Cómo es la Guardia Revolucionaria iraní, el poderoso cuerpo militar que Trump catalogó como "terrorista"

La decisión del Mandatario estadounidense afecta a un grupo con una gran influencia no sólo en el país islámico, sino que también en Medio Oriente.

09 de Abril de 2019 | 14:42 | Redactado por Ramón Jara A., Emol/Agencias
EFE
El lunes, el Gobierno de Estados Unidos hizo un anuncio que ya se preveía: la inclusión de la Guardia Revolucionaria de Irán en la lista de organizaciones terroristas, una decisión "sin precedentes" que ya ha provocado la reacción de Irán y cuyas consecuencias son por ahora imprevisibles.

"Este paso sin precedentes (...) reconoce la realidad de que Irán no solo es un Estado patrocinador del terrorismo, sino también que la IRGC (siglas en inglés de la Guardia Revolucionaria), participa, financia y promueve el terrorismo como una herramienta estatal", declaró el Presidente de EE.UU., Donald Trump.

Desde ya, Irán respondió rápidamente. El Consejo Supremo de Seguridad Nacional designó grupo terrorista a las tropas estadounidenses desplegadas en Medio Oriente y calificó la acción "ilegal" de Washington como "una amenaza importante para la paz y seguridad regional e internacional".

Hablamos, entonces, de una medida que afecta a uno de los bastiones de la República Islámica y que desde su creación ha sumado un inmenso poder no sólo en Irán, sino que también en toda la región de Medio Oriente.

Creada para proteger la Revolución

La Guardia Revolucionaria fue creada poco después de la Revolución Islámica de 1979 como el cuerpo de élite militar e ideológico de la República Islámica de Irán y se ha convertido en uno de los principales actores a nivel militar, político y económico dentro y fuera del país centroasiático.

La organización, que mantiene importantes lazos con el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, y cuenta con fuerzas terrestres, marítimas y aéreas, tiene además una rama internacional, la Fuerza Quds, dedicada a defender y fomentar los intereses estratégicos de Irán en el exterior.

En su origen, fue formada como "protectora" de la Revolución Islámica y para ejercer de contrapeso al Ejército, debido al temor a un golpe de Estado por parte de grupos leales al derrocado sha, Reza Pahlavi.

Así, surgió como un organismo similar a la Guardia Nacional estadounidense para mantener el orden interno, si bien a raíz de la guerra con Irak (1980-1988) adquirió experiencia en combate y comenzó a expandir sus actividades y su influencia en el aparato de seguridad iraní.

Este cuerpo militar cuenta con cerca de 200.000 integrantes menos que el Ejército regular iraní, pese a lo cual su influencia se considera mucho mayor, especialmente en lo relativo a la política interna y en el papel que juega Teherán en los conflictos en la región.

Además, tiene una gran influencia sobre amplios sectores económicos del país. Se calcula que controla alrededor de una tercera parte de la economía iraní a través de diversas empresas y filiales.

Está involucrada por medio de estas compañías en los principales proyectos de construcción de infraestructuras, así como en las industrias petrolera, gasística y petroquímica, lo que la convierte en una pieza imprescindible también del entramado económico iraní.

Fuerza en el exterior

A través de la Fuerza Quds, Irán ha tenido una fuerte influencia en Medio Oriente. De hecho, ha sido acusada de apoyar a numerosos grupos armados chiítas en países como Irak, Siria, Líbano y Yemen, así como de participar de forma directa en conflictos como los de Siria, Irak y Yemen.

En este sentido, el líder de la Fuerza Quds, el general Qassem Soleimani, ha sido acusado de viajar a Siria para encabezar las operaciones de las fuerzas iraníes que respaldan al Gobierno de Bashar al-Assad en el marco de la guerra.

Teherán ha asegurado en todo momento que su presencia se limita a asesores que apoyan las operaciones del Ejército sirio y grupos aliados, en lo que describe como lucha contra los "grupos terroristas" que intentaron derrocar al Mandatario.

La presencia militar iraní en Siria preocupa especialmente a EE.UU. y a Israel, pero las autoridades iraníes defienden que es legítima, ya que fue solicitada por el propio Assad, y han insistido en que continuarán en el país mientras así lo quiera el régimen de Damasco.

Este patrón de "actuar mediante grupos político-militares que con su fuerza también intentan influir en el poder político, ha aumentado la influencia de Irán, al menos en estos países", explicó recientemente a Efe el analista Ardeshir Pashang, del Centro de Estudios Estratégicos de Oriente Medio de Teherán.

Por otro lado, la Guardia Revolucionaria está a cargo de los controvertidos programas de misiles balísticos de Irán, que EE.UU. quiere limitar. De hecho, fueron una de las razones esgrimidas por Washington, junto a la influencia regional iraní, para retirarse del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y seis grandes potencias.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores