El multidisciplinario y profesional equipo que ha llevado al éxito a Felipe Miranda

El esquiador náutico tiene a su haber títulos mundiales en todas las categorías y ahora el oro panamericano. En Toronto está con su entrenador, kinesiólogo y psicólogo, además de sus padres que son los que invirtieron para conseguir los resultados.

23 de Julio de 2015 | 11:19 | Por Leonardo Vallejos, enviado especial a Toronto

Un campeón necesita de un buen apoyo detrás.

Max Montecinos / IND
TORONTO.- A la primera persona que Felipe Miranda abrazó cuando supo que con su salto final de 58.9 metros ganaba el oro fue a su gran amigo y kinesiólogo Sergio Valdivia. El profesional estuvo en todo momento en el muelle del lago de Ontario al lado del campeón panamericano y lo contuvo en su momento de júbilo.

Valdivia lleva 15 años trabajando con "Pipe", es el que más viaja con él, el más cercano. Forma parte de un completo, multidisciplinario y profesional equipo de trabajo que han llevado al deportista a ser el más ganador del mundo con títulos planetarios y la presea panamericana.

Junto con Miranda también anda en Toronto el experimentado entrenador estadounidense Tanneguy Benet. "Mi papá lo fue a buscar hace ocho años, y aquí estamos, campeones del mundo y con medalla de oro", comentó el esquiador.

Por esas casualidades, Benet justamente había trabajado antes con el canadiense Jaret Llewellyn, quien se quedó con la plata en overall, y quien intentó impugnarle el triunfo del chileno. Ahí el coach sacó a relucir toda su trayectoria e intercedió ante el staff del norteamericano y de los jueces. Los alegatos no quedaron en nada.

A ellos se les suma Enrique Aguayo, destacado psicólogo deportivo. "Hay un objetivo muy claro, un clima de alegría pero de seriedad para el trabajo. Todos saben lo que tienen que hacer y se dedican al ciento por ciento. Es un grupo que llama la atención, un gran cuerpo técnico. Este grupo ha marcado una pauta", destacó el especialista.

Uno de los principales roles del psicólogo ha sido trabajar con la presión que tiene Miranda. "La presión siempre debe existir, lo clave es como se maneja favorablemente esa presión", agregó Aguayo.

Y tan importante como todos ellos es su padre, Waldo Miranda. Fue él quien invirtió grandes millones para construir la laguna artificial Los Morros en San Bernardo y quien se ha encargado de satisfacer en todo a su hijo.

Muy orgulloso el progenitor comentó que "este equipo lo gestó más Felipe que nadie, él pidió al staff. El entrenador siempre va a estar, a Checho como kinesiólogo lo pedimos nosotros, pero Enrique vino porque Pipe lo trajo, lo necesitaba al lado. Felipe ha sido por lejos uno de los mejores deportistas chilenos en los últimos 4 años, los resultados lo dicen. Es el deportista de esquí que más logros ha obtenido a nivel mundial, campeón del mundo juvenil, sub 21, universitario y adulto, la única que nos quedaba era esta y ahora hasta podríamos retirarnos".

Además, Waldo se hace cargo de varias críticas que rondan en redes sociales y que señalan que "es fácil ser campeón del mundo cuando tu papá te construye una laguna en el patio de tu casa".

"En Chile hay cuatro lagunas más, no solamente la mía. Y las otras cuatro lagunas también hay hijos de los dueños y no están aquí. Nosotros antes de empezar con nuestra laguna íbamos a la de Aculeo a entrenar con un frío terrible y después tuvimos esta laguna. Estamos seis meses en Chile y seis en Estados Unidos, no es pura laguna Los Morros. Me he abierto para que todos puedan esquiar en mi laguna, sobre todo gente de Alto Rendimiento", sentenció.

Así, con todo este staff Felipe Miranda espera seguir consiguiendo logros, aunque como él mismo lo señaló, “mi disciplina no es olímpica por lo que esto es el tope, a lo más alto que puedo optar”.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores