La increíble historia de Patrick Mahomes, el jugador de la NFL más joven en ser MVP y ganar un Super Bowl

El quarterback campeón con los Kansas City pudo dedicarse a otro deporte y disfruta lejos de las cámaras y los flashes.

03 de Febrero de 2020 | 10:40 | Redactado por Martín Gutiérrez, Emol
Reuters
La victoria de los Kansas City Chiefs ante los San Francisco 49ers en el Super Bowl coronó a un joven jugador de 24 años que se aleja de los estereotipos de una figura del deporte.

Se trata de Patrick Mahomes, quarterback de los Chiefs que ayer rompió un récord en la NFL: Se convirtió en el primer jugador menor de 25 años en ser MVP y ganar un Superbowl.

"Nunca perdimos la fe. Eso es lo más grande, que nadie en este equipo bajó la cabeza. Creímos los unos en los otros y eso es lo que hemos estado haciendo todo el año", aseguró ayer en medio de los festejos de su equipo.

Mahomes tiene revolucionada a la NFL y la posición en la que juega. Lo apodan el "brazo de oro", porque con esa extremidad es capaz de lanzar 75 yardas, es decir, casi a cualquier parte del campo. Aunque su verdadero secreto está en la muñeca.

Un líder y figura que tiene una increíble historia, ya que perfectamente pudo desempeñarse en otra disciplina que también es furor en Estados Unidos.

Su coqueteo con el béisbol

Mahomes heredó la pasión por el deporte de su padre homónimo, quien fue un destacado pitcher de la MLB en la década de los 80. Desde pequeño practicó béisbol y varias universidades del país se fijaron en su talento como lanzador.

Todo estaba dado para que siguiera los pasos de su progenitor. Mahomes ya habría entrado al equipo de la Universidad de Texas Tech. Pero Mahomes tenía un sueño que ni el verde de los dólares que supone un primer contrato para un joven pudo apagar: Triunfar como mariscal de campo en la NFL.

El oriundo de Texas fue elegido en el draft por los Chiefs y así comenzó un ascendente camino que ayer escribió uno de sus capítulos más dorados en Miami. Una estrella que no gusta de la fama y que disfruta del anonimato que le entrega la ciudad y afición de Kansas City.

Así lo marca una particular anécdota de cuando Mahomes y su pareja, Brittany Matthews, fueron a comer a una pizzería.

Los clientes se enteraron de que ambos estaban en el lugar, pero nadie los interrumpió con pedidos de fotos y selfies. Mahomes no podía creerlo y al retirarse se despidió con el siguiente mensaje: "Gracias por dejarnos disfrutar de la cena. Por esto me gusta esta ciudad. Son increíbles".

Pero no sólo fue eso. Fue tanto el regocijo por lo vivido que Mahomes pagó las cuentas de todas las mesas sin que nadie se diera cuenta hasta varios minutos después de su retirada.

Así vive la vida este joven quarterback de los Chiefs que tomando en cuenta su corta edad, sin dudas va camino a seguir rompiendo récords en la NFL...
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores