La historia de perseverancia de Orlando Santis, el futbolista que hace 2 años no encuentra club y trabaja en la feria por la madrugada

El defensa, con pasos por Melipilla y Deportes Temuco, entrena con el equipo del Sifup a la espera de que se la abra una puerta. "Es un sacrificio que espero valga la pena", comenta sobre su esforzada rutina.

16 de Febrero de 2020 | 10:15 | Por Martín Gutiérrez, Emol
Es una calurosa mañana de febrero en el Parque Deportivo del Estadio Nacional. Corre poca brisa, la temperatura bordea los 28 grados y el reloj marca casi las 12:00 horas.

En la cancha uno del recinto ñuñoíno cerca de 25 jugadores entrenan arduamente bajo la atenta mirada de Eduardo Lobos. Es el equipo del Sifup, compuesto por jugadores que están sin contrato a la espera de una oferta que los vuelva a poner en la órbita futbolística.

La espera más larga de lo esperado

Todos van a esa práctica anhelando con ahínco que sea la última junta con ese plantel. Sobre ese pasto confluyen a cada rato la esperanza y la incertidumbre de lo que les deparará el futuro. Cada uno en su cabeza sueña con el ruido del teléfono que puede relanzar sus carreras.

Algunos llegaron hace apenas unas semanas tras haber finalizado contrato en 2019, pero hay uno que lleva dos años aguardando por una nueva chance en el fútbol profesional.

"No es fácil para uno como jugador estar en pausa durante la actividad. No todos tienen la posibilidad de tener otras carreras y la base es el fútbol. Cuando ves que se van cerrando las puertas se va complicando la cosa", relata Orlando Santis, jugador nacido en Melipilla hace 31 años y que se formó en el club de los potros metropolitanos.

Debutó profesionalmente con el equipo de su ciudad en 2007.Después de su estreno en el primer equipo, pasó por San Antonio, Temuco, Linares, Trasandino, Santa Cruz y Deportes Pintana, su última estación antes de entrar en un receso que se alargó más de la cuenta.

Sacrificio 24/7

Desde 2017 que Santis no disputa un partido profesional. Un escenario desesperante para cualquier persona que pase dicho período sin su fuente laboral. Pero a él parecen no entrarle balas, pese al peso de la mochila que hoy lleva. Aparece en los entrenamientos sin haber dormido y luego de cargar cientos de cajas de frutas y verduras.

¿Por qué? Cada madrugada se levanta para asistir a la Central de Abastecimiento en Lo Valledor para ayudar a su padre en el negocio familiar.

Santis en una formación de Deportes Melipilla.

"Mi padre es comerciante. De pequeño todos los años lo ayudábamos. Dentro de todo es un trabajo que me ayuda por los horarios. Es una central que abastece al feriante libre que se acerca de madrugada para comprar sus productos y llevarlos a la feria. Es complicado en cuanto a desgaste, desorden alimenticio y sueño, pero me permite venir a entrenar en la mañana", explica Santis.

- Casi no duermes, ¿ Cómo has sobrellevado esta situación tan atípica en un futbolista profesional?

- "Es un sacrificio que a la larga espero que valga la pena. Hay muchos compañeros que también ha tenido que buscar otras alternativas. Unos estudian, otros hacen Uber. No son las condiciones de un deportista de élite, pero hay que seguir y dar todo hasta golpear la última puerta".

- ¿Qué pasa por la cabeza de un jugador que ve que cómo pasan las horas y el cierre del mercado de pases está cada vez más cerca?

- "Va de la mano del contexto de cada uno. Es una etapa delicada, intensa y con mucha presión. Ves que las posibilidades se te están cerrando más, ves como tus compañeros agarran contratos y tú te quedas ahí. En lo personal, a mi edad me he logrado mantener. Tuve la posibilidad de estudiar mientras estuve jugando durante una década. Pero nunca deja de ser chocante: Terminas tu carrera como jugador y pasas ser uno más".

- ¿Cómo se porta el Sifup con los jugadores que están en tu misma condición?

- "Espectacular. El sindicato se ha caracterizado siempre por poner todo de su parte en cuanto a implementos y necesidades básicas, incluso mucho más que clubes profesionales que están en actividad en este momento".

- ¿Siente que son una familia en este equipo del Sifup?

- "Claro que sí, lo somos. En este tipo de escenarios el compañerismo es fundamental. Se ha armado un excelente ambiente, además el cuerpo técnico está integrado por grandes personas. Pero siempre sabemos que no hay que perder el foco de la realidad y que ojalá el día de mañana está familia ya no esté y todos puedan encontrar club".

Es la desconocida historia de perseverancia de este futbolista melipillano, que pese a lo cuesta arriba que se le ha puesto el partido, espera darlo todo para una remontada...
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores