Iván Morales, el "gran proyecto juvenil" de sólo 17 años y al que Colo Colo ya blindó con millonario contrato

El delantero debutó este semestre en el primer equipo de los albos y marcó tres goles. Esto permitió que fuera convocado a la selección chilena Sub 20 que disputará el Sudamericano en Ecuador.

01 de Enero de 2017 | 09:00 | Por Leonardo Vallejos, Emol
SANTIAGO.- El 21 de agosto será una fecha difícil de olvidar por Iván Andrés Morales Bravo. Ese día el joven de sólo 17 años debutó oficialmente en el primer equipo de Colo Colo.

Lo hizo en el empate 2-2 de los albos contra Huachipato por la fecha 4 del Torneo de Apertura 2016-2017. Ingresó a los 62 minutos por Andrés Vílches y de ahí que su nombre comenzó a hacerse cada vez más conocido.

En total disputó seis encuentros en el campeonato local más dos en Copa Chile, anotando tres goles. Es más, marcó la última diana del Cacique en el Apertura en el 2-1 sobre Palestino.

"Claramente es el gran proyecto del fútbol joven de Colo Colo. Tiene un potencial que ojalá lo pueda explotar al máximo", considera Cristián Guzmán, técnico que lo dirigió en la Sub 17 de los de Macul..

Todo esto llevó a que la dirigencia de Blanco y Negro decidiera blindarlo. Lo aseguró con un contrato hasta el 2022 y estableciendo una cláusula de salida de 5 millones de dólares que deberá pagar el que quiera llevárselo.

"Es un espaldarazo para el buen trabajo que está haciendo. Pasó por momentos difíciles y logró sobreponerse. Su gran problema era mental, se desconcentraba fácilmente, cometía actos de indisciplina típicos de su edad y eso lo desenfocaba. En la cancha igual era bastante 'caliente', se peleaba con sus compañeros por tonteras. Gracias a Dios se ha enrielado y enfocado. Eso Guede lo ha valorado y por algo lo tiene ya considerado", valora otro de los funcionarios albos que ha trabajado en su formación.

Sus inicios y la tragedia que marcó su vida


En febrero del 2013 Morales pisó por primera vez el estadio Monumental. "Estaban todos los profes en la cancha, hasta Lizardo Garrido. Estaba muy nervioso. Me preguntaron de qué jugaba y yo dije: 'De 9'. Al final estaba reventado. Fui pasando las etapas y después empecé a entrenar con los cadetes", recordó el mismo atacante en una entrevista con el sitio web oficial del club.

Antes había estado en la escuela del Cacique en Linares y ahí un profesor le dijo que fuera a Santiago a probar suerte. Quedó entre los elegidos y rindió en la cancha con cinco goles en sus primeras incursiones.

"Pero en cuanto a comportamiento y estudio no fue muy bueno. Me mandé muchos condoros. En el colegio pasaba suspendido. Hablaba todo el rato, me echaban de la sala y al final querían echarme. Así que pregunté en Colo Colo si había un establecimiento cerca y me cambié. Pero ahí fue peor porque estaban todos los cabros del club: El Ricky (Ricardo Álvarez), el Antonio (Castillo), el José Matías (Aguilera), Felipe Zúñiga. Habíamos hartos, entonces era imposible. Pasábamos suspendidos. Pasé el primer semestre en ese colegio y en la mitad del segundo me dicen que no puedo seguir ahí. Terminé el año dando sólo las pruebas", rememoró.

Eso hasta que en 2014 la tragedia golpeó su puerta. Su padre, "mi hincha más fiel", falleció en accidente de tránsito en las cercanías de Linares. Se pensó que se devolvería a su tierra natal para estar con su familia. Pero no. Decidió seguir para honrar a su papá. "Es mi sueño y eso no me lo puede quitar la muerte de la persona que más me ha apoyado en esto", contó.

Guzmán, quien ya de chico le vio condiciones para triunfar, recuerda que "esa etapa crítica fue difícil de superar. Pero lo sobrellevó bien, conversamos harto con él y acá en el club hay un trabajo profesional con psicólogos que apoyan mucho a los jóvenes. Ha mostrado siempre hambre de salir adelante".

El salto a la "Roja" Sub 20


Su buen semestre en Colo Colo fue seguido muy de cerca por Héctor Robles, técnico de la selección chilena Sub 20 que disputará ahora en enero el Sudamericano en Ecuador.

El DT ya había señalado hace un tiempo que le falta "un 9 de área, un centrodelantero tanque. Tengo varios chicos que juegan bien por las bandas, pero aún no encuentro ese puesto". Y al parecer en Morales vio todo lo que necesitaba.

"Feliz de estar aquí. Soy el más chico y me han recibido súper bien todos", contó escuetamente el atacante.

"No tengo dudas en que será el centrodelantero de la Sub 20. El llamado responde a sus buenas actuaciones en el primer equipo, no le ha pesado la camiseta, es muy coherente con su personalidad. Es irreverente, cree en sus capacidades y cada vez que le tocó jugar lo hizo bien. Un jugador que rinde es apetecido. Por eso lo llamaron a la selección", considera Guzmán.

El otro conocedor de la realidad del atacante y del fútbol en series menores agrega que "cuando adelantas un proceso en dos años es porque no hay nadie mejor en su puesto. Confío totalmente en que será titular con Robles".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores