EMOLTV

Líneas de fallas de China: Por dónde podría explotar su económica en 2017

Si bien han aumentado las estimaciones de crecimiento y no se anticipan turbulencias importantes, existe una serie de hechos que podrían provocar un riesgo sistémico.

01 de Enero de 2017 | 16:01 | Bloomberg
imagen
Reuters
BLOOMBERG.- Los políticos intentan dilucidar cómo combatir un exceso de crédito y controlar el alza de los precios en el sector inmobiliario mientras mantienen un rápido crecimiento.

También se enfrentan a una depreciación del yuan y a presiones por las salidas de capitales como consecuencia de la subida de las tasas de interés en Estados Unidos.

Asimismo, en el horizonte se cierne el riesgo de una confrontación con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en asuntos como el comercio o Taiwán.

Se trata de un acto de equilibrio muy delicado que podría tener repercusiones inesperadas.

Si bien los pronósticos elevan las estimaciones de crecimiento para el próximo año y no anticipan turbulencias importantes, éste es un resumen de los temas que han destacado y que podrían provocar una caída del crecimiento o un riesgo sistémico en el sistema financiero:

Aumento de la salida de capitales

Las salidas de capitales excederán los US$200.000 millones en el cuarto trimestre y aumentarán aún más en el primer trimestre de 2017, dijo Pauline Loong, directora gerente de la firma de investigación Asia-Analytica en Hong Kong.

Se está dando una salida de capitales por razones más fundamentales que la subida de los tipos de interés o un dólar más fuerte, señaló. Entre los motores de la fuga se incluyen una mayor expectativa de debilidad del yuan, la inquietud por un posible giro abrupto de las políticas que atrape los fondos en el país, así como la falta de oportunidades de inversión rentables por el aumento de los costes y la desaceleración del crecimiento.

Guerra comercial

El nombramiento por Trump de Peter Navarro, que ha criticado con frecuencia las prácticas comerciales de China, para el recién formado Consejo de Comercio Nacional de la Casa Blanca, aumenta el riesgo de turbulencias entre las dos principales economías del mundo.

Una editorial publicada el pasado viernes en el diario estatal China Daily lo acusaba de "alarmismo antichino" y mantenía que la elección del autor de "Death by China" es una nueva señal de las intenciones contenciosas de Trump.

Los tambores de guerra de los dos países podrían poner nerviosos a los mercados el próximo año con el riesgo añadido de que cada bando encuentre atractivo político en alentar a las bases populistas, dijo David Loevinger, que fue especialista en China en el Tesoro estadounidense.

Error de políticas

Los errores en la ejecución de las políticas suponen un riesgo importante el próximo año, dijo Geoffrey Lu, director de la oficina de inversiones del Reino Unido de UBS Wealth Management en Londres. Con el ajuste "tan enérgico" de las condiciones monetarias, Yu opina que una restricción excesiva representaría uno de los principales riesgos.

"Para contrarrestar estos riesgos, se necesita un impulso fiscal importante", puntualizó.

Una sorpresa importante para 2017 será cómo el ajuste monetario dejará al descubierto los riesgos financieros de China tras el aumento del endeudamiento en los últimos años, dijo Shen Jianguang, economista jefe de Asia de Mizuho Securities Ltd. en Hong Kong.

Caída del sector inmobiliario

El crecimiento se enfriará debido a una mayor desaceleración de las inversiones en la construcción y otros sectores relacionados con las propiedades inmobiliarias. También podría agravarse por la disminución de la inversión en infraestructuras debido a la falta de proyectos atractivos, según Wang Tao, directora de investigación económica para China de UBS Group AG en Hong Kong.

Tao anticipa una desaceleración del crecimiento del 6,7% este año al 6,4% en 2017, en consonancia con las estimaciones de economistas en un sondeo de Bloomberg.

Hipótesis de base

Aun cuando esos problemas no se materialicen, el crecimiento se dirige a la expansión anual más lenta desde 1990. Para evitar una caída más acusada, los políticos deben seguir reaccionando ágilmente ante los múltiples riesgos. No es probable que China vaya a implementar reformas osadas el próximo año antes del congreso del Partido Comunista, que se celebra dos veces cada 10 años y en el que se espera que hasta cinco de los siete miembros del comité de líderes principales sean reemplazados, dijo David Dollar, miembro sénior de la Brookings Institution en Washington y ex adjunto del Tesoro estadounidense en Beijing.

"Hay más riesgos bajistas que al alza para China y para el mundo en 2017", declaró Dollar. "Por tanto, los riesgos continuarán acumulándose, y esperemos que todo pueda aguantar con cinta adhesiva".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?