Comentario de disco | "XXXX: Bad Magic", el regreso del Motörhead que más queremos

La banda comandada por Lemmy Kilmister publica un disco urgente, no por algún final a la vista, sino por demostrar que aún se puede mantener el alto octanaje a pesar de todas las adversidades.

29 de Agosto de 2015 | 12:43 | Por Felipe Kraljevich M., Emol
Motörhead es de esas agrupaciones en las que hay poco que mencionar. Podría decirse, incluso, que la banda es un estilo en sí mismo, con el rock and roll acelerado y bullicioso como parte de su ADN, que también registra guiños al rockabilly e incluso al blues de vieja escuela. Y es que Lemmy, el eterno líder del trío, siempre lo ha mencionado en las innumerables presentaciones del conjunto a lo largo del orbe: "We're Motörhead and we play rock & roll". Una declaración de principios que se ha mantenido incólume en toda la trayectoria de los británicos.

XXXX: Bad Magic es la nueva entrega que Lemmy, Phil Campbell y Mikkey Dee ofrecen a sus leales fanáticos y, apelando a la misma honestidad que exuda la música del trío, el vigésimo segundo trabajo de la banda está hecho especialmente directo, como para corear clásicos como "Ace of spades" junto a temas nuevos como "Thunder & lightning" o "The devil", dos de los puntos altos de este registro. A diferencia de lo que pasó en Aftershock (2013), donde hubo un par de cortes acústicos que daban matiz al álbum, en este nuevo disco las cosas se presentan rápidas, concisas, como golpes directos para acabar el round. Mucho de eso tiene que ver con los problemas de salud que el líder de la banda arrastró (diabetes, operaciones al corazón) y que pusieron un manto de duda respecto de la continuidad de Motörhead. Claramente, el ánimo que rodea a XXXX: Bad Magic es el de la urgencia no por el final a la vista, sino por demostrar que aún se puede mantener el alto octanaje de las canciones a pesar de todo.

Eso explica, por ejemplo, que de las trece composiciones, sólo una sea más pausada. "Till the end" ofrece una suerte de declaración de principios, de seguir haciendo esto hasta lo último. Y esa honestidad es la que le ha valido a Motörhead ser una banda admirada por muchos, tanto personas "de la calle" como músicos. En ese sentido, hay varios elementos que destacar: El inicio del disco, con "Victory or die", o la misma "The devil", que cuenta con la participación del mismísimo Brian May en las guitarras. E incluso la versión para uno de los clásicos de Rolling Stones, "Sympathy for the Devil", que cierra el elepé.

Esta nueva entrega de Motörhead viene a demostrar que la edad no es impedimento para seguir fiel a uno mismo. Porque puede que, musicalmente, el nuevo trabajo de Lemmy, Campbell y Mikkey Dee no muestre muchos cambios, pero lo que nos gusta de Motörhead no es eso: Es la honestidad y el corazón detrás de cada nota del rickenbaker de Lemmy, de los solos de Phil Campbell o el doble bombo de Dee. Y en XXXX: Bad Magic, hay eso por montones.

Motörhead / “XXXX: Bad Magic” (UDR, 2015)

1. Victory or die, 2. Thunder & lightning, 3. Fire storm hotel, 4. Shoot out all your lights, 5. The Devil, 6. Electricity, 7. Evil eye, 8. Teach them how to bleed, 9. Till the end, 10. Tell me who to kill, 11. Choking your screams, 12. When the sky comes looking for you, 13. Sympathy for the Devil.

Músicos: Lemmy Kilmister (voz, bajo), Phil Campbell (guitarras), Mikkey Dee (batería).

Músico invitado: Brian May (solo de guitarra en “The Devil”).

Producción: Cameron Webb.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores