La primera llamada fue de una jugadora de la WTA, que era Top 10. Estaba en una especie de terna, pero luego de dos semanas de espera, no recibí ninguna llamada. Después de eso pensé que no sería posible", confiesa el kinesiólogo.

Pero finalmente, Vial tuvo su gran oportunidad cuando un año después de ese frustrado trabajo fue contactado por el equipo del canadiense Vasek Pospisil. Fue sometido a una prueba de cinco días en Miami y quedó en el staff del tenista de 25 años.

"Fue por motivo del Masters 1000 de Miami. Me evaluaron tomando en cuenta las habilidades en kinesiología, nutrición, preparación física y por sobre todo la personalidad e idioma", sostiene.

El recambio y la experiencia de Wimbledon


Consultado por la posibilidad de colaborar al tenis nacional, sueña con aquella opción manifestando que "es algo que voy a hacer sin dudas. Sólo debo buscar la forma de llegar a éste, tener a un chileno en lo más alto del ATP nuevamente es algo de lo que me gustaría ser parte".

Ahondando en lo que respecta al tenis nacional, el kinesiólogo cree que la disciplina si tiene recambio, pero que debe manejarse de la mejor manera.

"Recambio hay y siempre lo habrá, la cuestión es como se gestione. Por mi parte me gustaría poder aportar con mi trabajo a esas nuevas generaciones. Todos deben ir en la misma dirección, de otra forma, no hay resultados", sentencia.

Sobre su experiencia de estar presente en Wimbledon, Vial reconoce que estar en un Grand Slam de esa naturaleza fue especial.

"Fue más difícil y más agotador para Vasek y por ende más trabajo para mí. De hecho antes de Wimbledon, él tuvo un problema a la espalda y pasamos desde la rehabilitación en agua a la cancha directamente. Pero fuimos una sorpresa y quedamos más que satisfechos. Vasek quedó entre los 8 mejores y eso es un logro importante", enfatiza.

Finalmente, el profesional se refiere a sus aspiraciones a futuro: "Espero seguir trabajando en Chile, en mi lugar de trabajo, Youtopia Club en Los Trapenses. Y combinándolo con ATP, esperando lograr cosas importantes con Vasek y todo el equipo. Estoy convencido que lo mejor está por venir".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores