"Masones & Libertadores": la novela que redescubre el plan secreto de la emancipación americana

Su autor, el abogado y académico Waldo L. Parra, devela la intención de que príncipes europeos gobernaran las naciones independizadas.

07 de Mayo de 2016 | 17:07 | Por Alberto Rojas
Las guerras napoleónicas de comienzos del siglo XIX, el rol que jugó la Gran Logia Masónica de Inglaterra en el debilitamiento del poderío español en América, y las emblemáticas figuras del chileno José Miguel Carrera, el argentino Carlos María de Alvear y el español Francisco Javier Mina, son solo algunos de los elementos que forman parte de la trama de la novela "Masones & Libertadores. El amanecer de la República" (Planeta, $ 15.900), del escritor y abogado Waldo L. Parra.

"Durante junio de 2006 comencé a insinuar en un papel las primeras líneas de un incipiente capítulo, que creía que sería el primero, pero que finalmente encontró su lugar a mitad de camino de la historia que relata esta novela", recuerda Parra, quien además es Doctor en Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Director de la Escuela de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Viña del Mar, y miembro del Instituto de Investigaciones José Miguel Carrera.

"El libro quedó terminado a fines de 2009, casi tres años después de comenzar este verdadero 'emprendimiento', entre realizar la investigación histórica, elaborar la construcción de los personajes, definir los diferentes lugares en que la historia se iba a desarrollar, establecer el contenido de la historia y su desenlace, comenzar a escribir y corregir los textos definitivos", agrega.

En ese contexto, "Masones & Libertadores" se publica ahora en su edición final. Y tal como lo explica su autor, es el inicio de una trilogía.

Su novela se suma a otros títulos de ficción y no ficción que exploran el pasado de Chile, como "Logia" o "Historia secreta de Chile", que se han transformado en superventas. ¿A qué atribuye usted este interés de los lectores por el pasado del país?

Creo que estamos viviendo una época de grandes cambios en los diferentes ámbitos del quehacer de la sociedad, como consecuencia ?entre otros aspectos? del acceso de las personas a las nuevas tecnologías de la información. Se trata de cambios que hacen que las personas estén disponibles y les interese conocer rápidamente y de fuente fidedigna la verdad de las cosas. La historia, y en particular nuestra historia como país, no son indiferentes a este fenómeno. Libros como "Logia", de Francisco Ortega o "Historia secreta de Chile", de Jorge Baradit, sumados a otros como "La Patria Insospechada", de Rodrigo Lara o "Código Chile", de Carlos Basso, siguen esta tendencia. Y "Masones & Libertadores" quiere ser un aporte en igual sentido.

En su opinión, ¿qué permitió a los diferentes grupos masones de la época lograr tanta influencia en los procesos de emancipación americanos?

En aquella época la masonería se erigió como un grupo de poder, antagónico a quienes detentaban el dominio oficial, llámese monarquía e Iglesia Católica. En el caso del Imperio español, ambas instituciones estaban integradas, por lo tanto, cuando sobrevinieron las guerras de la Independencia, el enemigo era uno solo. La masonería es el reflejo del deseo de mayores grados de libertad en todo sentido: de culto, de expresión y la aspiración de mayor acceso a la justicia. La Revolución Francesa, en un principio, ejemplificó ese anhelo de libertad, pero más que todo fueron los autores de la Ilustración quienes dieron fundamento ideológico a los grandes movimientos revolucionarios de la época. La masonería sería transversal a ese proceso, pero si hay algo que redundaría en una consecuencia definitiva, sería su ingreso a los círculos del poder. De ahí en adelante, la masonería saldría triunfante y no cejaría en entreverse en los pasillos del poder hasta el día de hoy.

En la novela se plantea que San Martín no deseaba crear una república, sino establecer una monarquía constitucional con príncipes de diferentes casas europeas.

José de San Martín no vino a libertar Chile, sino a conquistarlo. Sus verdaderas razones están ligadas al Plan Maitland, elaborado y promovido por el Gobierno británico para lograr arrebatar los territorios americanos al Imperio español que, con todo, venía en una decadencia determinante. En aquella época el sistema democrático y la república no estaban consolidados en las mentes de nuestros padres fundadores; existía un profundo debate. San Martín y O´Higgins, digamos las cosas como realmente son, fomentaron, impulsaron y promovieron la llegada de príncipes de casas europeas para venir a gobernar en Sudamérica. Un príncipe inglés para Chile, un príncipe francés para Argentina, el mismo San Martín para gobernar Perú. Esa es una verdad que no se puede seguir tapando con un dedo. El gobierno británico apoyaba esta decisión. ¿Por qué no fuimos una monarquía constitucional? Por la sencilla razón de que hubo próceres, principalmente Lord Cochrane, José Miguel Carrera, Carlos María de Alvear, Manuel Belgrano y Francisco Javier Mina, entre otros, que lucharon fervientemente para que en estas tierras no se estableciera el sistema monárquico. A eso hay que sumarle la progresiva influencia de Estados Unidos, que desplegó agentes por todo el territorio español, y al decisivo ascendiente de los militares franceses que huyeron a América después de la derrota de Napoleón en la batalla de Waterloo (1815), muchos de los cuales llegaron a Argentina, Brasil y también a Chile. A todo ellos les debemos nuestra libertad como nación y tener 200 años de vida independiente, republicana y democrática.

Si pudiera intervenir en los programas escolares de Historia de Chile, ¿qué contenidos eliminaría y cuáles agregaría?

Creo que los programas escolares de Historia de Chile deben exhibir una historia con una visión más panorámica, no centrada básicamente en el conflicto local. Lo que ocurrió en otras partes del continente sí fue muy influyente respecto de lo que sucedió en Chile. Por otro lado, creo que hay que avanzar hacia una mirada más colectiva del proceso de Independencia. No fuimos libertados por una suerte de súper hombres; un solo Libertador, un único Padre de la Patria. Se trató de un proceso colectivo en donde hubo muchas mujeres y hombres que dieron su vida, su libertad y su fortuna por la causa de la Patria. Seguramente, en esa pléyade de padres fundadores, quienes más destacan son José Miguel Carrera, quien inició el proceso emancipador, y Bernardo O´Higgins, que lo culminó.

¿Y cuáles son sus próximos proyectos literarios?

Estoy convencido que existen muchas historias interesante por contar. En lo inmediato, "Masones & Libertadores" todavía debe continuar. La saga está recién comenzando. Respecto de otros proyectos, es mi interés adentrarme en los vericuetos del poder durante el siglo XX. También estoy comprometido a publicar un libro póstumo que dejó escrito mi padre. Finalmente, me interesa aproximarme a la idea de un thriller contemporáneo, algo relacionado con sexo, drogas y Rock and Roll. Los años 70´s resultan ser muy interesantes de abordar.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores