Israel prepara el último adiós al ex Presidente Shimon Peres

La Cancillería israelí tiene confirmado hasta el momento la participación de unas 40 delegaciones internacionales en el funeral que se llevará a cabo este viernes.

28 de Septiembre de 2016 | 17:10 | EFE
Reuters
JERUSALÉN.- Israel se prepara para albergar las exequias por el difunto ex Presidente Simón Peres, que comenzarán este jueves en la sede del Parlamento (Kneset), donde quedará expuesto su féretro, y concluirán el viernes en un funeral de Estado con presencia de decenas de dignatarios internacionales.

Al menos 16 jefes de Estado y cuatro jefes de Gobierno han confirmado ya su participación en la ceremonia que tendrá lugar en el Monte Herzl de Jerusalén, el mayor cementerio militar israelí y lugar de reposo de buena parte de sus dirigentes, desde Theodor Herzl, padre del sionismo y visionario del Estado judío, hasta el asesinado primer ministro Isaac Rabin.

Se espera con expectación la confirmación de la asistencia de Barack Obama, el Presidente del mayor aliado de Israel, EE.UU., un país que aportará una delegación de máximo nivel pero cuyos detalles aún no se han confirmado.

Se sabe que la integrarán al menos el secretario de Estado, John Kerry, el ex presidente Bill Clinton -principal padrino del proceso de paz de Oslo entre israelíes y palestinos- y el Gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo.

"Esta noche no me imagino un tributo mejor a su vida que renovar nuestro compromiso con la paz que él creía posible", afirmó Obama en un comunicado poco después de conocer su fallecimiento.

Peres murió pasadas las 02:00 horas locales (20:00 horas de Chile) en la madrugada del miércoles, cuando sus sistemas vitales colapsaron a raíz de un derrame cerebral que sufrió el pasado 13 de septiembre y que lo mantenía desde entonces en la unidad de cuidados intensivos en un hospital a las afueras de Tel Aviv.

Conocido como el portavoz internacional más emblemático de Israel en las últimas dos décadas, el ex Presidente será objeto de un funeral de Estado en toda regla a pesar de no estar en funciones desde 2014.

Así lo decidieron las autoridades israelíes dada su particular contribución a la historia del país durante sus siete décadas de contribución política, y el talante internacional del que disfrutaba.

En total, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel tiene confirmadas hasta el momento la participación de unas 40 delegaciones internacionales, muchas de ellas europeas, donde tenía una imagen de luchador por la paz.

"Fue un trabajador infatigable por la solución de dos estados para que Israel pudiera vivir en paz y armonía con los palestinos, un compromiso que le valió el Premio Nobel de la Paz en 1994 junto a (el entonces líder palestino) Yaser Arafat", recordó hoy desde Nueva York el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Ban señaló que ambos se entrevistaron en muchas ocasiones y destacó que "incluso en las horas más difíciles", el dirigente israelí siempre se mostró "optimista" sobre las posibilidades de la paz y la reconciliación en Oriente Medio.

Pese a su vocación negociadora, la ausencia más notable parece ser por ahora la de representantes de alto nivel del mundo árabe, tanto de países con los que Israel tiene relaciones diplomáticas plenas (Egipto y Jordania), como la de otros que sin tenerlas han hablado abiertamente con él.

Ni siquiera los palestinos se han pronunciado a nivel oficial sobre el fallecimiento, a excepción del Presidente Mahmoud Abbas, quien negoció con Peres los acuerdos de Oslo y que se ha limitado a enviar una carta personal de condolencias a la familia Peres.

Tan sólo Marruecos ha confirmado el envío de un asesor del Rey Mohamed VI, Andre Azoulay, de origen judío y amigo personal del difunto desde hace décadas.

Mientras se cierra la lista de delegaciones internacionales, la Comisión de Símbolos y Protocolo del Gobierno israelí, a cargo del funeral en colaboración con la familia de Peres, sigue adelante con los preparativos para el que será uno de los eventos más multitudinarios en la historia del país.

Los servicios de seguridad de Israel preparan el dispositivo para garantizar el desplazamiento de los mandatarios y el aterrizaje y despegue en unas pocas horas de más de 120 aviones.

Se trata de una cantidad superior a la que hubo en los funerales en 1995 por el asesinado Isaac Rabin.

Sus restos llegarán en las próximas horas al Parlamento en un vehículo militar escoltado y serán depositados en la explanada de la sede del Poder Legislativo para una ceremonia oficial a primera hora del jueves en la que altos mandatarios israelíes depositarán ofrendas florales y que luego quedará abierta al público.

Desde esta noche las banderas de todas las instituciones oficiales israelíes ondean a media asta.

El fallecido mandatario no reposará junto a su esposa Sonia, enterrada hace unos años en la aldea de Ben Shemen, donde se conocieron, sino en la parcela de los "Grandes de la nación" del Monte Herzl de Jerusalén, a la izquierda del líder nacionalista Isaac Shamir y a la derecha del primer ministro Rabin.

"Era obvio. A pesar de todo el amor que le profesaba, estaba claro que le correspondía un lugar entre los grandes", dijo hoy al Canal 10 Yona Bartal, su fiel directora de gabinete durante décadas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores