Ai Weiwei tuerce la mano a Lego con exitosa campaña de recolección de piezas

El artista chino, a quien Lego no quiso venderle sus famosas piezas, está juntando piezas donadas por sus seguidores usando un automóvil como contenedor. Ahora planea ubicar más vehículos en otras zonas del mundo.

27 de Octubre de 2015 | 13:36 | EFE / Emol

El artista puso un auto rojo afuera de su estudio, en el que rápidamente comenzaron a ser depositadas las piezas.

EFE / Emol
BEIJING.- "Rechazamos comprometernos o apoyar de manera activa el empleo de piezas de Lego en proyectos o contextos políticos", fue la respuesta que recibió Ai Weiwei por parte de la compañía de piezas ensamblables más famosa del orbe, luego de que el artista chino solicitara adquirir un amplio volumen de ellas para realizar su próxima obra.

La respuesta no gustó para nada al polémico artista, quien decidió reunir la enorme cantidad de piezas que necesitaba a través de un llamado abierto a sus seguidores en redes sociales, colecta que tiene como soporte un automóvil rojo a la entrada de su estudio, con una rendija abierta para depositar las piezas.

Con ellas pretende construir una obra que expondrá en Australia, y que representará a activistas que han luchado por los derechos civiles.

El vehículo ya es objeto de adoración en Beijing, hasta donde han llegado cientos de seguidores que no han dudado en responder a la necesidad de su ídolo, donando sus piezas antiguas de Lego e incluso las de sus hijos.

El vehículo, cuyo techo solar está abierto en cerca de cinco centímetros para depositar las piezas, ya es una pieza de arte en sí mismo, para algunos grupos de jóvenes que trabajan en galerías cercanas. Así, hubo uno que pasó una tarde entera pintando el automóvil por cuenta propia.

La mayor respuesta a la petición de legos de Ai no ha venido de China —donde el artista es considerado un disidente y está estrechamente vigilado por el Gobierno, como evidencian las múltiples cámaras a las puertas de su estudio—, sino del exterior, donde el artista consigue movilizar a la multitud.

Poco después de que el chino tildara a la empresa Lego de "censuradora" y "discriminadora" en redes sociales como Instagram y Twitter —bloqueadas en China—, sus admiradores por todo el mundo se volcaron poniendo en marcha la iniciativa #legosforweiwei, que llenó internet de miles de imágenes de estos juguetes, con críticas a la firma y apoyos al activista.

La "abrumadora" respuesta, en palabras de Ai, le llevó a activar una campaña de recolección que se ha convertido en todo un espectáculo de coches rojos como buzones o contenedores de Legos que pretende llevar a distintas partes del mundo, partiendo de Beijing.

La Galería Nacional de Melbourne, donde iba a exponer el proyecto, ya ha accedido a convertirse en la primera ubicación internacional a la que sus seguidores podrán acercarse a depositar los juguetes.

El jueves 29, un coche rojo estará esperando en uno de los jardines de la galería, donde permanecerá durante un mes, el mismo periodo que los otros vehículos que Ai consiga aparcar en otras ciudades, y que le permitirán culminar un proyecto que, a pesar del grupo Lego, ya es todo un éxito.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores