EMOLTV

El drama de Lota Schwager: Jugadores manejando Uber y otros que no tienen donde vivir ni comer

En la institución esperan que la ANFP oficialice su desafiliación. En el plantel hay miembros que han sufrido con dos meses impagos, mientras que la dirigencia ya avisa que no hay dinero para apelar.

06 de Enero de 2017 | 13:01 | Por Leonardo Vallejos, Emol
imagen

El plantel sólo quiere jugar, pero los problemas dirigenciales los tienen ad portas de la desafiliación.

Agencias
SANTIAGO.- "Es más fuerte que la cresta. Llevamos dos meses sin sueldo y justo antes de Navidad. Hubo varios que no tuvieron qué regalarle a sus hijos y muchos ya hemos tenido que arreglarnósla buscando otros trabajos. Yo lo hago en Uber en Chillán porque tengo tres hijos a los que alimentar. No se lo doy a nadie".

Ese es parte del relato de Daniel Briceño, volante de Lota Schwager y quien junto a todo el plantel y cuerpo técnico no recibieron peso alguno ni en noviembre ni en diciembre.

Es por esto que la ANFP desafiliaría al club que milita en la Segunda División y los sacaría del profesionalismo por no cumplir con el reglamento. En la cuenca del carbón ya están resignados, saben que es difícil, casi imposible, que se logre salvar a la institución.

"La mayoría recibimos sólo 500 mil pesos mensuales. Yo soy de Chillán y viajo todos los días a Coronel para entrenar. En estos meses me tuve que costear solito todo. No hay bolsillo que aguante. Incluso hay otro compañero, Siefred Jordán (portero), que es de Iquique, vivía solo en una pensión en Lota y lo echaron. Hubo días que no tenía que comer y estaba lejos de su familia", sigue el "Abuelo" Briceño.

Incluso los hinchas se organizaron para darles una canasta familiar a cada uno de los integrantes del plantel antes de las fiestas de fin de año.

Freddy Barahona, compañero en el mediocampo de Briceño, cuenta que él es de Santiago y vivía en una casa que arrendaba junto a dos jugadores más en una población de Coronel. "Tuvimos que dejarla. Aún debemos un mes de arriendo. Tuve que mandar a pedir plata para devolverme acá donde mi familia. Por suerte aún no tengo hijos que alimentar, pero hay varios que son el sustento de su hogar y no tenían ni para comer".

"El responsable de todo"


Tanto en el plantel como en el cuerpo técnico sólo quieren jugar. Se sienten confiados ya que terminaron invictos en los últimos cinco partidos del torneo, donde marchan en la décima posición, salvándose del descenso.

Eso en la cancha. Pero fuera de ella están los problemas. La dirigencia, encabezada por el presidente Jorge del Campo, y con Jaime Valdés como dueño, no les pagó los sueldos de noviembre y diciembre. Recibieron dos sanciones administrativas y ahora están ad portas de la tercera y definitiva. Esa que los sentencia a la desafiliación.

"Aún no nos oficializa de nada la ANFP. Pero teníamos a dos empresarios listos para salvarnos, iban a poner el dinero, pero con todo lo que salió de que nos desafiliarían se arrepintieron, les dio miedo. Nos quedamos sin nada", explica Del Campo, quien ha sido duramente criticado por los hinchas y jugadores. También por el técnico.

"Él es el único responsable de todo esto. Lo raro es que ha salido diciendo que él ya no tiene nada que ver con el club. No le contesta el teléfono a los jugadores y no sabemos con quién hablar para que nos dé una explicación", se lamenta el DT Víctor González.

Oscuro futuro


La resignación es notoria. Dirigencia, plantel y cuerpo técnico saben que lo más probable es que se oficialice su salida del profesionalismo. Tras recibir la confirmación, el club puede apelar. Pero...

"Para qué. Si no tenemos dinero, nada. Sería darle dos días más de vida al muerto. Tampoco nos presentaremos a jugar el 14 de enero contra Malleco, no tenemos donde alojar a los jugadores", se queja Del Campo.

Mientras que por el lado de los jugadores "lo único que queremos es jugar. Es nuestra pasión, pero ya lo hicimos sin recibir sueldo, no podemos más. Esperamos que el SIFUP nos dé alguna solución, ya nos ayudaron con 150 mil pesos a cada uno en diciembre, pero no nos alcanza. Tenemos que llegar a algún acuerdo, a mí por ejemplo me quedan cuatro meses más de contrato, y no puedo estar sin recibir plata", narra Briceño.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?