EmolTV

El dominio de EE.UU. en peligro: Cómo las gimnastas rusas recuperaron terreno ante años de supremacía estadounidense

Por primera vez en cerca de dos décadas, las norteamericanas no clasificaron a las finales en primer lugar: ¿por fin Rusia logró acortar la brecha?. La lucha por las medallas promete ser emocionante.

26 de Julio de 2021 | 22:10 | AP / Equipo Multimedia Emol
Las palabras de Tom Forster fueron elocuentes. No porque fuesen polémicas o no sinceras, sino porque venían de parte de quien ha estado a cargo del equipo de gimnasia de Estados Unidos por largo tiempo. "Quiero felicitar al equipo de Rusia por la increíble competencia que entregaron hoy, por las transformaciones que han realizado desde 2019", dijo Forster luego de que el equipo ruso -participando bajo la bandera del Comité Olímpico de Rusia- finalizara por encima de Estados Unidos durante la jornada de clasificaciones completada el domingo.

Este hito marca la primera vez que el equipo estadounidense, liderado por Simone Biles, apareció en un marcador fuera del primer lugar, sea clasificaciones o finales, desde los Campeonatos Mundiales de 2010.

Tres de las cuatro gimnastas estadounidenses que participaron el domingo en el Centro de Gimnasia Ariake -Biles, Sunisa Lee y Grace McCallum- fueron parte del equipo que obtuvo la victoria en Stuttgart en octubre de 2019.

Las gimnastias del COR en Tokio 2020. | Reuters

En ese lugar, Estados Unidos se impuso en las clasificaciones y las finales por más de cinco puntos, un margen muy amplio para un deporte donde décimas pueden hacer la diferencia entre ganar el oro o irse a casa con las manos vacías. Las rusas entonces finalizaron en un distante segundo lugar, como cualquier otro equipo que ha intentado darle caza a Estados Unidos en la última década.

En Japón, la brecha se ha cerrado considerablemente. Quizás, completamente. Compitiendo en la subdivisión distinta a EE.UU., el equipo ruso liderado por Angelina Melnikova completó una presentación extraordinaria, de calidad artística y ejecución. Su puntaje de 171,629 fue el más alto que se ha registrado en una competencia por equipos de alto nivel, desde que el Código de Puntuación fue actualizado en 2017.

No es que Estados Unidos haya estado mal, simplemente no fueron extraordinarias. Y las rusas sí lo fueron, lo que transformará las finales del martes en algo que hace tiempo no se veía: una definición emocionante.

¿Pero cómo las rusas llegaron a este punto? Esta es una mirada a este proceso.

  • ¿Cómo ha cambiado el sistema de puntuación?

    La gimnasta Simone Biles. | EFE

    Los días de Nadia Comaneci y su 10 perfecto ya pasaron hace mucho tiempo. La Federación Internacional de Gimnasia cambió a un nuevo sistema de puntuación, luego de una controversia con decisiones de los jueces en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

    A partir de 2006, la puntuación se comenzó a dividir en dos partes. La primera es la dificultad (D), un puntaje basado en lo que una gimnasta realiza durante su rutina. Mientras más difíciles sean los elementos que la atleta logre incluir exitosamente en su participación, el total será más alto. En teoría, el puntaje D puede ser abierto. La mayoría de las rutinas de élite conllevan un puntaje D entre 5,4 y 6,0. Rutinas excepcionales, como lo que Biles realiza en el suelo o lo que Lee consigue en las barras asimétricas, son de un puntaje de 6,5 o incluso más.

    El segundo puntaje es de ejecución (E). Está basado en una escala de 1 a 10, pero la rutina ejecutada perfectamente no existe. Ni siquiera Biles ha logrado un puntaje perfecto durante su ascenso de prodigio a su consolidación como la mejor gimnasta de todos los tiempos.

    Una ejecución sobre 8,00 es buena. Cualquier puntaje sobre 8,5 -particularmente en las barras, la viga o suelo, donde las deducciones se acumulan rápidamente- es extraordinario.

    El domingo, Biles anotó un puntaje D de 6,7 en su rutina de suelo que incluye dos elementos que llevan su nombre. Los jueces la castigaron por su descuidada presentación -para sus estándares-, dándole un 7,733, totalizando así 14,133, el segundo mejor puntaje del día detrás de la italiana Vanessa Ferrari.

    En resumen: 14,0 es bueno; 14,5 es muy bueno. Cualquier puntaje sobre 15,0, implica que probablemente se consiga una medalla.

  • ¿Por qué EE.UU. ha sido dominante por tanto tiempo?

    Simone Biles. | AP

    El sistema de puntuación obliga a entrenadores y atletas a hacer sus propios cálculos de riesgo vs. recompensa. ¿Desarrollas rutinas llenas de elementos muy difíciles, bajo el riesgo de obtener un bajo puntaje de ejecución? ¿O prefieres rutinas más sencillas que potencialmente puedan ser ejecutadas de forma más limpia y sin errores?

    Por años, las estadounidenses -y Biles en particular- no han tenido que elegir. No sólo han desarrollado las rutinas más complejas de la gimnasia, sino que también las han ejecutado mejor que cualquiera.

    Eso todavía se sostiene en Tokio. La dificultad combinada de las estadounidenses durante los cuatro eventos de las clasificatorias fue 71,9, mientras la del equipo ruso fue de 69,7.

    ¿Entonces por qué Rusia terminó por sobre Estados Unidos? Por la ejecución. Mientras las de Estados Unidos tuvieron problemas, las de las rusas fueron precisas. Y eso fue lo que marcó la diferencia.

  • ¿Qué tanto ha mejorado Rusia?

    La gimnasta rusa Angelina Melnikova. | AP

    Las rusas fueron tan buenas el domingo, que la campeona reinante de Europa, Viktoria Listunova, observará las finales del all-around desde las gradas, luego que sus compañeras Melnikova y Vladislava Urazova finalizaran por encima de ella en las clasificatorias.

    Para las estadounidenses, Biles anotó el mejor puntaje como es usual y competirá en las cinco finales. Pero aún así no estuvo en su mejor día. Lee, McCallum y Chiles también perdieron la forma en algún momento de sus presentaciones.

    Aún después de esos errores, el total estadounidense de 170,562 habría sido suficiente para finalizar en el primer lugar tanto en las rondas clasificatorias como finales en los Campeonatos Mundiales de 2018 y 2019.

  • ¿Cómo cambian las cosas en las finales?

    Durante las clasificatorias, cada una de las cuatro integrantes compite en cada evento, y el peor puntaje del equipo se borra. Esto cambia en las finales, donde todos los puntajes cuentan: tres de tres. Es un formato bajo el cual las estadounidenses han brillado por más de una década. Mientras más alta sea la presión, mejor se desempeñan.

    Eso no ha ocurrido con las rusas. Las caídas de la viga en la final por equipos del Campeonato Mundial de 2019, les costaron caro. Las estadounidenses ganaron por 2,5 puntos en un evento donde cualquier zozobra cuesta valiosas décimas, y una caída es básicamente una bandera blanca de rendición.

  • ¿Qué es lo que sucederá en las finales?

    Si las estadounidenses simplemente igualan los puntajes de ejecución de las rusas, no deberían tener problemas para quedarse con el oro. La ventaja que han trabajado en la dificultad de sus rutinas durante años, significa que parten un paso adelante incluso antes de que saluden a los jueces. Sin embargo, está claro que serán las finales más interesantes en años, considerando que el tiempo que había pasado sin que Estados Unidos llegase a esta instancia con el segundo mayor puntaje en vez del primero.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores