EMOLTV

Cómo la revocación de sanciones al petróleo venezolano podría transformarse en un dolor de cabeza para China

Las suspensión de las sanciones por parte de Estados Unidos podría privar a los compradores chinos de una de sus fuentes de crudo más baratas.

19 de Octubre de 2023 | 10:51 | Bloomberg/Editado por T. Molina, Emol
imagen
AFP
La revocación de las sanciones de Estados Unidos al petróleo venezolano podría privar a los compradores chinos de una de sus fuentes de crudo más baratas.

El crudo Merey de Venezuela se entrega actualmente a China con un descuento de hasta US$20 por barril frente al Brent. Eso es más barato que el sancionado petróleo iraní, que está disponible con un descuento de alrededor de US$13. Otras calidades comparables, como el crudo canadiense Cold Lake, se comercializan cerca de la paridad con el precio internacional.

Aunque el ajuste llevará tiempo, es probable que la flexibilización de las restricciones provoque un regreso de los clientes en India y EE.UU., que eran grandes compradores de crudo venezolano antes de que se implementaran las sanciones, dijeron los operadores. Una mayor competencia por los barriles de Venezuela debería elevar los precios, incluido el del crudo Merey, el grado más popular entre las refinerías independientes de China.

China es el mayor importador mundial de petróleo y sus compras se han disparado este año a medida que el país ha dejado atrás la pandemia. Al mismo tiempo, ha podido controlar los precios debido a que ha eludido o ignorado sanciones internacionales a productores como Venezuela, Irán y Rusia para adquirir su crudo a precios reducidos.

Las refinerías independientes, conocidas como "teteras", agrupadas principalmente en la provincia de Shandong se encuentran entre los compradores más resilientes del petróleo venezolano desde que se impusieron las sanciones en 2019. La variedad Merey es muy densa, tiene un alto contenido de azufre y se usa ampliamente para el asfalto de las carreteras.

Si sus márgenes de refinación disminuyen, las "teteras" podrían optar por reducir las tasas de operación, según los operadores.

Pero, incluso si los suministros venezolanos se vuelven demasiado costosos para las “teteras”, las grandes petroleras de China aún podrían intervenir. Por ejemplo, la nueva megarrefinería de PetroChina Co. en Jieyang fue diseñada originalmente para procesar crudo venezolano.

EE.UU. ha suspendido las sanciones a una serie de empresas venezolanas, incluida su industria petrolera, en medio de la intención de la Administración Biden de recompensar la adopción de procesos democráticos por parte del presidente Nicolás Maduro. Si bien es probable que esto amplíe la base de clientes del crudo de la nación sudamericana, también podría aumentar la oferta, lo que moderaría posibles aumentos de precios.

La producción venezolana podría aumentar hasta un 25%, según los analistas, lo que ofrecería cierto alivio a los mercados petroleros mundiales que se han ajustado después de que los grandes productores, encabezados por Arabia Saudita y Rusia, redujeran el suministro.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?