"Vimos a Bielsa disfrutar", "entré a cerrar el partido": Protagonistas de la clasificación a Sudáfrica recuerdan el duelo con Colombia

Un dirigente, dos futbolistas y un integrante del cuerpo técnico recuerdan en primera persona cómo vivieron el partido con los cafeteros. Lee y escucha lo que dijeron.

10 de Octubre de 2019 | 09:01 | Por Felipe Santibáñez, Emol
Emol
Chile tenía una oportunidad histórica. Si vencía a Colombia, regresaba a un Mundial tras doce años de ausencia. No fue fácil. La "Roja" tuvo un inicio complejo, pero en el peor momento emergió la figura de Jorge Valdivia para aquietar los nervios. La máquina de Marcelo Bielsa cumplió con su propósito. Acá cuatro protagonistas recuerdan cómo vivieron el trascendental duelo.

Harold Mayne Nichols, presidente de la ANFP por ese entonces




"Perdimos con Brasil y todo el mundo nos puso la nube negra encima. En el avión de vuelta, todos sacaban la cuenta de que los rivales iban a sumar tres puntos en el partido siguiente, que íbamos a tener que definir con Ecuador y que iba a ser complejo. Pero equivocaban el cálculo porque varios jugaban entre ellos. Yo mantuve la calma. Me entrevistan en el aeropuerto y yo digo: 'La clasificatoria está más cerca que nunca'. La Cuarta tituló: 'Harold es de otro planeta', porque todo el mundo estaba pesimista y yo mantenía el optimismo.

Mayne-Nicholls presidió la ANFP entre 2007 y 2011 (Crédito. M. Muga)

Cuando yo llego a Medellín, me doy cuenta de que había demasiados dirigentes en el hotel y yo dije: 'Si el día del partido está toda esta gente en el hotel nos van a sacar a los jugadores de la concentración'. Entonces, hicimos un partido de fútbol entre los dirigentes. Me acuerdo que Miguel Nasur se pegó una volada y se quebró una costilla. Así los pude sacar a todos del hotel y cuando volvimos el equipo ya se iba yendo al estadio. De esa manera, descomprimimos el ambiente.

Colombia nos empezó ganando el partido. Me acuerdo que yo estaba en el palco y alguien atrás dice: 'Estos son los cálculos que sacamos en el avión volviendo de Brasil'. La energía que había en el ambiente era negativa.

Al rato, los jugadores se ordenaron, entró Valdivia y terminamos ganando. Al mismo tiempo, Colombia quedó eliminada. Yo no sabía y al despedirme del presidente de la Federación le doy las gracias y le digo que el próximo partido seguramente clasifican. Él me dice: 'Me acabas de eliminar del Mundial'. Yo solo sabía los números de Chile, no estaba preocupado de hacer las matemáticas ni de lo otro.

Marcelo Bielsa estaba muy contento, más expresivo de lo habitual. De hecho, fue la única vez que entró una cámara de televisión al camarín, que era la del documental Ojos Rojos. La metimos ahí y Bielsa no dijo nada. Cuando entré al camarín, Marcelo me dio un abrazo. Me dijo: 'Lo logramos, te felicito porque es trabajo de todos'. Estaba bastante animado, pero ya cuando veníamos en el avión de vuelta estaba serio pensando en el partido con Ecuador. Me acuerdo clarísimo que dio algunas instrucciones"


Mark González, puntero izquierdo




"Yo creo que había ansiedad. Teníamos la posibilidad de clasificar y estaban las ganas. Había presión, pero en el buen sentido, por la campaña que veníamos haciendo. Todos daban por hecho de que podíamos llegar al Mundial y que podíamos sellarlo un partido antes.

No comenzamos tan bien. Jugar de visita, con un equipo como Colombia, siempre es complicado. Había dos cosas que estaban sobre la mesa. Primero, que nosotros queríamos clasificar. Segundo, que el lado colombiano no iba a dejar que nosotros festejásemos en su cancha. Eso de alguna manera nos jugó en contra, pero después nos dimos cuenta de que no era por ahí el camino y tocó la suerte de que los que entraron pudieron resolver de mejor manera el partido.

Mark González en un entrenamiento. (Crédito: El Mercurio).

Los once titulares no siempre van a ser los más importantes. Ahí se nota lo comprometido que estaba el equipo y que prácticamente ese partido lo cambiaron los que estaban en la banca.

Yo lamentablemente no pude vivir el festejo. Sufrí un planchazo de (Mario) Yepes y me cortó el ligamento del tobillo. Me tuve que ir de urgencia a la clínica y me perdí todo ese festejo. Dentro de lo malo, lo bueno fue haber recibido la noticia de que habíamos clasificado".

José Daniel Morón, preparador de arqueros




"Chile no empezó jugando bien, se notaba un tema de nerviosismo, pero en la medida que fue pasando el tiempo, los jugadores se acomodaron y empezaron a desplegar el fútbol que pedía Marcelo Bielsa. Ese equipo tenía muchas cualidades.

Hubo varios jugadores muy significativos, que hicieron grandes cosas. El 'Chupete', Valdivia. En algún momento sobresalía uno, a veces otro, pero era el equipo lo fundamental para Bielsa. Él hacía mucho hincapié en que tenía que ser un esfuerzo colectivo.

Daniel Morón en un entrenamiento con Claudio Bravo y Luis Marín. (Crédito: Martín Bernetti).

Recuerdo la expulsión de Eduardo Berizzo, ayudante de Bielsa. De repente, cuando Valdivia hace el tercer gol, lo veo saltando y abrazándose con los jugadores. Me causó mucha gracia la reacción de él, que no sabíamos dónde se había ido y de repente aparece al lado de la banca.

Fue una de las pocas oportunidades en que uno vio a Marcelo disfrutar, compartir en el camarín su alegría con el resto de los jugadores. Él no era tan participativo. Si bien era un tipo con una energía muy marcada a la hora de entregar una charla técnica o al hablar con los jugadores, era muy prudente con los festejos".

Ismael Fuentes, defensa central




"A Marcelo (Bielsa) le gustaba todo a la perfección. Llegamos a la cancha de entrenamiento y era horrible, mala, nada que ver con lo que a él le gustaba. Todos pensamos que iba a retar mucho al 'profe' (Luis María) Bonini, que en paz descanse, pero llegó y dijo: 'Muchachos es lo que hay y tenemos que ganar igual'.

Ismael Fuentes en medio de los festejos (Crédito: Christian Castro).

Ellos (Colombia) entraron con mucho ímpetu, corriendo mucho. Nos sorprendieron a nivel de juego, porque las selecciones nos respetaban y no salían a buscarnos tanto. Pero en el segundo tiempo lo pudimos revertir. Yo creo que Jorge Valdivia fue el pilar fundamental de ese partido. Fue un partido redondo para Jorge. Sabemos la personalidad que tiene. Es un jugador que le gusta el balón, que le gustan los desafíos, que le gusta la hostilidad y se vio el carácter que tiene.

Yo partí en el banco. Estaba con ganas de jugar, de hacer cosas por el bien de la selección. Primero no iba a entrar, pero cinco minutos antes de terminar la charla en el entretiempo, Marcelo Bielsa me dice: 'Entra. Vamos a cerrar el partido'. Me pidió que le diera equilibrio, que nos paráramos bien, que no tuviéramos problemas en el juego aéreo. Y dio resultado. El equipo se soltó, empezó a hacer su juego

Fue un festejo bien íntimo. Nos reímos, no nos dábamos cuenta todavía de lo que era clasificar a un Mundial, tampoco sabíamos lo que pasaba en Chile. La euforia después de tantos años. Cantábamos en el camarín 'De la mano, del Loco Bielsa…'. Marcelo aplaudía. Nos decía que esto era de todos nosotros, de nuestras familias, de todo el sacrificio que habíamos hecho. Nadie confiaba y día a día se fue fortaleciendo el grupo. Con el tiempo, sabíamos que esa conexión iba a dar frutos".

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores