El drama del ex defensa de Wanderers que se retiró del fútbol a los 29 años y tras tres operaciones

Agustín Parra tomó la decisión de abandonar el fútbol tras una serie de lesiones que lo vienen aquejando desde 2013. Sin embargo, cumplió su sueño de ser profesional y jugar en el equipo de sus amores.

13 de Enero de 2019 | 09:24 | Redactado por Cristóbal Squella, Emol

Agustín Parra sufrió desgarros en 2015 y 2016.

Photosport
SANTIAGO.- Todos tenemos sueños, pero no todos podemos cumplirlos. Agustín Parra puede decir con orgullo que hizo realidad la meta que se planteó cuando tenía solo seis años. Con voz débil, el "Cucho" repasa su carrera. "Logré mi objetivo de ser jugador profesional, es un sueño cumplido", asegura. Once años después de debutar en Santiago Wanderers, anunció su retiro obligado. Su cuerpo no se cansó de enviarle señales en forma de lesión y no le quedó otra que abandonar las canchas, pero jamás el fútbol.


Nació en Viña del Mar y siempre quiso jugar en Wanderers, equipo al que perteneció toda su carrera. Llegó a probarse al "Decano" en 2004. Y en 2008, cuando tenía solo 18 años, debutó con la camiseta verde en segunda división. Al año siguiente, le tocó vivir el ascenso con el club de sus amores, lo que recuerda como algo "muy bonito" dentro de su accidentada carrera.

Sus primeros años fueron muy exitosos. Además de acceder a la primera división con su club, el ex defensor fue citado por Ivo Basay para jugar el torneo Esperanzas de Toulon de 2009 (Sub 21), donde compartió cancha con jugadores como Cristopher Toselli, Eugenio Mena y Eduardo Vargas. Los chilenos salieron campeones, venciendo al local Francia en la final.

Agustín Parra, con la camiseta número 13, junto a sus compañeros celebrando el título de Esperanzas de Toulon.

Las tres operaciones

Sin embargo, todo iba a cambiar en 2013. Había comenzado bien el año, siendo convocado por Jorge Sampaoli para la pretemporada de la selección chilena. Pero al volver, en un partido contra O'Higgins en Rancagua, sufrió su primera lesión grave como profesional. "Había estado un mes y medio encerrado en pretemporada. Llego a mi club y me pasa esto", asegura Parra.

"Noté que algo andaba mal en la pierna, tenía mucho dolor"

Agustín Parra, ex jugador de Santiago Wanderers
Corte en el ligamento cruzado de la rodilla derecha, decía el diagnóstico. Fue sometido a una operación y estuvo todo ese semestre sin jugar. Pero no se iba a rendir. No solo volvió a jugar y recuperó su nivel, sino que en 2014 fue partícipe del subcampeonato de Wanderers en el Torneo de Apertura, donde jugó 19 partidos (incluyendo la liguilla).

Empezaba el 2015 firmando un nuevo contrato que le aseguraba su permanencia en el club por cuatro años más. Pero volvería a caer. En el segundo partido del campeonato, frente a Cobreloa, sufrió una nueva lesión. Ahora lo había traicionado su pierna izquierda, con un corte del tendón de Aquiles. Nuevamente iba a necesitar una intervención quirúrgica. "Tras cada operación, trataba de sobreponerme", dice el ex defensor.

Parra estuvo siete meses más fuera de las canchas, pero esta vez la vuelta no iba a ser tan fácil. Comenzó a entrenar y no se sintió cómodo. "Noté que algo andaba mal en la pierna, tenía mucho dolor", relata. Se hizo algunos exámenes y se dieron cuenta de que había exceso de sutura en el tendón. O sea, había que volver a operar. Era la tercera vez que pasaba por el quirófano.

Agustín Parra disputando un partido contra Unión La Calera en 2014, año que obtuvieron el subcampeonato.

La debacle

Las cosas no iban a mejorar en 2016. Otra vez el comienzo de año le tenía preparada una mala noticia. Recíen corría febrero y sufrió un desgarro de 6,5 centímetros en el bíceps femoral de su pierna derecha, que lo dejó sin jugar por el resto del año.

El "Cucho" se preparaba para el regreso, pero en la pretemporada del 2017 increíblemente volvió a desgarrarse. Wanderers pasaba por un mal momento y en mayo de ese mismo año llegó Nicolás Córdova a la banca caturra. "Yo estuve en condiciones de volver a jugar desde que él llegó", declaró Parra en su momento, explicando que la razón de por qué no jugaba pasaba por el entrenador. Agustín tuvo que ver desde afuera cómo su equipo terminó descendiendo.

En 2018 volvió a jugar después de más de dos años. En segunda división, como en sus inicios. Pero la pesadilla aún no terminaba. Una rotura parcial de los ligamentos de la rodilla derecha fue el hecho gatillante en su decisión de retirarse. La situación ya era insostenible.

A sus 29 años, dejó de ser jugador profesional. Con tranquilidad, asume que fue una decisión meditada. "Hace como un año empecé a pensar en el tema del retiro", dice el ex jugador.

"Ahora parto el curso de técnico en INAF. Quiero dedicarme a ser entrenador y dirigir acá en el club", asegura. El ex defensa llegó a un acuerdo con el cuadro caturro para trabajar en las inferiores a partir de marzo. Pero sabe que el futuro es impredecible. “Eso es lo que tengo ahora, pero en el camino van saliendo otras cosa".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores