Alemania evita la recesión en 2018, pero anotaría su peor crecimiento en cinco años

La ralentización de la mayor economía de Europa en el pasado verano se extendió más de lo previsto y "parece ser algo más que un problema pasajero", indicó un analista.

15 de Enero de 2019 | 08:28 | EP
BERLÍN.- El producto interno bruto (PIB) de Alemania aumentó un 1,5% en 2018, ritmo de expansión que representa una sensible desaceleración respecto del 2,2% registrado en 2017 y que supone la tasa de expansión más débil desde 2013, cuando la mayor economía europea creció un 0,5%, según informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

"La economía alemana creció así por noveno año consecutivo, aunque la expansión ha perdido impulso", señaló la oficina estadística de Alemania, subrayando que, a pesar de la desaceleración registrada, el crecimiento del PIB en 2018 superó la tasa media de expansión del 1,2% correspondiente a los últimos diez años.

A pesar de la fuerte desaceleración del crecimiento, Alemania parece haber evitado entrar en recesión en el cuarto trimestre de 2018, cuya primera estimación del dato de crecimiento del PIB será publicada el próximo 14 de febrero.

"Una estimación oficial del crecimiento del cuarto trimestre solo estará disponible en febrero, pero con un 1,5% parece como si se hubiera logrado evitar una recesión técnica", apuntó Carsten Brzeski, economista jefe de ING Alemania.

En este sentido, el experto señala que lo más importante es el hecho de que la ralentización de la economía germana en el pasado verano ha durado más de lo previsto y "parece ser algo más que un problema pasajero", señalando al enfriamiento de la actividad automotriz en la segunda mitad de 2018 como principal causa.

Según los detalles ofrecidos por Destatis, el gasto de los consumidores registró un crecimiento anual en 2018 del 1%, mientras que el gasto público aumentó un 1,1%, tasas que en ambos casos representan una sensible ralentización en comparación con la expansión de los tres años anteriores. En 2017, el gasto de los consumidores en Alemania aumentó un 1,8%, mientras el gasto público creció un 1,6%.

Por su parte, la formación bruta de capital fijo experimentó el año pasado un incremento anual del 4,8%, con un aumento de la inversión del 4,5% en maquinaria y equipamientos y del 3% en construcción.

Las exportaciones alemanas continuaron aumentando en 2018, aunque a un ritmo inferior al de años anteriores, ya que el crecimiento del último ejercicio se relajó al 2,4% desde el 4,6% de 2017, mientras las importaciones subieron un 3,4% anual, frente al 4,8% del año precedente.

"Aritméticamente, el balance entre exportaciones e importaciones tuvo un ligero impacto bajista en el crecimiento del PIB alemán", indicó Destatis, que cifró en dos décimas este efecto negativo sobre el crecimiento del PIB.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores