EMOLTV

"Ley del saco": Cómo trabajadores de carga de cementos, papas y harina enfrentan la nueva legislación

Quienes no cumplan con esta nueva legislación, que será fiscalizada por la Inspección del Trabajo, se exponen a multas desde los $420 mil a los $2,8 millones.

22 de Septiembre de 2017 | 07:03 | Por Fernanda Villalobos Díaz, Emol
Felipe Vargas, El Mercurio
SANTIAGO.- El domingo 17 de septiembre comenzó a regir la Ley N° 20.949, que "modifica el Código del Trabajo para reducir el peso de las cargas de manipulación manual" para hombres, mujeres y menores de edad.

Así, "a partir de ahora, si la manipulación manual de carga por parte de los trabajadores es inevitable y los sistemas mecánicos no pueden usarse, no se permitirá que los trabajadores operen cargas superiores a 25 kilos. Previo a la modificación, la carga manual autorizada era de 50 kilos para hombres mayores de 18 años", explicó el Ministerio del Trabajo y Previsión Social.

Además, estipuló que las mujeres y menores de 18 "no podrán llevar, transportar, cargar, arrastrar ni empujar manualmente sin ayuda mecánica, cargas superiores a 20 kilogramos".

Quienes no cumplan esta nueva ley, que será fiscalizada por la Inspección del Trabajo, se exponen a multas desde 9 UTM ($420.237) a 60 UTM ($2,8 millones).

El especialista senior en ergonomía de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), Rodrigo Pinto, comentó a Emol que los casos anuales de lumbago, que en su mayoría son ocasionados por manipulación de cargas pesadas, son entre ocho mil y 10 mil.

"Es bueno que en el punto legal el límite de peso se haya reducido, pero también hay que preocuparse de cómo se está haciendo esta manipulación de carga, no hay que olvidarse que el espíritu de la ley es que se mecanicen este tipo de tareas, tratar de que en su gran parte se realicen con medios mecánicos y que en el caso de que no se pueda hacer indique estos límites máximos", advierte.

A continuación, tres representantes de empresas y gremios cuentan cómo se adaptaron a la medida, cómo beneficia a los trabajadores y cómo podría afectar en la productividad.

Cómo los rubros involucrados ven la medida:
No tenemos ninguna medida de contingencia porque la ley del saco cae derechamente a la gente que trabaja en el sector papas, ellos son los únicos del mercado que estaban trabajando con sacos por sobre la norma anterior, que era de hasta 50 kilos, y ahora con la nueva ley, que son de 25, poco a poco se fueron adaptando. Durante el mes pasado, compraron nuevos sacos de formato de 25 kilos y ya la mayoría está operando con ellos.

El trabajo para los cargadores ha sido un poco más liviano, están trabajando con mayor holgura. Lo que sí, ellos reclaman los problemas que se pueden presentar con el tema de estibar los camiones, porque como son sacos más pequeños tienen que acomodarlos de una forma distinta, pero en general ha sido bien aceptada y están trabajando acorde la legislación.

La fiscalización depende de la Inspección del Trabajo. Cada uno de los que trabaja en el sector papas son empresarios privados que se dedican al comercio del tubérculo y ellos dentro de su esquema de trabajo se tienen que ajustar a la legislación y velar por el cumplimiento de esta norma.
Enrique Veloso, encargado de comunicaciones de Mercado Lo Valledor
Este cambio lo conocemos desde hace un año, por lo tanto, el período de preparación para nosotros ya terminó, y hoy ya estamos en plena operación.

Toda medida que busque mejorar estos estándares y que sea aplicada de forma transversal a la industria es bien recibida por la empresa. Si bien en el tiempo hemos logrado mecanizar la mayoría de las cargas manuales de envergadura, los sacos entregados por personas son una actividad masiva que requería una actualización.

Este año el despacho mensual promedio de sacos en la industria bordea los siete millones, con el cambio de tamaño desde 42,5 kg. a 25 kg. el despacho se acercará a los 12 millones de sacos mensuales, de los cuales, un poco menos de la mitad son descargados de forma manual.
Juan Carlos Muñoz, gerente de Seguridad y Salud Ocupacional de Cementos Melón.
Lo vemos como un beneficio para los trabajadores porque un saco de 50 kilos es complicado, y si bien 25 kilos aún no es apto para las mujeres, se hace mucho más fácil transportarlo en un carro y movilizarlo sin ningún problema.

Nos venimos preparando hace meses. Hemos hecho un trabajo en conjunto con los molineros porque son ellos los que están envasando ahora en sacos de 25 kilos. Los molinos, por lo que sé, ya se reconvirtieron por completo y nosotros hemos estado informando a nuestros trabajadores que lo que va a cambiar son los tiempos de descarga de los camiones: si se demoraban media o una hora, ahora se van a demorar el doble porque los peonetas tienen que bajar de a un saco.

Ese va a ser un tema más de logística, por ejemplo las panaderías no todas tienen una zona de descarga donde puede ingresar el camión, la mayoría se estaciona al exterior tapando el frontis y va a ser ese el problema, que si estaba media hora ahora estará una y va a generar congestión o poca visibilidad del local.
José Carreño, presidente de Indupan Santiago.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
FRASE DEL MOMENTO

DANIEL JADUE Alcalde PC

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores