Russell Crowe y su debut como director de un largometraje: "Es lo mío"

El ganador del Oscar dirige y protagoniza "Promesa de vida", película que llegará a las salas chilenas el próximo 23 de julio. Aquí el neozelandés recuerda su experiencia como cerebro del proyecto.

15 de Julio de 2015 | 13:10 | Emol

SANTIAGO.- Russell Crowe tiene experiencia detrás de cámaras. Hace 13 años el ganador del Oscar por “Gladiador” debutó como cineasta con el documental "Texas" (2002) y poco después estrenó el corto "60 Odd Hours in Italy", con el cual volvió a sumergirse en ese género.  Descansó por un tiempo hasta 2009, cuando rodó el corto "Danielle Spencer: Wish I'd Been Here". Tras ese proyecto, se concentró en su trabajo como productor e intérprete, pero la inquietud de la dirección volvió para hacerlo debutar como realizador de un largometraje de ficción con "Promesa de vida"("The Water Diviner").


Este última creación del neozelandés se estrenará el próximo jueves 23 de julio en Chile.  Allí el actor de 51 años interpreta a Connor, un padre australiano que, tras el fin de la Primera Guerra Mundial, viaja a Estambul para buscar a sus tres hijos soldados. Viudo y sin familia decide no volver a su país hasta saber qué ocurrió con ellos, y así cumplir con la promesa que hizo a su esposa.


El primer largometraje de Crowe lo reunió con la actriz ucraniana Olga Kurylenko— quien interpreta a la propietaria del hotel en que se hospeda— y con el australiano Jai Courtney (Terminator Génesis), quien da vida a uno de los uniformados del filme. A juicio del director, fue el talento del elenco lo que más se destaca en este filme.
"Sé de puestas en escena cinematográficas. Es lo mío. Me encantan los actores, siempre he amado su sensibilidad y actitud ante el mundo. Unir un elenco como este—  con esa actitud y habilidades que me emocionan— es maravilloso", apunta al recordar el rodaje.


¿Cómo fue el proceso de casting de esta película?
"Olga  estuvo magnifica, fue una revelación. Pasó que simplemente yo sabía que ella era ña indicada para el papel. Pero superó mis expectativas. Y con este equipo de australianos, los hice pasar por una experiencia".


¿Una experiencia similar a la que tu mismo pasaste como actor?
"Fue el mismo tipo de experiencia que George Ogilvie me dio en 1989 (en la película 'The Crossing') y fue algo muy sensible. Nunca hice una verdadera audición hasta ese trabajo con George. Y lo que hizo fue presionar a 20 tipos desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Yo hice lo mismo ahora. George contribuyó más que nadie al cine australiano. Se tomó  tiempo para explicarme y mostrarme las diferencias entre la actuación de teatro y la de cine. Si no está en el encuadre no está en la película. Y eso fue lo que hice, también".


Me imagino que muchos actores australianos querían estar en este proyecto...
"Sí. Los ví a todos y elegí a 12, y luego los puse a combatir", dice riendo.

¿En qué sentido?
"Intelectualmente, emocionalmente y artísticamente. Los tipos que tenían más hambre son los que están en la película".


¿Cuál era tu idea tras eso?
"Construir la idea de una experiencia sensorial. Estos chicos tenían que seguir instrucciones específicas porque yo los estaba evaluando por su habilidad para seguir la dirección. Estuve buscando su coraje. Todo estaba diseñado para conectar con ellos de una manera profunda".

Y cuando elegistre al elenco, se fueron todos por un par de semanas a tu granja ¿Por qué?
"He hecho un par de  películas en que el elenco iba a mi granja, o hablábamos de los aspectos psicológicos. Pero este equipo era mi elenco, asi es que era diferente. Todos se involucraron. Creo que fue Jai (Courtney) el que me dijo 'hay una gran diferencia entre trabajar con alguien que te dice 'anda 50 kilómetros en bicicleta' que uno que te dice 'sígueme mientras ando 50 kilómetros en bicicleta'. Dijo que eso hace crecer la confianza, porque el tipo que le pide algo extremo, lo está haciendo él mismo antes".

Andrew Lesnie dijo que algunos directores le temen a los actores y eso puede provocar una división ¿Crees que es así?
"Cien por ciento".

Y dijo que la diferencia contigo es que tu los acoges porque eres uno de ellos...
"Pero también soy parte del elenco. Soy como Andrew (Lesnie) y como los demás muchachos. Sé cómo funciona el set. Es mi grupo, mi grupo hace películas y eso es lo que hago también. No soy bueno en otras cosas que personas de fuera consideran importantes. Me encanta el día a día en un plató. Y lo entiendo. Es mi mundo".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores