EmolTV

Tras "meses de debilidad", Banco Central dice que va llegando el momento de "profundizar en desafíos de mediano plazo"

El ente rector publicó la minuta de su última Reunión de Política Monetaria, en la que enfatizó en el desafío de lograr "un proceso masivo y eficiente de vacunación, sin descuidar la observación de medidas sanitarias".

11 de Febrero de 2021 | 09:54 | Por Tomás Molina J., Emol
El Mercurio
El Banco Central publicó esta mañana la minuta de lo que fue su última Reunión de Política Monetaria (RPM) realizada entre el 26 y 27 de enero de 2021 entre los consejeros del ente rector, en la que se decidió mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en su mínimo técnica de 0,5% y se reforzó la idea de que se mantendrá en ese nivel durante un tiempo prolongando, proyectando un horizonte de alrededor de dos años.

"Todos los consejeros coincidieron en que, dado el contexto macroeconómico causado por la pandemia, el mensaje de política monetaria debía seguir enfatizando que se mantendría un elevado impulso monetario por un período prolongado de tiempo, de modo de asegurar la consolidación de la recuperación económica y el cumplimiento de los objetivos del Banco", señaló el documento.

Lo anterior, agregó, "hacía prever que la TPM seguiría en su nivel mínimo durante gran parte del horizonte de política monetaria de dos años y que las medidas no convencionales continuarían en aplicación".

Por otro lado, los consejeros del Banco Central destacaron que "después de meses de debilidad por una crisis sin precedentes, donde el centro de la preocupación había sido evidentemente el corto plazo, iba llegando el momento de profundizar en los desafíos que planteaba el mediano plazo".

"Se añadió que este era un debate que se estaba dando en muchas partes y que, en la práctica, se podía entender como pasar de medidas de contención de daños, que se concentraron en gran parte en temas de estabilidad financiera, hacia políticas que apoyaran la recuperación económica, manteniendo al mismo tiempo la inflación alineada con la meta", apuntó la minuta.

En todo caso, subrayó que esto "no era una tarea inminente", pero era importante tenerlo presente, "dado que los plazos usuales con que operaba la política monetaria eran más largos y que varias de las medidas implementadas tenían un horizonte de aplicación bastante extenso".

A la vez, entre los partícipes de la RPM, hubo consenso en que la evolución de la economía, tanto a nivel global como local, "había estado, en líneas generales, acorde con los previsto en el último IPoM. La actividad había cerrado 2020 dentro de los proyectado, mientras que la inflación se había ubicado levemente por sobre lo esperado para el cierre del año".

Además, se destacó que la mayor debilidad de la actividad a inicios de 2021, producto de las restricciones de movilidad dado el avance de la pandemia, "se compensaba con mejores perspectivas para el resto del año".

Después de meses de debilidad por una crisis sin precedentes, donde el centro de la preocupación había sido evidentemente el corto plazo, iba llegando el momento de profundizar en los desafíos que planteaba el mediano plazo".

Banco Central
"En este contexto, los mercados financieros habían reflejado este mayor optimismo, impulsando las bolsas, los flujos de capitales a economías emergentes y los precios de las materias primas", añadió.

Asimismo, se concordó que "pese a todo, seguían persistiendo riesgos y desafíos en el horizonte. Uno de ello, sería la capacidad de implementar un proceso masivo y eficiente de vacunación, sin descuidar la observación de medidas sanitarias, hasta que los riesgos de contagio y sus impactos más severos estuvieran adecuadamente controlados".

"En este contexto, un desafío importante sería el mantener el impulso de la política monetaria y fiscal, así como la capacidad para resguardar la estabilidad financiera, hasta que la economía fuese capaz de alcanzar un ritmo de crecimiento autosostenido, reduciendo las brechas y fricciones que aún se observaban", apuntó.

En tanto, todos los consejeros concordaron en que el avance en el proceso de recuperación económica hacía necesario adecuar las condiciones financieras para que las empresas pudieran hacer frente a las necesidades que surgían en esta nueva etapa del ciclo económico. "En particular, hubo acuerdo en que el debilitamiento de la demanda y oferta de crédito comercial observado en los últimos meses reflejaba que la mera disponibilidad de nuevos créditos para capital de trabajo ya no sería suficiente para satisfacer las necesidades de las empresas".

Esto, añadió, "porque algunas necesitaban financiamiento para inversiones o porque otras registraban una acumulación de obligaciones que no estarían en condiciones de cumplir con los flujos de ingresos que tendrían en los meses siguientes. Todos los consejeros estuvieron de acuerdo en que el banco podía jugar un rol relevante proveyendo la liquidez necesaria para que el sistema financiero generara la condiciones para que las empresas lograran adecuar su carga financiera".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores